Alergias caninas: causas y síntomas

Los perros, al igual que las personas, pueden sufrir alergias. Sin embargo, las alergias caninas pueden ser mucho más difíciles de detectar puesto que tiene por qué mostrar los mismos síntomas que una persona.

Hay muchos tipos de alergias que pueden afectar a los perros. Los alérgenos ambientales que se inhalan o entran en contacto con la piel pueden causar alergias. Las fuentes comunes son pólenes, mohos y ácaros del polvo. Las picaduras de pulgas también pueden provocar alergia a los perros. Además, los perros también pueden sufrir algunas alergias alimentarias, así como alergias por contacto directo a algunos materiales.

Perro rascándose

En este artículo vemos cuáles son las principales causas de las alergias caninas y cuáles son los síntomas que estas alergias.

Causas de las alergias caninas

A continuación veremos una breve descripción de algunos de los alérgenos más comunes que pueden afectar a los perros. A menudo se deben encontrar mediante un proceso de eliminación. La intuición y la observación son también útiles a la hora de enfocarse en posibles causas. En cualquier caso, hablar con el veterinario es siempre una buena idea en caso de que se sospeche una alergia canina.

Desencadenantes ambientales

Los perros pueden ser vulnerables a los alérgenos ambientales, tanto en interiores como en exteriores. Al igual que los humanos, los perros pueden ser sensibles a las esporas de moho, a los ácaros del polvo e incluso a telas como la lana y el algodón. Los productos químicos de limpieza también pueden irritar a los perros y provocar una reacción alérgica, así como los perfumes y productos químicos que puede haber en alfombras y mantas.

Los alérgenos al aire libre, como el polen, pueden afectar al perro.  La caspa, las plumas, algunos insectos y ciertos materiales, como el plástico o la goma, también pueden dar lugar a una alergia canina.

Eliminar el alérgeno o evitar la exposición al mismo es una buena manera de proteger al perro. Pero esto no siempre es posible. La buena noticia es que el veterinario puede recetar medicamentos para controlar el problema, una vez que se haya identificado la causa de la alergia del perro.

Dermatitis por alergia a las pulgas

La dermatitis alérgica por pulgas es una reacción alérgica relativamente común en los perros. Esta reacción alérgica no se deba a la picadura de la pulga en sí, sino a la saliva de la pulga. La sensibilidad de un perro a la saliva de la pulga puede provocar una respuesta inflamatoria. Incluso una sola pulga puede dar lugar a esta reacción, incluso mucho después de que se haya eliminado la pulga.

Mantener al perro limpio y protegido frente a las pulgas puede evitar muchos problemas, incluida la dermatitis alérgica.

Alergias alimentarias en perros

Las alergias alimentarias son la respuesta excesiva del sistema inmunitario del perro a una proteína invasora. En el caso de una alergia alimentaria, esta proteína está contenida en la comida del perro. Las proteínas están presentes en la mayoría de los alimentos que come el perro.

Si bien la mayoría de las personas reconoce que las carnes son una fuente de proteínas, también hay proteínas presentes en los granos y los vegetales. Cualquiera de estas proteínas tiene el potencial de causar una alergia a los alimentos.

Los alérgenos alimentarios más comunes incluyen carne de ternera, productos lácteos y trigo. La soja también puede dar lugar a una reacción alérgica de tipo alimentario en los perros. Los alérgenos alimentarios menos comunes son el pescado y el conejo.

Medicamentos y vacunas

Las vacunas y los medicamentos recetados también pueden desencadenar alergias caninas. Por eso es recomendable no abusar y limitarse a las recomendaciones.  Es especialmente importante tener cuidado con las vacunas, que desencadenan una respuesta inmune, ya un sistema inmune afectado es de por sí un ambiente propicio para el desarrollo de alergias.

También es importante tener en cuenta que los antibióticos también pueden provocar el desarrollo de alergias. Por otra parte, los champús insecticidas también pueden irritar a un perro sensible. Incluso los productos contra las pulgas diseñados para prevenir las infestaciones de pulgas pueden provocar alergias caninas.

Síntomas de las alergias caninas

Los síntomas de las alergias caninas siguen tres patrones. Así, los perros tienen tres tipos de reacciones alérgicas, que incluyen:

  • Urticaria: ronchas, erupciones o sarpullidos con picazón o sin picazón.
  • Angiodema: cara moderada o muy inflamada.
  • Anafilaxis: reacción grave que puede ser mortal. Los síntomas del shock anafiláctico incluyen malestar gastrointestinal, patas frías, encías pálidas o blancas, dificultad respiratoria, pulso débil, convulsiones o escalofríos. Si sospechas que tu perro está teniendo este tipo de reacción, este necesita una intervención veterinaria inmediata.

La mayoría de los perros presentan urticaria. Como resultado, se rascarán intensamente. Sin embargo, como los perros solo pueden rascar o morder sus patas o las bases de sus colas, por lo general la sospecha de alergia no es la reacción habitual.

Otros síntomas de alergias caninas incluyen ronquidos, piel seca, húmeda o enrojecida y orejas con picazón o mal olor. Estos síntomas generalmente aparecen dentro de los 20 minutos de haber estado expuestos al alérgeno. Tener esto en cuenta puede ayudar a identificar qué es lo que puede haber causado la reacción alérgica.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…