Reflexología: las vías de conexión

Las vías de conexión en reflexología están íntimamente relacionadas con las denominadas áreas reflejas. Un área refleja es aquella que representa a un órgano o a una parte del cuerpo con el cual está conectado por vía nerviosa o por canales de circulación energética. Estas zonas representan no solo el aspecto físico, sino también el aspecto mental, el aspecto emocional y el aspecto energético de la persona.

Estas vías de conexión son utilizadas por la reflexología como vehículo del estimulo. Dichas vías se encuentran localizadas en los pies y poseen un área de proyección refleja considerablemente más grande que en otras partes del cuerpo como en la corteza cerebral. Cabe destacar que en cada pie hay más de 7.000 terminaciones nerviosas.

Reflexología: vías de circulación

Reflexología, estímulo e impulsos nerviosos

El estímulo de la reflexología activa impulsos nerviosos de naturaleza electroquímica mediante las vías de conexión, lo que da lugar a la generación de mensajes que pasan a través de neuronas aferentes a centros nerviosos independientes, fuera de la médula espinal y el cerebro. Las neuronas aferentes, también conocidas como neuronas sensoriales o receptoras, son las que transportan impulsos nerviosos desde los receptores u órganos sensoriales hacia el sistema nervioso central.

Después, ese mensaje pasa a través de las neuronas eferentes al órgano específico que luego producirá una respuesta.  Las neuronas eferentes, también conocidas como neuronas efectoras, transportan los impulsos nerviosos fuera del sistema nervioso central hacia efectores como los músculos o las glándulas.

Además, como el sistema nervioso no es el único responsable de la transmisión de estos mensajes, el estimulo también llega a través de canales energéticos, llamados meridianos, según la medicina tradicional china.

Los chinos se basaron en el supuesto de que en el organismo existe el fluido universal o chi (energía). Esta energía se mueve en un circuito determinado semejante al sistema sanguíneo, nervioso o linfático. Pero, a diferencia de estos últimos, el circuito energético no ha podido ser demostrado anatómicamente y su descripción se basa en recorridos imaginarios. Estos recorridos imaginarios es lo que se conoce con el nombre de meridianos. El fluido inmaterial que los recorre sería el chi o energía.

Autor: Eva R.

Compartir

2 comentarios en “Reflexología: las vías de conexión

  1. Hola me llamo Juan Carlos soy de Cuba, practico el masaje,la reflexologia podal,las técnicas del Su-Jok y la digitopuntura.Quisiera que ustedes me recomendaran algún grupo o sitio web donde yo pueda integrarme e intercambiar experiencias y poder continuar así con mi superación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…