Breves consejos de supervivencia para convertirte en un buen ATV

En este artículo, te vamos a presentar unos breves consejos de supervivencia para llegar a ser un buen Ayudante Técnico Veterinario:

1. Tener apoyos a tu alrededor

Esta es una de las claves del éxito. Que tus amigos y familiares están al tanto de tu nuevo compromiso con la escuela y tus estudios, y que respeten tu necesidad de cumplir sus compromisos con el curso.

2. Conciénciate para estudiar

Aunque mucha formación consiste en las prácticas que desarrolles en centros veterinarios, todo lo que se aprende en la escuela es de aplicación en la práctica. Necesitarás algunas horas a la semana para estudiar, y llevar el temario al día.

Trata de encontrar una metodología de estudio que te funcione bien a ti. Ya sea por apuntes o anotaciones, grabar en audio, subrayado sobre los libros de la escuela… Aquello con lo que más cómodo o cómoda te sientas, es lo que mejor te funcionará.

Lee todo lo que caiga en tus manos. Te podemos recomendar algunos buenos libros sobre asistencia veterinaria.

Practicas de Auxiliar de Veterinaria3. Sé flexible

Durante tu formación como ayudante técnico veterinario, a menudo se te pide ampliar tu jornada escolar, o asistir a clase o a prácticas un día diferente del inicialmente previsto.

También a veces la escuela organiza conferencias o congresos fuera del centro. Comprométete con tu formación y sé flexible. La escuela trabaja duro para conseguir la mejor formación para ti.

4. Da a tus profesores cierto margen

Tus profesores trabajan duro para formarte y hacer de ti un excelente ATV. Cuando los profesores son duros y exigentes contigo, es porque saben todo lo que puedes dar y quieren motivar tu esfuerzo.

Nunca quieren ir contra ti; más bien todo lo contrario, están ahí para compartir su conocimiento contigo y motivarte y llevarte aún más lejos de lo que crees que puedes llegar.

5. Buenas calificaciones, buen trabajo

Quienes estudian duro obtienen buenas calificaciones, y quienes obtienen buenas calificaciones tienden a hacer bien su trabajo en situaciones clínicas.

Todo está relacionado, así que si te esfuerzas, antes de que te des cuenta, vas a saber identificar parásitos, hacer un frotis de sangre, recuentos diferenciales… ¡Así que no te duermas en clase ni en las prácticas!

6. Recuerda que debes divertirte

La academia de Ayudante de Veterinaria no puede parecerte un lastre. No es fácil ni te lo regalan, requiere dedicar horas y estudiar. Pero es una experiencia increíble y que terminarás antes de que te des cuenta.

Si desde siempre te han gustado y te han apasionado los animales, estudiar para formarte como Auxiliar Técnico Veterinario será la mejor elección que hayas podido tomar.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…