Bases para la desinfección e higiene de los locales de tatuajes

La higiene es fundamental en los estudios de tatuajes. De hecho, en España es obligatorio que todos los tatuadores hagan un curso de higiénico sanitario que garantice que tienen los conocimientos fundamentales sobre desinfección e higiene para desarrollar su actividad con seguridad.

Un estudio de tatuaje debe garantizar la limpieza y la desinfección de todo el instrumental que utilizar para prevenir riesgos sanitarios, tanto para los usuarios como para los trabajadores. Un error en la limpieza o en la desinfección del estudio o del instrumental puede dar lugar a un problema grave de salud. La buena noticia es que prevenirlo no solo es fácil, sino que está en la mano del profesional del tatuaje hacerlo.

Bases para la desinfección e higiene de los locales de tatuajes 1

Desinfección e higiene de los locales de tatuajes

Para que el estudio de tatuaje y el instrumental sea fácil de desinfectar se debe contar con materiales y el mobiliario deben facilitar la limpieza y la desinfección, así como ser resistentes al deterioro.

Como norma general, todos los utensilios y materiales empleados en la práctica profesional y que entren en contacto con las personas han de estar limpios, desinfectados y en buen
estado de conservación. Las instalaciones deben limpiarse con agua y detergentes adecuados al menos una vez al día y siempre que sea necesario.

Por otra parte, hay que tener en cuenta el trabajo sobre la piel debe realizar en una zona bien aislada del resto del local que esté bien iluminada y que permita al profesional realizar el tatuaje con comodidad. Además, dicha zona debe contar con un lavamanos que se accione con pedal o con sensor (no uno de accionamiento manual) que, además de agua corriente, tenga dispensador de jabón y toallas desechables de un solo uso.

Además, la zona de tatuaje debe tener un botiquín equipado para brindar asistencia de primeros auxilios. Por último, hay que tener en cuenta que en el área de trabajo no puede haber elementos de vidrio, cristal o loza, ni ningún tipo de elemento cortante o punzante. De hecho, está prohibido comer y beber en el área de trabajo, así como fumar.

Es importante tener en cuenta que todos los locales de tatuajes debe contar con un programa de desinfección y desinsectación y que al local no podrán entrar animales, salvo los perros guía de las personas invidentes (nunca acceder a la zona de trabajo, sino que esperarán en la zona de recepción.

Esterilización y desechado de materiales

Los dispositivos destinados directamente a atravesar la piel, las mucosas u otros tejidos deberán ser siempre estériles y debe ser de un solo uso. En este sentido, deben estar envasados y sellados para garantizar su esterilidad. Además, el material estéril deberá almacenarse en contenedores o recipientes cerrados.

En cuanto a las tintas y pigmentos empleados, estos deberán ser homologados para su uso en tatuaje o micropigmentación. Las tintas que vayan a utilizarse en una sesión deberán colocarse en recipientes de un solo uso y desecharse posteriormente.

Es importante tener en cuenta que cualquier objeto o superficie manchada con sangre debe ser limpiado y desinfectado de forma adecuada para evitar contagios. Por otra parte, se deben utilizar barreras frente a salpicaduras de sangre. Los objetos cortantes y punzantes que puedan estar contaminados deben manejarse y desecharse de manera adecuada para prevenir accidentes. Además, los instrumentos de rasurado y afeitado utilizados para liberar de vello la zona que va a ser tatuada deben de ser de un solo uso.

El profesional debe utilizar para la realización de su trabajo guantes de un solo uso. Cuando el profesional presente lesiones en la piel, este deberá cubrirlas con un apósito impermeable o abstenerse de realizar actividades en contacto directo con los clientes para evitar contagios.

Por último, destacar que solo se consideran adecuados los métodos de esterilización en los que las condiciones de aplicación sean homologables y que permitan la realización de controles de calidad del proceso. En cualquier caso, los esterilizadores deben usarse y mantenerse siguiendo las indicaciones del fabricante, de forma que se garantice la esterilidad del material. Para ello debe
haber un libro de registro de los controles y revisiones efectuados.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…