Claves para comprender la demencia en gatos
demencia en gatos|estimulación para prevenir la demencia en gatos

Claves para comprender la demencia en gatos

La mayoría de los gatos corren el riesgo de padecer demencia felina a partir de los 11 años. La demencia en gatos es una de las afecciones más comunes en los gatos adultos, y puede ser difícil de tratar si no se entiende  lo que está pasando.

estimulación para prevenir la demencia en gatos

La demencia felina es causada por lesiones que aparecen en el cerebro del gato a medida que envejece. Los síntomas varían entre felinos, pero en general, incluyen:

  • Desorientación
  • Comportamiento social anormal
  • Pérdida del apetito
  • Ansiedad
  • Incapacidad para reconocer a las personas
  • Alteraciones en los patrones de sueño
  • Aumento de la vocalización
  • Pérdida del entrenamiento en la caja de arena u otras actividades aprendidas

Prevenir y combatir la demencia en gatos

1. Prevenir la demencia en gatos

El mejor método para sobrellevar la demencia es prevenirla antes de que comience, manteniendo el cerebro del gato saludable a medida que envejece. Una manera de hacerlo es implementando un programa de enriquecimiento ambiental lo antes posible.

Esto incluye introducir nuevos estímulos regularmente, pero con cuidado, en el entorno de su gato.

2. Usar entrenamiento de recompensa

Incluso si tu gato ya tiene signos de demencia, intenta enseñarle a hacer algo nuevo, aunque sea algo simple. Eso ayudará a su mente a mantenerse activa.  Por ejemplo, entrena a tu gato para que vaya a buscar comida o para saltar sobre un mueble particular.

Tu gato puede o no ser capaz de aprender el nuevo comportamiento que estás buscando, pero vale la pena intentarlo como forma de desafiar su mente.

3. Reducir el estrés

Los gatos con demencia tienen una gran ansiedad. En estos cosas es útil averiguar qué está contribuyendo al estrés del gato y encontrar maneras de eliminarlo o disminuirlo. Puede tratarse de alguna afección física dolorosa (como artritis) o de dificultad para hacer algo (como llegar a la caja de arena).

 4. Evaluar nutrición y suplementos

Es importante volver a evaluar la dieta del gato a medida que envejece. Las necesidades nutricionales de un gatito joven y las de un gato de 12 años de edad no son las mismas. Muchos gatos mayores necesitan alimentos que puedan digerir fácilmente. Además, existen suplementos para mejorar la función cerebral del gato.

5. Observar su comportamiento

Observa atentamente a tu gato anciano y avisa al veterinario de cualquier cambio en su comportamiento, incluso si parece pequeño. Es importante detectar la demencia felina lo antes posible para que puedas comenzar los pasos para mitigarla.

demencia en gatos

 6. Estimular su sentido del olfato

El olor es una parte importante en las experiencias de los gatos. A medida que crezca, sus sentidos comenzarán a perder intensidad. Introduce nuevos aromas en su entorno para estimularlo, teniendo cuidado con lo que usas. Esto le mantendrá en alerta y agudizará su sentido del olfato.

7. Llevar al gato a revisión veterinaria con frecuencia

Incluso si tu gato parece sano, debes llevarlo igualmente a ver al veterinario regularmente. En este sentido, los gatos adultos deberían someterse a un examen físico exhaustivo al menos una vez al año, tal vez incluso dos veces. Esto se debe a que hay muchos problemas físicos que pueden causar síntomas parecidos a la demencia.

 8. Mantener socializado al gato

No dejes a tu gato solo durante largos períodos de tiempo. Aumentará su ansiedad y le llevará a un comportamiento antisocial. Si tienes que estar lejos durante largos períodos, busca a alguien que se quede a su cuidado.

Puedes facilitar la vida de tu gato con demencia felina e incluso ayudar a prevenirla si comienzas temprano. Recuerda mantener estimulada la mente de tu mascota y favorecer todo lo que le haga concentrarse y pensar.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos