Causas que indican que debes llevar a tu gato al veterinario

A veces resulta obvio saber cuándo un gato necesita atención veterinaria. Sin embargo, otra veces la necesidad de ir al veterinario no es tan evidente. Conocer bien al gato es un factor fundamental, ya que algunos cambios que pueden pasar desapercibidos para otra personas pueden ser reconocidos por un dueño atento.

Aumento de los maullidos

Algunos gatos son más “habladores” que otros. Si tu gato no es normalmente muy hablador, las vocalizaciones excesivas pueden ser señal de dolor o un problema de salud. Observa su alimentación y dale la atención que requiera. En las hembras que no han sido esterilizadas esto puede ser debido a que están pasando un periodo de fertilidad.

Descartado lo anterior, conviene realizar un examen visual en busca de traumas aparentes en cuerpo y cara, como heridas o hinchazones. Incluso si no se detecta nada, es aconsejable acudir al veterinario para que realice un examen completo.

Moqueo

Si el gato tose, moquea o estornuda con frecuencia podría tener un simple resfriado, pero también algo mucho más grave. Asegúrate de que el gato ha recibido las vacunas necesarias. Sin embargo, esta protección no es infalible y el gato aún podría contraer el herpes felino o calicivirus felino, cuyos síntomas son similares a los del resfriado común.

Vigila de cerca a tu gato cuando no se sienta bien. Utiliza un paño caliente y húmedo para limpiar la mucosidad de los ojos o la nariz. Si los síntomas duran más 6-8 días o empeoran lleva a tu gato al veterinario para un examen completo.

veterinaria-y-gatoDuerme más de la cuenta

Los gatos pasan la mayor parte del día dormidos. Pero si tu gato prefiere dormir a comer, beber o jugar, esto es motivo de alarma. Dormir mucho más de lo normal es una respuesta a la enfermedad. Y aunque esta enfermedad puede ser algo temporal (como el resfriado común), el hecho de no comer y beber puede tener efectos desastrosos.

Los gatos que se pasan más de dos días sin comer son propensos a desarrollar una de las enfermedades metabólicas más comunes (y mortales) de su especie: la lipidosis hepática, también conocida como enfermedad de hígado graso.

Cuando un gato no come, su cuerpo se nutre de su suministro de grasa para obtener energía, pero su hígado no puede metabolizar toda esa grasa. Si tu gato está excesivamente cansado o se niega a comer durante más de un día, visita al veterinario.

No utiliza su caja de arena para hacer sus necesidades

Cuando un gato aprende a usar su caja de arena para hacer sus necesidades y, de repente, ya no la usa, puede ser una protesta ante la falta de limpieza de la misma. Pero si este lugar está aseado y, aún así, ves que tu gato no lo usa, es probable que tenga algún problema, como un virus, una infección bacteriana, o un parásito que le provoca dolor y que el gato asocia con la caja.

Si el gato muestra otros síntomas, como el consumo excesivo de agua o dificultad para orinar, también debes acudir al veterinario inmediatamente.

Pierde mucho pelo

Los gatos pueden llegar a perder mucho pelo de forma normal. Sin embargo, si observas que el gato pierde más pelo de lo habitual o que muestra calvas debes visitar al veterinario.

La pérdida de pelo en parches circulares que revelan la piel escamosa podría ser un síntoma de la tiña, una infección fúngica de la piel que puede ser transmitida a los seres humanos, pero es fácil de tratar con una crema antimicótica.

Si tu gato ha sido expuesto a las pulgas, la pérdida de la piel podría ser una reacción alérgica. Después de aplicar la medicación preventiva de pulgas, el gato debería dejar de rascarse y el pelo volverá crecer. A veces, la pérdida de pelo indica un problema interno, como enfermedad de tiroides o la enfermedad de Cushing.

Si te gustan los animales y deseas dedicarte a sus cuidados, anímate y pincha en el enlace si quieres saber cómo ser auxiliar de veterinaria.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…