¿Puede la reflexología reducir los dolores del parto?

La reflexología se basa en la idea de que sus pies representan un mapa del cuerpo. Los puntos de presión en los pies corresponden a los órganos y tejidos de su cuerpo, que funcionan de manera similar a la acupuntura.

El dolor del parto puede ser intenso. La tensión, la ansiedad y el miedo lo empeoran. A muchas mujeres les gustaría parir sin usar medicamento, y están interesadas en terapias complementarias para ayudarlas a controlar el dolor del parto. Es por eso que la utilización de la reflexología es cada vez más popular para lidiar con los dolores del parto.

Reflexología para aliviar el parto

No obstante, no hay mucha evidencia científica para dar una gran estadística sobre en qué medida la reflexología ayuda a reducir los dolores durante el trabajo de parto. En cualquier caso,  se ha informado de que, en algunos casos, la reflexología parece promover un trabajo de parto más corto y más fácil.

También parece ser que los efectos calmantes y que alivian el dolor de la reflexología en el parto comienzan después de aproximadamente dos minutos, antes de que el efecto completo se sostenga aproximadamente durante 15 minutos.

Reflexología y dolor de parto

Existen algunos estudios y revisiones que sugieren que la reflexología tiene un impacto en la intensidad del dolor durante el trabajo de parto. Por ejemplo, una pequeña revisión de estudios previos realizados por investigadores de la Universidad Ishafan de Irán observó que las mujeres trabajadoras que habían usado la reflexología estaban más cómodas y que su dolor era menos intenso durante el parto, que las que no lo habían hecho.

Llegaron a la conclusión de que el uso adecuado de la reflexología puede reducir el dolor de parto. “En general, los resultados de este estudio, que incluyen reducir la duración del trabajo de parto, la intensidad del dolor de parto, la hemorragia posparto y mejorar la puntuación de Apgar, pueden desempeñar un papel importante en la promoción de la salud de las madres y su satisfacción”, dicen los investigadores.

La reflexología durante el embarazo

Uno de los principales beneficios que se obtienen es la relajación. En la etapa del embarazo la madre puede someterse a un continuo estrés y la reflexología podal ayuda a relajarnos y aliviar tensiones.

Son ya muy conocidos los múltiples síntomas que se originan estando embarazadas y la reflexología podal puede ayudar a aliviar una gran mayoría de ellos como:

  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Dolor de cabeza
  • Piernas hinchadas o edemas
  • Mala circulación
  • Cansancio
  • Tensión alta
  • Hemorroides
  • Dolor de espalda
  • Insomnio
  • Acidez
  • Pesadez estomacal
  • Vómitos

En general, la reflexología podal consigue mantener a la madre en una correcta armonía y equilibrio entre el estado físico y emocional. El embarazo es una etapa difícil pero maravillosa donde la mujer experimenta cambios muy bruscos en el organismo como son los hormonales y esto influye severamente en cambios en su estado emocional. Hay que ayudar a mantener esa armonía entre la mente y el cuerpo para un correcto embarazo.

Es increíble pero esta técnica manual se emplea mucho para ayudar a la madre a preparase para un parto donde crear una actitud positiva y sin miedos. Sobre todo puede ayudar durante el parto; gracias a esta técnica se puede conseguir que el parto progrese de forma natural sin tener que acudir a intervenciones ni químicos. Ya que la reflexología podal se puede emplear entre contracciones y así ayudar al organismo a liberar endorfinas para que la madre se relaje y sea más fácil todo el proceso.

Autor: Eva María Rodríguez

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…