¿Qué es la oligoterapia?

Los oligoelementos son formas biodisponibles de minerales que se absorben rápidamente por vía sublingual para brindar apoyo terapéutico. Complementan los minerales necesarios para las funciones enzimáticas. Estos elementos biodisponibles funcionan normalizando las funciones enzimáticas y hormonales para regular la homeostasis del cuerpo.

Oligos en griego significa “una cantidad muy pequeña”. Oligoelementos son dosis muy pequeñas de minerales. La mayoría de los minerales provienen de metales, excepto calcio, flúor, magnesio, fósforo, potasio, selenio y azufre, que son metaloides (no metálicos).

Origen de la oligoterapia

La oligoterapia es un método para proporcionar al cuerpo los iones que no puede sintetizar y que son indispensables para las funciones enzimáticas celulares. Esta modalidad terapéutica funcional requiere el uso de oligoelementos en pequeñas dosis medidas con precisión en una forma altamente biodisponible.

Estos oligoelementos son cofactores en una multitud de reacciones bioquímicas donde aceleran la velocidad de estas reacciones sin modificar el importante equilibrio que existe y que debe reinar dentro del cuerpo para mantener una salud óptima.

Gabriel Bertrand, químico y biólogo francés, identificó por primera vez estos cofactores enzimáticos hace aproximadamente 100 años. Más tarde, el médico francés  Jacques Menetrier demostró que los oligoelementos podrían usarse en el tratamiento de disfunciones bioquímicas.

La oligoterapia es ampliamente reconocida en toda Europa como una poderosa modalidad para tratar multitud de enfermedades, algunas de las cuales incluyen infecciones bacterianas, enfermedades cardiovasculares, infecciones respiratorias, trastornos circulatorios y afecciones neurológicas.

Beneficios de la oligoterapia

La experiencia clínica ha demostrado que la oligoterapia se puede utilizar para mejorar el bienestar y la salud. Los beneficios de la oligoterapia incluyen:

  • Servir como catalizadores biológicos que activan el metabolismo y la función enzimática a nivel celular.
  • Proporciona nutrición esencial para detener la actividad de radicales libres que destruye el tejido corporal.
  • Mejora el movimiento de iones dentro y fuera de las células.
  • Elimina los metales pesados ​​y reduce la toxicidad en el tejido conectivo.
  • Normaliza las funciones enzimáticas y hormonales para regular la homeostasis del cuerpo.
  • Apoya la coagulación de la sangre, las funciones rítmicas del corazón y los intestinos.
  • Regula el sistema nervioso simpático y parasimpático.
  • Controla la permeabilidad de la membrana, la contracción muscular, el estado del impulso nervioso y la regulación de la síntesis de proteínas.

¿Quieres convertirte en un experto en oligoterapia? Solicita información sobre el curso de Oligoterapia a distancia de CIM Formación.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…