Perfil profesional de la atención a personas dependientes

No es ninguna sorpresa, la población española está envejeciendo. Tal y como indica Instituto Nacional de Estadística (INE), Si se mantiene la tendencia actual, el porcentaje de población mayor de 65 años pasará del 18,2% (datos de 2014) a casi una cuarta parte de la población (24,9%) en 2029.

De ahí que no suene extraño que, tal y como indica José Tejada Fernández, la atención a personas dependientes se haya convertido en uno de los yacimientos de empleo más relevantes en los últimos años, donde hay una gran oferta de trabajo. Existe una gran falta de profesionales. Este hecho, explica Tejada, se agrava por la falta de reconocimiento social y por la falta de preparación para atender la problemática de la dependencia, entre otras cuestiones.

Atención personas dependientes

Perfil profesional para la atención a personas dependientes

Las personas que se preparen para trabajar en la atención a personas dependientes, deben contar con las siguientes cualidades y conocimientos:

  • Conocimiento del puesto: estar familiarizados con las actividades, técnicas y métodos relacionados con el trabajo.
  • Responsabilidad: deben ser capaces de responder sobre decisiones tomadas y sus consecuencias.
  • Prioridades de acción: ser capaces de establecer pautas de trabajo por orden de importancia.
  • Cantidad de trabajo: tener un rendimiento en el puesto de trabajo de acuerdo con los estándares fijados.
  • Calidad de trabajo: poder realizar los trabajos con precisión, sin errores ni desviaciones.
  • Disciplina: tener un grado óptimo de cumplimiento con las normas y las órdenes de trabajo.
  • Puntualidad: cumplir el fijado en la asistencia al trabajo.
  • Compromiso: asumir las tareas y los medios asignados al puesto de trabajo con una actitud positiva.
  • Capacidad de aprendizaje: ser capaces de asimilar instrucciones, tareas y conocimientos en general.
  • Flexibilidad: deben ser capaces de adaptarse a los cambios y a las demandas del entorno laboral.

Ademas, deben ser capaces de trabajar en equipo, comunicarse correctamente (verbalmente y por escrito) y deben tratar a las personas de forma adecuada y efectiva.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que para trabajar en la atención a personas dependientes en instituciones sociales es necesario tener una titulación oficial específica. La titulación mínima requerida es el curso oficial de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, que pueden realizar en CIM Formación. Solicita información sin compromiso.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…