Vencer la acidez y el reflujo con terapia cráneo-sacral

Una buena parte de la población (hasta un 30%) sufre de molestias estomacales en forma de acidez de estómago (sensación de quemazón) y reflujo (un líquido amargo o ácido que te “sube” por dentro). Estas molestias pueden aparecer por sí solas o como consecuencia de alguna enfermedad.

Causas del reflujo

De origen físico

  • solucionar acidez de estomago y reflujoComer de forma abundante de forma frecuente y demasiado rápidamente.
  • Exceso de ingesta de alimentos picantes o ácidos, o que se vuelven ácidos dentro de nuestro estómago (por ejemplo algunas carnes, el alcohol, los dulces, etc.)
  • Exceso de consumo de alcohol y bebidas gaseosas.
  • Consumo de tabaco.
  • Obesidad y sobrepeso.
  • Estreñimiento, flatulencias y gases abdominales.
  • Trastornos alimentarios como la bulimia.
  • Embarazo.
  • Masticar poco las comidas, tragar demasiado aire al comer.

De índole emocional

Como sabemos, nuestro cuerpo habla y transmite sus emociones a través de dolores o molestias. En el caso de la acidez de estómago y el reflujo ocurre igual. Veamos cuáles son esas emociones:

  • Manifestaciones basadas en el miedo: preocupaciones, timidez severa, episodios de pánico, temores.
  • Manifestaciones basadas en el estrés: nerviosismo, impaciencia, irritabilidad.
  • Episodios traumáticos ocurridos en el pasado pero que aún no han sido superados (pérdidas de un familiar, un accidente de automóvil, divorcios, etc.).

Cómo paliar el reflujo y la acidez de estómago

Como hemos visto, son numerosas las causas tanto de índole físico como emocional que pueden producir estas molestias estomacales, por lo tanto el enfoque deberá ser personalizado, teniendo en cuenta todos los pormenores de la persona que los está sufriendo.

En general, se puede hacer frente a estas molestias de las siguientes formas:

  • tecnica craneo-sacralTerapia cráneo-sacral (o sacro-craneal): con la terapia cráneo-sacral mejoraremos la estructura del sistema digestivo. La acidez y el reflujo son manifestaciones de alteraciones del sistema digestivo provocado por ejemplo por el desplazamiento del estómago a causa de unos intestinos inflamados por los gases. Con la terapia cráneo-sacral se mejoran los tejidos musculares, se recupera la posición de los órganos y se liberan los gases acumulados, de forma que la presión contra el estómago disminuye.
  • Mejora de los hábitos alimentarios: masticar bien, evitar algunos de los alimentos anteriormente señalados, no comer de forma compulsiva ni rápidamente, etc.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…