Prevención y trabajo de patologías derivadas de la práctica profesional del quiromasaje

El quiromasaje es una disciplina que significa masaje manual. Estamos, por tanto ante una técnica que utiliza las manos como herramienta de trabajo. Además, este trabajo suele ser repetitivo, ya que, las diferentes maniobras que conforman el protocolo, deben aplicarse durante un tiempo que suele ser prolongado en la mayoría de los casos.

Por otro lado, uno de los principios básicos del quiromasaje dice que éste, debe de aplicarse con la máxima intensidad posible. El límite lo pone la aparición de la sensación dolorosa por parte del usuario.

Por tanto, el quiromasajista es un trabajador susceptible de padecer diferentes tipos de afectaciones derivadas de su actividad profesional, como las tendinitis.

Patologías laborales del quiromasajista

tendinitisTampoco hemos de obviar el hecho de que, aunque sean las manos del profesional las que finalmente entran en contacto directo con la superficie corporal del usuario, el quiromasajista debe emplear todo su cuerpo para conseguir los mejores resultados en su trabajo. Así que debemos contemplar la aparición de patologías laborales, no solo en las manos, sino en otras regiones corporales.

Es evidente que cuando la patología ha hecho acto de presencia, debe ser abordada de manera específica. En caso de las tendinitis, con técnicas regenerativas, como el masaje transverso de Cyriax y las contracciones excéntricas; técnicas antiálgicas, como la crioterapia; y complementarias, como los estiramientos, el trabajo de las fascias y de los puntos gatillo; también se pueden añadir vendajes funcionales y kinesiotape.

No hemos mencionado la norma más importante a aplicar cuando la patología se ha instaurado, la eliminación de su causa. La causa de las afeciones provocadas por el ejercicio profesional del quiromasaje es… el quiromasaje.

Prevención de patologías

Por lo tanto, si nuestro deseo es trabajar como quiromasajistas durante todo nuestro periplo laboral sin tener problemas derivados de su práctica, hemos de utilizar la regla que evita su aparición, la prevención.

Para prevenir la aparición de patologías derivadas de la actividad laboral, hemos de considerar al quiromasajista como un trabajador físico, una especie de deportista. Los deportistas programan su trabajo diario preparando su cuerpo con ejercicios de calentamiento antes de emplearse a fondo y, acaban su sesión con ejercicios de enfriamiento. El objetivo de este planteamieto es doble, rendir al máximo y prevenir lesiones.

Podemos establecer un paralelismo entre el deportista y el quiromasajista. Mientras que el primero prepara su cuerpo para ejecutar el gesto deportivo con la mayor eficacia, el segundo lo hará para efectuar sus técnicas.

Preparación ante del masaje

Bajo estas premisas, el quiromasajista debe comenzar a cuidarse al inicio de su jornada laboral con movimientos que preparen sus músculos y articulaciones mediante movilizaciones articulares activas de muñecas, manos, dedos, hombros, codos, columna, caderas, rodillas y tobillos; continuando con una tabla completa de estiramientos estáticos activos.

posicion masajistaDurante la práctica profesional de los diversos protocolos de trabajo deberá observar, no sólo, una ejecución exquisita de las diversas maniobras, sino que además, deberá mantener su cuerpo en las posiciones más adecuadas, manteniendo el tronco erguido y desplazándose con movimientos de las articulaciones de las extremidades inferiores.

Para completar el programa, al finalizar la jornada, deberá realizar una tabla de estiramientos estáticos pasivos.

Como complemento de todo este programa preventivo, deberíamos añadir algo que los deportistas serios piden a los quiromasajistas, un buen masaje de descarga semanal. No hagamos como el herrero que, en su casa utiliza el cuchillo de palo. El quiromasajista ha de ser profesional, pero también, usuario de quiromasaje.

Autor: Rafael Perea, fisioterapeuta y quiromasajista en CIM Formación.

Autor: CIM Formación

Compartir

Un comentario en “Prevención y trabajo de patologías derivadas de la práctica profesional del quiromasaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…