Reflexología para el tratamiento de la enfermedad de Lyme
reflexologia-podal-enfermedad-lyme

Reflexología para el tratamiento de la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es una enfermedad causada por una infección por garrapatas que puede afectar a animales, pero también a personas. En este artículo vamos a ver cómo la reflexología puede ayudar en el tratamiento de esta enfermedad cuando afecta a personas.

Puede tener un gran impacto en el corazón, la piel, las articulaciones y el sistema nervioso. Al comienzo de la enfermedad hay un anillo de enrojecimiento en expansión en el lugar donde está la picadura de la garrapata. Se diagnostica cuando aparecen los signos clínicos de la enfermedad y se detectan anticuerpos a las bacterias causantes en la sangre.

Reflexología para el tratamiento de la enfermedad de Lyme

El tratamiento de la enfermedad está centrado en antibióticos y se describe medicamente en tres fases. Cada fase tiene síntomas distintivos.

La primera fase comienza con la enfermedad localizada, que ocurre entre tres y treinta días después de la picadura de la garrapata que transmitió la infección. La principal característica de esta etapa es la inflamación de la piel. Afecta al 70% de las personas que padecen la enfermedad de Lyme. Al principio, comienza con una picadura de garrapata y empeora en los siguientes días. A continuación puede cubrir un área de hasta treinta centímetros de ancho. Un poco del área puede despejarse, haciendo que el área se vea como una diana.

Cómo ayuda la reflexología

La reflexología no puede curar la enfermedad de Lyme, pero puede ayudar con sus síntomas. Se puede utilizar como una herramienta eficaz, ya que estimula los sistemas circulatorio y linfático, y ambos son una excelente forma de desintoxicación. También puede ayudar a reducir los problemas de ansiedad y depresión que generalmente afectan a los pacientes con esta enfermedad.

Los signos notables de la enfermedad de Lyme temprana son dolor de cabeza, dolores musculares, fiebre y fatiga. Hay otros síntomas que experimentan las personas con la enfermedad de Lyme, que son más avanzados, como un dolor intenso en las articulaciones, especialmente en las rodillas, y una rigidez en el cuello que puede atacar en las primeras etapas o varios meses después de la picadura de la garrapata. Otros síntomas avanzados de esta enfermedad son mareos y cambios en el ritmo cardíaco.

La enfermedad de Lyme, si no se trata, incluso puede afectar el sistema nervioso. De hecho, otro síntoma severo es la parálisis de Bell, que da lugar a la pérdida de la función muscular en la cara. También puede haber algunos problemas de movimiento en los brazos y las piernas.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario