¿Qué masaje deportivo conviene aplicar en cada momento?

A diferencia de un masaje relajante, el masaje deportivo es una gran herramienta para preparar y recuperar la musculatura de quien practica ejercicio físico. Para aquellos que practican actividad física es esencial saber más sobre lo que es el masaje deportivo, porque su rendimiento aumentará considerablemente.

Si alguna vez sientes dolor después de un entrenamiento, una carrera, una competición, debes saber que el masaje deportivo es la técnica más adecuada para tu preparación y el alivio del dolor, ya que mejora la circulación sanguínea y ayuda a eliminar las toxinas existentes en los músculos.

Masaje deportivo de una alumna de CIM Formación
Masaje deportivo de una alumna de CIM Formación

Este masaje trabaja sobre los dolores del deportista, pero lo interesante es que está indicado no solamente cuando se tiene una lesión, sino sobre todo para lo contrario. Debe realizarse para evitar lesiones.

Un masaje deportivo se puede hacer en los días de entrenamiento o en días alternos. Después de la competición sirve para relajar los músculos que se sobrecargan.

Objetivos generales del masaje deportivomasaje-deportivo-12-CIM-Formacion

  1. Prevención de lesiones mejorando el estado físico (y también anímico) del deportista.
  2. Mantenimiento de la correcta función corporal.
  3. Optimización del estado del aparato locomotor
  4. Restauración, recuperando tanto la función indolora como el tono adecuado y promoviendo la eliminación de residuos metabólicos.
  5. Tratamiento de alteraciones y patologías. Sea como técnica primordial, por ejemplo en el caso de las contracturas y retracciones musculares o bien facultativamente cumpliendo una función determinada en un amplio marco de aplicaciones prescritas por el médico.
  6. Distensión y bienestar general, aspecto que como veremos resulta más importante de lo que una apreciación superficial permite suponer.

Efectos del masaje en el deporte

  • El efecto más probado es el de regulación del tono muscular y la reducción de la hipertonía debido a la estimulación de la circulación y de los intercambios metabólicos locales. También por la hiperemia muscular y el incremento de la evacuación de los desechos metabólicos. Asimismo, con la acción mecánica y refleja sobre el músculo relajándolo.
  • Uno de los efectos destacados es la prevención de las lesiones, mejorando la perfusión sanguínea y manteniendo músculos elásticos y en el tono ideal (eutonía).
  • Por otro lado, debe tenerse en cuenta un efecto global revitalizante, la capilarización, la intensificación del retorno venoso y linfático. Efecto reflejo sobre órganos profundos y tejidos superficiales.
  • Y en otro plano, es importante la acción psicofísica: mejora del esquema corporal y la propiocepción y liberación de tensiones psicosomáticas. Los trabajos de Alexander Lowen y de Ashley Montagu han probado la relación que existe entre sentimientos reprimidos y tensión muscular y también la importancia de haber sido tocados con afecto en nuestra infancia para el correcto desarrollo de las funciones corporales, la seguridad y la autoestima.

El efecto no es puramente mecánico y local, sino realmente amplio y complejo.

Masaje relajante tras una prueba deportiva

Tipos de masajes deportivos

Como consecuencia de los objetivos y efectos precedentemente mencionados resultan los siguientes modos de aplicación:

  • Revulsivo: el objetivo es la puesta a punto muscular, debe hacerse justo antes del esfuerzo y será corto, rápido, superficial o medio en cuanto a presión y de elevada intensidad. Las técnicas más adecuadas serán las fricciones, percusiones y movilizaciones. Pueden incorporarse breves estiramientos.
  • Estimulante: la finalidad es el mantenimiento o mejora de las capacidades, por lo que cabe considerarlo un masaje de entrenamiento. Se utilizarán todo tipo de técnicas. Será prolongado, rápido, profundo e intenso.
  • Descongestivo: el que se efectúa entre dos esfuerzos, se trata en este caso de acelerar los procesos metabólicos y sanguíneos (drenaje venoso). Será corto, rápido, suave y superficial. Queda integrado por oscilaciones, vibraciones, drenajes y movilizaciones.
  • Restauración-Drenaje: después de un esfuerzo importante. Similar en sus efectos al anterior, pero en este caso puesto que el deportista no vuelve de inmediato a la competición no importa la reducción del tono. En consecuencia será prolongado, lento, profundo, de intensidad suave o media y se realizarán vasoconstricciones, suaves amasamientos, oscilaciones y movilizaciones.
  • Descontracturante: para reducir los acortamientos y liberar la tensión muscular. Es el masaje que se realiza en músculos poco o excesivamente entrenados. No debe hacerse antes de la competición, pues incluso dosificado convenientemente puede momentáneamente producir algunos efectos secundarios referidos a la intensa liberación miofascial. Debe hacerse lento, prolongado, profundo, intenso, poniendo el énfasis en los amasamientos, fricciones, presiones deslizantes y estiramientos.
  • Sedante: en casos de fatiga, stress, ansiedad. Se intenta obtener un efecto neurosedante. La velocidad será lenta, la presión de superficial a media, la intensidad moderada, la duración normal. El campo de aplicación idóneo es la columna (paravertebrales), la musculatura tónica, la cabeza y las extremidades inferiores, en algunos casos las plantas de los pies.

Diferencia entre masaje relajante y deportivo

El objetivo principal del masaje relajante es promover la relajación y el bienestar de los músculos tensos. Sus maniobras son más suaves para que el cuerpo libere hormonas como la oxitocina y las endorfinas, que son responsables de calmar el cuerpo.

Para aquellos que practican actividad física y quieren maximizar sus resultados en el deporte, lo ideal es un masaje deportivo debido a que sus movimientos son más fuertes y más rápidos para promover una mejor circulación de la sangre, dejando a la persona “más tensionada y preparada” antes del ejercicio, y después del ejercicio eliminar ácido láctico, que es responsable del dolor muscular de aparición tardía, es decir, de las agujetas del día siguiente.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…