Lo que el educador canino debe saber sobre el olfato del perro
perrotumbado

Lo que el educador canino debe saber sobre el olfato del perro

Los humanos admiramos el asombroso sentido del olfato del perro y su poderosa capacidad de oír, así como su agudizado sentido de la vista. Pero para comprender realmente cómo los perros perciben el mundo, es crucial comprender primero la experiencia sensorial canina general.

Los sentidos del perro están estrechamente relacionados con sus emociones. Y las emociones son la fuerza impulsora que hay detrás de la mayoría de los comportamientos caninos, por lo que comprender las capacidades sensoriales de un perro es fundamental para apreciar cómo es realmente la experiencia de vida del can en nuestro mundo doméstico.

Perro tumbado en la cama
Foto: Ryan Stone en Unsplash

Para entender por qué los perros hacen las cosas que hacen, primero debemos comprender cómo “ve” el mundo que le rodea utilizando sus cinco sentidos únicos: olfato, oído, vista, tacto y gusto.

El olfato en los perros

Dependiendo de la raza, el sentido del olfato de un perro puede ser de 10.000 a 100.000 veces más fuerte que el de un humano. Y no solo huelen cosas más fuertes que nosotros, las huelen de una manera completamente diferente. Cuando un humano entra en casa y huele un guiso, la percepción es mínima comparada con la de un perro, que es capaz de identificar individualmente cada ingrediente.

Cuando el perro huele, el tabique nasal olfatea el aire creando remolinos dentro de la cavidad nasal. Cuando el olor le llama la atención, retiene en ese lugar el aire durante algunos segundos,  interrumpiendo del ritmo respiratorio, produciendo de 3 a 7 inhalaciones, luego graba lo que le interesa y lo almacena en su memoria permanente. Dependiendo de la información, el perro actuará en consecuencia, lo que demuestra que el olfato tiene un efecto directo en la conducta, sobre todo la alimenticia y sexual. Además, los recuerdos olorosos son guardados de por vida, dando explicación a ciertos comportamientos que en un principio no “parecen” tener explicación.

El olfato y el adiestramiento canino

El adiestramiento incrementa el éxito en el rastro, siendo capaces de discriminar el olor de distintas regiones corporales de una misma persona o los olores de los distintos miembros que componen una familia. El perro también puede captar a distancia o incluso fuera de su visión a otro animal que esté en las inmediaciones. Incluso puede identificar su especie y sexo, además de detectar si está en celo, enfermo o incluso otros datos que todavía no llegamos a comprender.

En definitiva, la nariz del perro es un detector y una gran “base de datos” de la que el perro recupera información siempre que lo necesita.

Todo esto le da sentido al hecho de que el perro parezca fascinado, incluso obsesionado, con oler todo durante sus caminatas diarias, cuando llega algo nuevo a casa, cuando se encuentra con otro animal, etc. Porque cuando el perro huele no solo está buscando olores, sino que está recopilando todo tipo de información sobre quién o qué había allí antes.

Afortunadamente, esto ayuda mucho en el entrenamiento, ya que permite organizar divertidos juegos de olores y preparar actividades que ayuden aumentar su confianza. Los perros adoran los juegos que les permiten usar sus hocico. Y, debido a que son tan naturalmente buenos en ellos, es un refuerzo de confianza cuando tienen éxito.

Gracias al increíble olfato del perro y a su adiestramiento, el hombre ha podido beneficiarse en muchos terrenos, utilizando al perro para cazar, para la búsqueda de personas y otros
animales y para la búsqueda de explosivos y drogas. Pero eso no es todo: incluso se han utilizado perros dentro del campo de la medicina para detectar ciertos tipo de cáncer de piel y detectar
episodios de ataques epilépticos antes de que el paciente sufra los síntomas.

Y es que el sentido del olfato del perro es tan especial que todavía no ha habido nadie capaz de desarrollar una tecnología que lo iguale para poder conseguir lo mismo.

Si te interesa el adiestramiento, infórmate sobre algunos de los cursos sobre educación canina que impartimos de forma presencial.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos