Cómo reconocer enfermedades cardíacas en perros y gatos

La enfermedad cardíaca en los perros es casi tan común como en los humanos y pueden ser difíciles de diagnosticar. En cualquier caso, es importante para los dueños de perros saber reconocer los síntomas para poder ir al veterinario y que este pueda hacer un diagnóstico temprano. Con un diagnóstico temprano se podrá poner un tratamiento que mejore la calidad de vida del perro durante más tiempo.

Hay dos tipos principales de enfermedades del corazón en perros: las que afectan a la válvula cardíaca y la que afectan al músculo cardíaco. En ambos casos, una buena nutrición, el ejercicio y, si es necesario, la medicación, ayudan a los perros a vivir más tiempo y mejor.

A continuación, veremos las claves para reconocer enfermedades del corazón en perros, qué perros son más propensos a desarrollar estas enfermedades  y qué hacer cuando se detecten.

Reconocer enfermedades del corazón en perros

Cómo reconocer enfermedades cardíacas en perros y gatos 1
Foto: hannah grace en Unsplash

Reconocer los síntomas de las enfermedades del corazón en perros es clave para poder acudir al veterinario y que este examine al animal o dé pautas sobre qué observar en los siguientes días. Los síntomas de enfermedad cardíaca en perros dependen del tipo de enfermedad y la gravedad.

Es importante tener en cuenta que al principio puede no haber síntomas en absoluto. De hecho, dado que la enfermedad cardíaca temprana es asintomática, es mejor llevar al perro al veterinario todos los años.

Como ocurre en las personas, los síntomas de enfermedades cardíacas congénitas en perros suelen aparecen en animales jóvenes. Por su parte, las enfermedades cardíacas adquiridas suelen aparecer en perros más mayores.

Uno de los primeros síntomas de enfermedad cardíaca en los perros es el letargo y la reducción de la actividad del perro. Esto es especialmente notable en perros que son normalmente activos. Cuando la enfermedad cardíaca progresa la mayoría de los perros comienzan a toser. Además, suele aumentar la frecuencia cardíaca o el esfuerzo respiratorio en reposo.

Otros síntomas que pueden indicar un enfermedad cardíaca en perros son los desmayos o colapsos, reducción del apetito, aumento o reducción del peso considerable e hinchazón en el abdomen.

Es importante tener en cuenta que algunas razas de perros están predispuestas a sufrir enfermedades del corazón. Por ello es muy recomendable que sus dueños les lleven con frecuencia a hacer revisiones veterinarias y que, ante cualquier signo de alarma, acudan a la consulta.

Razas de de perros más propensas a desarrollar enfermedades del corazón

Los perros de razas grandes tienen más probabilidades de sufrir una enfermedad del corazón denominada miocardiopatía dilatada. Este tipo de enfermedad cardíaca implica agrandamiento del músculo, lo que disminuye su capacidad de bombear sangre. Perros de las razas Gran Danés, Doberman y Boxer es probable que sufran esta enfermedad.

Los soplos cardíacos son muy frecuentes en los perros de la raza Cavalier King Charles Spaniel. Otros perros pequeños, como los de las razas Caniche, Schnauzers o Pomenaria, son muy propensos a desarrollar enfermedades valvulares, como la denominada enfermedad valvular degenerativa canina.

Por otra parte, hay otras razas de perros menos propensos a desarrollar enfermedades del corazón, como algunos perros Terrier, como los de las razas Scottish terrier, West Highland terrier o Cairn terrier, entre otras.

¿Cómo ayudar a un perro que sufren una enfermedad del corazón?

El diagnóstico temprano es la mejor forma de controlar las enfermedades del corazón en perros. Si la enfermedad cardíaca se detecta a tiempo y se trata adecuadamente, incluyendo medicamentos y buenos hábitos de dieta y actividad física, muchos perros todavía pueden vivir un tiempo con buena calidad de vida. No obstante, eso depende también del tipo de enfermedad cardíaca. En cualquier caso, una actuación a tiempo puede retrasar la aparición de la insuficiencia cardíaca.

La comida  juega un papel importante en  salud y bienestar general del perro. Cuando a un perro se le diagnostica una afección cardíaca, es aún más importante alimentarlo con la comida adecuada.

¿Qué hacer para prevenir las enfermedades del corazón en perros?

Aunque la dieta y el ejercicio son importantes para prevenir otras enfermedades importantes en perros, como la obesidad, la diabetes y la artritis, no se ha encontrado que esto también ayude a prevenir la enfermedad cardíaca adquirida en los perros.

De hecho, la mayoría de las enfermedades cardíacas en los perros no se pueden prevenir, excepto la dirofilariasis o enfermedad del parásito del corazón, que se puede prevenir con antiparasitarios y también con vacunas.

Reconocer enfermedades del corazón en gatos

Foto de un gato en primer plano
Foto: Borna Bevanda en Unsplash

La enfermedad cardíaca en los gatos suele ser difícil de detectar en sus inicios. Pero ¿por qué la cardiopatía felina es tan difícil de detectar en sus primeras etapas? En parte, esto tiene que ver con el estilo de vida relativamente sedentario de los gatos. Esto hace que sea difícil observar una disminución de la resistencia o la tolerancia al ejercicio.

La miocardiopatía hipertrófica (enfermedad del músculo cardíaco) es una afección cardíaca que causa un engrosamiento y / o estiramiento de las paredes del corazón.  Esta enfermedad se diagnostica una vez que un veterinario descarta causas secundarias de engrosamiento, que incluyen hipertiroidismo, hipertensión sistémica y estenosis aórtica.

Aunque existen muchos tipos de problemas cardíacos potenciales en los gatos, la miocardiopatía hipertrófica es, con mucho, la afección cardíaca más común que afecta a la población felina.

¿Qué causa la enfermedad cardíaca en los gatos?

La enfermedad cardíaca en los gatos afecta a 1 de cada 10 gatos en todo el mundo. La enfermedad cardíaca es una afección en la que está presente una anormalidad del corazón. La enfermedad cardíaca en los gatos es un precursor médico de la insuficiencia cardíaca congestiva en los gatos, porque la enfermedad cardíaca puede provocar insuficiencia cardíaca congestiva en los gatos si no se trata.

La enfermedad cardíaca en los gatos puede ser congénita o adquirida:

  • La enfermedad cardíaca congénita en los gatos está presente al nacer y puede heredarse de los padres.
  • La enfermedad cardíaca adquirida o de inicio en adultos en gatos a menudo ocurre en animales de mediana edad a mayores debido al desgaste de las estructuras del corazón, pero también puede ser el resultado de una lesión o infección

Aunque la miocardiopatía es la forma más común de problemas cardíacos adquiridos en adultos en los gatos, los dos tipos más comunes de cardiopatía congénita en los gatos son:

  • Malformaciones de una válvula.
  • Defectos en la pared que divide las mitades derecha e izquierda del corazón.

Ambos tipos de cardiopatía congénita hacen que la sangre fluya de manera anormal a través del defecto. La alteración en el flujo sanguíneo provoca vibraciones anormales o un soplo cardíaco en los gatos.

También hay varias etapas de enfermedad cardíaca e insuficiencia cardíaca congestiva en gatos que los veterinarios usan para determinar la gravedad:

  • Asintomático: se detecta enfermedad cardíaca en los gatos, pero faltan signos externos. Además, también puede estar presente un soplo cardíaco en gatos o arritmia.
  • Insuficiencia cardíaca leve a moderada: se observan signos clínicos significativos de insuficiencia cardíaca congestiva tanto en reposo como durante la actividad.
  • Insuficiencia cardíaca avanzada: son evidentes los signos clínicos críticos, que incluyen dificultad respiratoria, ascitis (líquido en la cavidad corporal) e intolerancia profunda al ejercicio. El pronóstico empeorará con cada etapa que pasa y aumentará la necesidad de un tratamiento agresivo.

Síntomas de enfermedades del corazón en los gatos

Hay varios posibles síntomas de problemas cardíacos en los gatos que los dueños de gatos pueden estar atentos, que incluyen:

  • Letargo, debilidad y/o inactividad
  • Dificultad para hacer ejercicio o para cesar de hacerlo
  • Falta de aliento o dificultad para respirar, posiblemente acompañada de acumulación de líquido en los pulmones y el pecho
  • Parálisis repentina de los cuartos traseros
  • Respiración rápida durante la latencia (sin jadeo)
  • Desmayo, colapso
  • Tos crónica
  • Frecuencia cardíaca elevada

Los síntomas anteriores pueden indicar una de las muchas condiciones posibles, incluida la enfermedad cardíaca felina y, potencialmente, alguna otra condición de salud no relacionada con el sistema cardiovascular. Si se nota alguno de los síntomas anteriores, se recomienda acudir al veterinario de inmediato.

Actuación ante enfermedades cardíacas

Cuanto antes se detecte la enfermedad cardíaca felina, mejor será el resultado del tratamiento. Entonces, ¿cómo es posible detectar  la enfermedad cardíaca en el gato? A continuación vemos algunas sugerencias:

  • Presta mucha atención a tu gato para que puedas detectar cualquier cambio, por sutil que sea.
  • Hay que estar especialmente alerta si el gato es un gato persa, Ragdoll o Maine Coon, ya que estas razas están predispuestas a enfermedades del corazón.
  • Haz una visita anual al  veterinario.
  • Alimenta al gato correctamente.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…