Masaje para mejorar la salud sexual

El masaje puede mejorar la salud sexual, tanto en hombres como en mujeres. En realidad, el masaje es excelente para la salud en general y, por extensión, puede mejorar la función sexual. Pero no estamos hablando de ningún tipo de masaje específico, sino de la terapia de masaje en general.

Principalmente, el masaje puede ayudar a mejorar tres aspectos íntimamente relacionados con la función sexual: el estrés, la circulación y el equilibrio hormonal.

Pareja cogida de la mano

Mejora el impulso sexual

Un factor común y significativo que puede afectar la capacidad de tener experiencias sexuales satisfactorias e inhibir la función sexual es el estrés. El estrés y la ansiedad puede desencadenar la respuesta de lucha o huida, lo que provoca que en el sistema nervioso central aumente la actividad hormonal que es compatible con la capacidad de moverse o luchar.

Así, el flujo sanguíneo a las extremidades aumenta y se desvía del centro del cuerpo, la digestión se ralentiza, la respiración y el corazón aumenta su frecuencia, aumentan los niveles de adrenalina, y también lo hace el nivel de ansiedad. Esto bloquea literalmente el impulso sexual.

Se ha demostrado que el masaje reduce significativamente la ansiedad y el estrés, baja la frecuencia cardíaca y el ritmo respiratorio, equilibra la actividad hormonal, y facilita la reducción de los niveles de adrenalina y cortisol, lo que permite reducir o eliminar esta respuesta de lucha o huida. De hecho, se ha demostrado que el masaje mejora otros cinco estados de ánimo: tensión, enfados, vigor, fatiga y confusión.

Mejora de la circulación sanguínea

¿Y cómo influye el masaje para mejorar la salud sexual? El masaje puede ser una herramienta poderosa en la lucha contra el estrés y la ansiedad, por lo que puede mejorar de forma significativa la función sexual cuando el estrés es un factor que contribuye a la disfunción sexual.

Se sabe desde hace mucho que el masaje aumenta la circulación a través del movimiento manual de la linfa y el flujo de sangre por todo el cuerpo. De hecho, un masaje de 60 minutos aumenta la circulación tanto como una caminata de 10 kilómetros.

El masaje también mejora la salud cardiovascular debido a su impacto sobre el sistema nervioso autónomo, que está vinculado a la salud cardiovascular. Durante una sesión de masaje se producen disminuciones significativas en el ritmo cardíaco y la circulación se mejora como resultado de la dilatación de los vasos sanguíneos. Este aumento de la circulación tiene un impacto positivo en casi todos los órganos en el cuerpo, desde el hígado y el estómago, incluidos los órganos sexuales.

Masaje para mejorar la salud sexual

Masaje para recuperar el equilibrio hormonal

Algunos estudios han demostrado que el masaje conduce a una disminución en la actividad del eje hipotalámico-hipofisario-adrenal (eje HHA). El aumento de la función inmune a corto plazo disminuye en la orina, la saliva y los niveles de cortisol en suero como parte de una disminución en las respuestas de estrés del cuerpo.

Se ha demostrado que el masaje mejora la relajación, permitiendo que el sistema endocrino pueda autocorregirse y restaurar el equilibrio. Mientras que algún tratamiento médico puede ser necesario para condiciones como la diabetes o los desequilibrios hormonales graves (menopausia), también puede influir el masaje para mejorar la salud sexual al reducir las fluctuaciones de la respuesta al estrés común, permitiendo que el cuerpo vuelva al equilibrio.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…