Uso de la reflexología para la esclerosis múltiple
reflexología|esclerosis-enfermedad-degenerativa|sujok

Uso de la reflexología para la esclerosis múltiple

La reflexología reduce la tensión y ayuda a combatir el estrés, mejora la circulación sanguínea y linfática en todo el cuerpo y promueve el bienestar y la relajación. Además, ayuda a reducir las toxinas e impurezas del cuerpo, crea un espacio para que el cuerpo se equilibre y fortalece el sistema inmunitario y energiza el cuerpo. Teniendo esto en cuenta ¿podría la reflexología ayudar a las personas que padecen esclerosis múltiple?

La reflexología es una terapia de medicina tradicional china que implica aplicar presión a áreas específicas de los pies que se cree que corresponden a ciertos órganos, glándulas y sistemas. Se basa en la creencia de que estimular estos puntos puede aumentar la circulación de sangre y energía para mejorar la función del cuerpo. Es una forma de terapia completamente segura, además de ser una experiencia muy relajante y placentera. Su propósito es normalizar las funciones del cuerpo, ayudar a romper la tensión y mejorar la función nerviosa y el suministro de sangre en todo el cuerpo.

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple es una afección progresiva del sistema nervioso central en la que se destruyen parches dispersos de mielina en el cerebro y en la médula espinal. Esto causa síntomas que van desde entumecimiento y hormigueo hasta parálisis e incontinencia. Los síntomas son diferentes en cada personas, así como la gravedad, que también varía notablemente.

La causa de la condición es desconocida y no se conoce aún una cura. Se cree que es un trastorno autoinmune, pero también hay evidencia de que tiene cualidades genéticas. El medio ambiente también puede desempeñar un papel importante. Además, parece que virus detectados en las primeras etapas de la vida pueden estar implicados.

La reflexología es un técnica segura muy interesante como tratamiento complementario y alternativo, con muy pocos efectos secundarios. Esta técnica permite disfrutar de un agradable masaje de pies o manos con un beneficio adicional sobre ciertos síntomas de la esclerosis múltiple, ya que reduce los espasmos musculares, el dolor y problemas de intestino y vejiga, además de que ayuda a mejorar la marcha y la calidad de vida.

La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso central. Provoca lesiones múltiples en la mielina (sustancia que envuelve y protege los axones de ciertas células nerviosas). La esclerosis múltiple puede producir síntomas como fatiga, falta de equilibrio, dolor, alteraciones visuales y cognitivas, dificultades del habla, temblores, etc.

Efectividad de la reflexología en pacientes con esclerosis múltiple

Se han realizado algunos estudios sobre la eficacia de la reflexología para aliviar los síntomas de la esclerosis múltiple. Uno de estos estudio fue un ensayo controlado aleatorio realizado en 2003 que incluyó a 53 participantes con esclerosis múltiple. Los investigadores encontraron que se produjo una mejoría significativa en los síntomas sensoriales, síntomas urinarios y la espasticidad.

Los participantes en el estudio tuvieron 11 sesiones de 45 minutos semanales o sesiones simuladas con masajes de la pantorrilla (placebo). La mejoría de los síntomas sensoriales en los receptores de reflexología se mantuvo significativa tres meses después del tratamiento final.

Otro estudio de 2015 encontró que dos sesiones de 40 minutos de reflexología podal por semana durante cuatro semanas resultaron en una disminución significativa de la fatiga entre las mujeres con esclerosis múltiple , ambas inmediatamente después de las cuatro semanas de reflexología podal y dos meses después. El estudio involucró a 75  mujeres que fueron asignadas aleatoriamente a uno de tres grupos: el grupo de reflexología, el grupo de relajación o el grupo de control.

Los resultados de la investigación revelaron que, aunque la gravedad de la fatiga no fue diferente entre las mujeres en los tres grupos antes del comienzo del período de intervención, hubo diferencias significativas tanto inmediatamente después como dos meses después de que las intervenciones concluyeran.

Una de esas diferencias fue que la puntuación media para la gravedad de la fatiga fue significativamente menor en el grupo de reflexología inmediatamente después de la intervención de cuatro semanas en comparación con los otros dos grupos. A su vez, la puntuación media de la severidad de la fatiga también fue menor en el grupo de relajación que en el grupo de control inmediatamente después del período de intervención de cuatro semanas.

Dos meses después, la puntuación media para la severidad de la fatiga permaneció más baja en el grupo de reflexología que en los otros dos grupos.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario