Consejos para mejorar la higiene buco-dental del perro
higiene-bucal-del-perro|cepillos-de-dientes-para-perros|limpieza-bucal-del-perro-con-aparato-de-ultrasonidos|cepillado-de-dientes-del-perro

Consejos para mejorar la higiene buco-dental del perro

La higiene bucal del perro es esencial para su salud y bienestar. Por esta razón, los propietarios tienen que aprender a cepillar los dientes del perro y usar juguetes y huesos para prevenir la acumulación de sarro. Para aquellos que no deseen aprender, es importante llevarlo al veterinario para realizar esta limpieza con cierta frecuencia.

El cepillado de los dientes es uno de los cuidados básicos de los perros. Estos cuidados básicos, entre los que también se incluye el baño del perro y el cepillado de su pelo, son esenciales para asegurar el bienestar del animal.

¿Por qué es importante cepillar los dientes del perro?

El cuidado de la higiene bucal del perro es muy importante, ya que más del 70% de los perros desarrollan alguna enfermedad dental y/o bucal a partir de los 3 años de edad.

Una posible señal de ello es el mal aliento. Todos los perros tienden a tener cierto olor peculiar en la boca. Sin embargo, si el perro tuviese un mal aliento excesivo, es importante llevarlo al veterinario para asegurarse de que no existe ningún problema mayor.

¿También hay que cepillar los dientes a los cachorros?

cepillos-de-dientes-para-perrosEl proceso de higiene buco-dental del perro debe comenzar cuando aún es un cachorro. Aunque no sea necesario cepillar mucho sus dientes en esta etapa, es importante que se acostumbre a esta práctica, ya que es mucho más fácil preparar a un cachorro que a un perro adulto.

¿Qué hay que usar para cepillar los dientes del perro?

  • Cepillo de dientes suave o dedal para cepillar los dientes
  • Pasta de dientes especial para perros. Es muy importante no utilizar pasta de dientes para humanos, ya que puede ser perjudicial para su salud.

Consejos para el cepillado de los dientes

  1. Es importante que el perro perciba que cepillarse los dientes es un momento positivo y agradable. Así que debe premiarse siempre con afecto y alguna golosina durante el proceso, siempre que se esté comportando bien.
  2. Hay que tener paciencia y entender que, si bien el cepillado de los dientes es algo normal para nosotros, para el perro es algo totalmente nuevo. Hay que ir despacio y respetar sus límites, no forzarle y estimularle para que coopere.
  3. El sabor de la pasta de dientes es también una nueva experiencia para el perro. Un consejo sencillo es empezar aplicando la pasta en el dedo y ofrecérsela. Inmediatamente después, es recomendable acariciarle o incluso darle algún premio, porque así asocia ese momento con algo positivo y alegre. Hay que repetir este proceso varias veces, hasta que entienda que cuando la pasta aparece, conseguirá algo que le gusta. Puede usarse una pasta con sabor, que son mejor aceptadas por algunos perros.
  4. cepillado-de-dientes-del-perroUna vez que se haya acostumbrado a la pasta de dientes, se puede masajear la pasta en los dientes y las encías con el dedo. Pero como hemos dicho, con cada paso hay que tener paciencia e ir poco a poco. Y si se va portando bien, premiar con algún snack o afecto.
  5. Y tras esto, ya sería el momento de emplear un cepillo. Llevar a cabo el mismo procedimiento, con paciencia, cepillando un poco los dientes y las encías, y premiándole. Si rechaza el cepillo, se puede probar con uno de dedo.
  6. Es posible que se deje cepillar todos los dientes. Pero se puede comenzar con algunos y aumentar gradualmente el número de dientes cepillados.
  7. Hay que prestar especial atención en el lugar donde se encuentra la encía con el diente y también por la parte posterior, ya que es donde suelen aparecer los problemas en la boca.

Otros productos para cuidar la salud bucal del perro

Además de cepillar sus dientes, hay otras rutinas que se pueden incorporar en el día a día del perro para mantener su salud bucal. Algunos juguetes o huesos están especialmente diseñados para limpiar los dientes del perro y ayudan a eliminar la placa y controlar el sarro de su boca.

También, algunas empresas producen golosinas que reducen el mal aliento del perro.

¿Cuándo llevarlo al veterinario?

A pesar de que se realice esta tarea en casa, los dientes de un perro deben ser revisados por un profesional cada seis meses o una vez al año. Un mantenimiento dental adecuado puede hacer ahorrar mucho dinero a la larga.

limpieza-bucal-del-perro-con-aparato-de-ultrasonidosAsí que si se aprecia alguno de los siguientes signos, hay que llevar al perro inmediatamente al veterinario:

  • Mal aliento excesivo
  • Cambio de hábitos al comer o masticar
  • Dientes desalineados, rotos o pérdida de los mismos
  • Dientes descoloridos
  • Salivación excesiva
  • Encías enrojecidas, inflamadas, doloridas o sangrantes
  • Incrustaciones de sarro amarillento a lo largo del borde de la encía
  • Bultos o pólipos dentro de la boca

¿Cómo se realiza una limpieza buco-dental?

El aparato de limpieza de boca es casi igual que el que se utiliza para las personas.  Es una aparato de limpieza oral por ultrasonidos, de esta forma se realiza una buena extracción de la placa dental. La limpieza se suele realizar con una sedación. Tras la limpieza es importante realizar un pulido para que el esmalte del diente no sufra alteraciones.

Dieta para la salud bucodental del perro

Algunos veterinarios sostienen que para una buena salud bucodental del perro, es bueno seguir una dieta de tipo BARF, basada en carne cruda, huesos molidos y fibra vegetal. La adición de huesos jóvenes y suaves le permite al perro usar sus dientes de la manera en que fueron diseñados para ser utilizados, y ayuda a mantenerlos limpios y saludables. Esta dieta, por sí sola, puede prevenir enfermedades dentales.

Los huesos deben ser introducidos bajo su supervisión. Deben ser huesos carnosos de individuos jóvenes para evitar la asfixia o la rotura de los molares posteriores más grandes. Deja algo de carne en el hueso. Es aconsejable hervir agua y sumergir el hueso carnoso durante cinco a diez segundos a fin de destruir algunos microorganismos sin cambiar la matriz proteica del hueso.

Otra corriente de profesionales es más partidaria de administrar piensos específicos para el control de la salud dental del perro, suplementado con materiales para roer o masticar, como el asta de ciervo.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos

Añadir comentario