Razones para estudiar Auxiliar de Clínica Veterinaria

Si te gustan los animales y estás pensando en dedicarte profesionalmente a ello, estudiar para convertirte en auxiliar de clínica veterinaria te puede abrir las puertas a un mercado laboral lleno de oportunidades. En este artículo te vamos a hablar de las razones más interesantes que pueden motivarte a cursar Auxiliar de Clínica Veterinaria y todas las opciones disponibles.

Qué hace el Auxiliar de clínica veterinaria

Alumnas de prácticas en una clínica veterinaria

El Auxiliar de Clínica Veterinaria es un profesional fundamental en la clínica veterinaria para desarrollar ciertas habilidades de asistencia al veterinario. Sus principales funciones se basan en la atención y cuidado de animales enfermos o heridos, siempre bajo la supervisión y orientación del veterinario.

También se encarga de atender a los animales hospitalizados, se ocupa de los preparativos para las intervenciones y es responsable de mantener en buen estado todos los materiales empleados en el  tratamiento y cuidado de los animales. Por otra parte, ayudan  en las intervenciones quirúrgicas y en la realización de pruebas diagnósticas, como radiografías y analíticas.

Competencia y demanda veterinaria

Pero la situación actual de la clínica veterinaria en nuestro país (unos 4.700 centros especializados, en los que trabajan unos 9.000 veterinarios) evidencia una alta competencia en el sector.

Esto, unido a los cambios en el perfil del propietario y sus mascotas, ha dado lugar en los últimos años a nuevos modelos de gestión integral del centro veterinario basados en la mejora de las destrezas y en la permanente orientación al cliente.

Por un lado, aplicando herramientas de marketing y gestión que permitan la viabilidad económica del negocio y, por otro, realizando una constante adaptación y revisión de los servicios ofrecidos.

No obstante, una de las consecuencias de la irrupción de estos nuevos modelos de gestión es la aparición de nuevas destrezas profesionales para las que, con frecuencia, ni veterinario ni personal asistencial (auxiliares, recepcionistas…) están suficientemente preparados.

Centrándonos ahora en la figura del auxiliar veterinario, desde que en 1985 CIM Formación desarrollase el primer programa formativo en asistencia veterinaria en España, esta figura profesional ha sufrido una enorme evolución, siendo hoy en día clave a la hora de desempeñar labores y responsabilidades cada vez más específicas.

Razones para estudiar Auxiliar de Clínica Veterinaria

Alumnos de CIM Formación de prácticas de veterinaria

El mercado de los animales domésticos crece cada año de forma rápida, al igual que la sensibilidad y cultura hacia el mundo de las mascotas. Esta creciente relación hombre-mascota se ha visto acompañada de un progresivo interés y preocupación de los propietarios por todo lo referente al bienestar de sus animales, ya sea de su salud, alimentación o estética.

Esto se traduce en que cada familia española gasta un promedio de 1.500 euros al año en el cuidado de sus mascotas.

Rápido crecimiento

Los dueños de mascotas están cada vez más concienciado con el bienestar animal. Y no solo de perros y gatos, como pasaba antes. Cada vez es más corriente ver dueños de mascotas pequeñas y de mascotas exóticas en la clínica veterinaria, incluso para un sencillo chequeo.

Salidas laborales

Un mercado que crece en demanda es un mercado que crece en ofertas laborales. Así, como cada vez hay más demanda de servicios veterinarios, también aumenta la demanda de profesionales auxiliares. Los auxiliares de clínica veterinaria  pueden desarrollar diversas funciones en las clínicas veterinarias, como hemos visto, lo que los convierte en importantes aliados del veterinario.

Profesión accesible

Estudiar el curso de auxiliar de clínica veterinaria está al alcance de todos, sin importar la edad o la formación previa. Además, se puede estudiar a distancia, lo que facilita mucho a las personas que no pueden desplazarse por el motivo que sea el acceso a esta formación.

Formación y profesionalidad

Hoy más que nunca, se exige que la labor realizada por el ACV sea de calidad e incluya prácticas en clínicas veterinarias, como el curso de auxiliar veterinario de CIM Formación. Debe, además, centrarse en satisfacer a los clientes, conocer sus necesidades y, si es posible, superar sus expectativas.

En este contexto, y en base a su experiencia con más de 5.000 auxiliares formados en 30 años, CIM ha desarrollado una novedosa propuesta académica de formación continua de alto nivel para el auxiliar de veterinaria, diseñada en base a las necesidades en dos ámbitos funcionales de la clínica veterinaria:

  • las habilidades asistenciales en el área clínica (enfermería animal, cuidados terapéuticos específicos, urgencias…),
  • y las técnicas de gestión, comercialización y atención al cliente (técnicas de venta, atención telefónica, redes sociales…).

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…