Nutrición y otros consejos para la ansiedad en perros
ansiedad-en-perros|ansiedad-por-separacion-en-perros

Nutrición y otros consejos para la ansiedad en perros

La ansiedad en perros es un problema muy común que es importante tratar. Los perros pueden manifestar la ansiedad de diversas formas, desde esconderse en un armario durante una tormenta hasta destrozar las alfombras o cualquier objeto cuando está solo.

La ansiedad en perros puede afectar la calidad de vida de los perros y dar lugar a diversos comportamientos problemáticos. Afortunadamente, hay muchas maneras de aliviar la ansiedad del perro y ayudarlo a sentirse más tranquilo.

Los perros experimentan casi los mismos sentimientos que los humanos. Pueden sentirse felices, satisfechos y tranquilos, pero también pueden sentirse temerosos, inseguros y preocupados. El problema es que a menudo es difícil entender por qué un perro está ansioso, porque no podemos sentarnos y conversar con él. Lo que podemos hacer es tomar medidas para aliviar esa ansiedad, de modo que se sienta más tranquilo acerca de lo que le molesta.

ansiedad en perros

El papel de la nutrición en la ansiedad de perros

El cerebro tiene una gran necesidad de energía y nutrientes. Las vitaminas del grupo B ayudan en situaciones de alto estrés, tanto a las personas como a los perros. Por su parte, la vitamina D también está involucrada en el desarrollo saludable del cerebro y para combatir la ansiedad. El cerebro del perro tiene receptores para la vitamina D.

Una investigación reciente ha descubierto un vínculo entre la vitamina D3 y el estado de ánimo. La vitamina D activa receptores en neuronas en regiones del cerebro implicadas en la regulación del comportamiento. Es importante destacar que la vitamina D aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor que afecta la capacidad del perro para manejar el estrés y sentirse satisfecho. La serotonina se cree que juega un papel importante en la ansiedad.

Cabe destacar que los estudios han demostrado que el 75% de perros alimentados con alimentos comerciales tienen deficiencia en vitamina D3. Aumentar la ingesta de esta vitamina en la dieta del perro, así como de vitaminas del grupo B, puede ayudar a resolver el problema de la ansiedad en perros.

Melatonina y endorfinas

Diversos expertos aseguran que la melatonina es efectiva para calmar a los perros con ansiedad. La melatonina funciona con endorfinas, sustancias químicas especiales que reducen el estrés  que son producidas por el sistema inmune. La melatonina aumenta los efectos de las endorfinas, mejora la capacidad del perro para resistir el estrés y promueve una mayor sensación de bienestar general.

Existen suplementos de melatonina en el mercado que se pueden administrar a perros para ayudar a solucionar la ansiedad. Es importante consultar con el veterinario antes de administrar este suplemento a cualquier animal.

Tiempo de calidad y atención

No podemos olvidar que es importante comprender que los perros necesitan tiempo de calidad con sus propietarios, su familia, para mantenerse emocionalmente equilibrados y seguros. De ahí la importancia de estar con el perro, sacarle a pasear, jugar con él y brindarle atención y cariño.

Ansiedad por separación en perros

Consejos para lidiar con la ansiedad por separación

Cuando un perro se queda solo durante largos períodos, puede asustarse, aburrirse, sentirse solo o estar ansioso. Tal y como enseñamos en nuestros cursos de educación y adiestramiento canino, un comportamiento destructivo en estos casos suele deberse a que está inquieto y necesita dar  salida a su energía nerviosa.

En estos casos, puede ser de ayuda alguna de las siguientes ideas:

  • tener otro perro para que, juntos, se hagan compañía
  • dejarle al perro huesos sanos para masticar y/o juguetes apropiados mantenerlo ocupado
  • dejarle puesta música tranquilizadora
  • asegurarse de que hace ejercicio suficiente cuando no está solo

Para evitar o reducir la ansiedad por separación, es importante ayudar al perro a acostumbrarse. Es bueno comenzar siguiendo los movimientos de irse, pero sin irse. Cuando finalmente se deje al perro solo no hay que mirar atrás ni prestar atención al perro. Además, al principio conviene dejarlo solo solamente periodos cortos de tiempo, para ir aumentando gradualmente la ausencia.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario