¿Puede ayudar el masaje para la depresión postparto?
Depresión postparto|Masaje para la depresión postparto

¿Puede ayudar el masaje para la depresión postparto?

La llegada de un bebé normalmente se celebra con alegría. Sin embargo, la realidad puede ser bastante diferente para algunas personas. Muchas madres sufren depresión tras el parto, lo que se conoce como depresión postparto.

Las causas son numerosas y variadas. Los tratamientos son igual de diversos. Al igual que el masaje es una de las técnicas que ayuda a mejorar el estado de ánimo y aliviar molestias de la madre antes del parto, actúa de igual manera cuando esta ya ha sido madre, ya que induce la relajación y alivia el dolor.

Depresión tras ser madre

Algunos estudios muestran que alrededor del 20% de las mujeres puede experimentar algún nivel de depresión o trastorno de ansiedad durante o después de sus embarazos. La gravedad varía según la persona. Esto es un problema porque puede afectar negativamente a las mujeres, los bebés y el resto de la familia.

También podría obstaculizar la capacidad de la madre y el niño de vincularse durante este período crucial. Es posible que las madres no puedan cuidar a su recién nacido tan bien como deberían. La salud mental y emocional del niño podría verse comprometida. De ahí la importancia de diagnosticar el problema y ayudar a la madre a buscar una solución. De hecho, lo mejor es que todos, tanto la madre con sus allegados, trabajen para prevenir, en la medida de lo posible, esta situación.

Depresión postparto

El masaje para la depresión postparto es efectivo

Aunque la depresión postparto siempre ha existido, no se le ha prestado suficiente atención hasta los últimos años. Se están explorando diferentes métodos de tratamiento para ayudar a las mujeres a recuperarse de esta depresión. Estos métodos abordan las posibles causas de la depresión postparto, como los cambios hormonales, los problemas socioeconómicos, los traumas relacionados con el parto, los hábitos no saludables, las tensiones en la vida, etc.

Los médicos pueden recetar medicamentos apropiados para restablecer el equilibrio hormonal. La familia puede proporcionar un mayor nivel de apoyo emocional y financiero a la madre. La paciente también puede ser inducida a relajarse a través de un amplio descanso, terapia conductual e incluso mediante masajes, de cuyos efectos ya hemos hablado en ocasiones anteriores.

Aplicando el masaje para la depresión postparto, puede ayudar a aliviar la incomodidad física. Se sabe que tiene un efecto calmante aliviando el dolor corporal y promoviendo la circulación sanguínea. El masaje puede ralentizar la producción de cortisol, la hormona del estrés. Las mujeres inmediatamente se sienten mejor después de una sesión.

En este sentido, un estudio encontró que el nivel de cortisol podría bajar hasta en un 31% tras la sesión de masaje. Varios ensayos clínicos también han confirmado que la aplicación de masajes continuados puede ayudar a aliviar los efectos de la depresión.

Por otra parte, en un estudio de 12 semanas, varias mujeres embarazadas se sometieron a masajes y realizaron sesiones cortas de yoga. Reportaron reducciones notables en el dolor de piernas y espalda. También observaron disminución de los sentimientos de ansiedad y depresión. En términos de resultados cuantitativos, los investigadores midieron sus niveles de cortisol y descubrieron que había una caída significativa después de 12 semanas. También hubo una reducción en las tasas de nacimientos prematuros y una actividad fetal excesiva. El masaje claramente estaba teniendo un efecto positivo tanto en las madres como en los bebés.

El masaje solo puede no sirve para curar la depresión porstparto, pero la ciencia parece confirmar que puede ser una herramienta efectiva para controlar los síntomas.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Comentanos