Cómo bañar al perro en casa, paso a paso
Bañar al perro en casa paso a paso|Secar al perro con una toalla después del baño

Cómo bañar al perro en casa, paso a paso

La idea de bañar al perro en casa dista mucho de ofrecer una imagen agradable en algunos casos. Pero lo cierto es que a los perros hay que bañarlos. Existe la opción de acudir a un peluquero canino profesional, que es más cómoda y también más higiénica, ya que no solamente se ocupa del baño, sino también de otras tareas de higiene importantes para el animal. Pero en ocasiones, por capacidad económica u otros motivos, es necesario ocuparse del baño del perro en casa.

Ahora bien, la complicación o el estrés que puede generar el baño no debe ser una excusa para no bañar al perro con la frecuencia que este requiere para mantenerse limpio y sano. En este artículo vamos a explicarte cómo bañar al perro en casa paso a paso para que la tarea sea lo más llevadera posible.

Bañar al perro en casa paso a paso

Bañar al perro en casa

  1. Cepilla al perro antes de bañarlo, para eliminar la mayor cantidad de polvo y suciedad. Esto es especialmente importante en perros de pelo largo, para evitar enredos. Con el pelo mojado es muy complicado eliminar los enredos, por no decir imposible, en algunos casos.
  2. Reúne todos los elementos que necesites de antemano para no tener que dejar al perro solo y para que el baño sea más rápido. Esto también te ayudará a estar más tranquilo y no transmitir estrés al perro. Recuerda utilizar cosméticos formulados especialmente para perros, y evitar los formulados para humanos. Entre estos elementos nos deben faltar toallas y alfombras.
  3. Vístete con ropa adecuada.
  4. Puedes usar bañera, un cubo grande, un fregadero… dependiendo del tamaño del perro. Los perros grandes necesitarán una bañera, que puedes llenar con un poco de agua. Los perros más pequeños pueden bañarse en fregaderos o cubetas. Puedes bañar a tu perro tanto en interior como en exterior si hace buen tiempo.
  5. Cuando bañes al perro, asegúrate que el lugar está libre de corrientes de aire. Usa agua templada para que sea más agradable y se asuste menos.
  6. No llenes demasiado la bañera para bañar al perro, para que no corra riesgo de ahogarse.
  7. Quita todo aquello que pueda romperse o provocar un accidente, como cortinas o accesorios de baño de humanos.
  8. Sujeta al perro mientras lo bañas, incluso cuando lo bañes en exterior. Para ello puedes solicitar ayuda de alguien, sujetarlo o usar arneses especiales diseñados para esto, igual que se hace en la peluquería canina.
  9. Coloca algodón en las orejas del perro para evitar que le entre agua en los oídos. También puedes protegerle los ojos con algún aceite especial o lágrimas artificiales.
  10. Utiliza algún elemento para coger agua y esparcirla sobre el perro con suavidad, para que no se asuste.
  11. Primero hay que mojar el pelaje. Luego, aplicar el champú, enjabonando al perro con las manos. Después, hay que dejar actuar el producto (según indicaciones del fabricante) y aclarar.
  12. Deja que el perro se sacuda el agua a placer. Esto hará que se sienta a gusto y facilitará el secado. No olvides quitarle los algodones de los oídos si no los ha expulsado al sacudirse.
  13. Seca al perro con una toalla. Es un buen momento para felicitar al perro, hacerle unos arrumacos y jugar un poco con él.

Recuerda que cuánto más divertida consigas que sea la sesión de baño, más fácil será que el perro se deje bañar y más fácil y limpio será hacerlo. Y si esto te resulta demasiado complicado o engorroso, acude al peluquero canino.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario