Masaje para aliviar las piernas cansadas

Las piernas cansadas son un problema que afecta a un gran porcentaje los adultos, especialmente a las mujeres. Los síntomas de las piernas cansadas suelen ser dolor, picor, dificultad para caminar, sensación de sobrecarga en las piernas, hormigueos e incluso ardor.

Además, el calor o los cambios de temperatura pueden aumentar la sensación de piernas cansadas. Estos síntomas, además de molestos, pueden llevar a quien los sufre a entrar en un círculo vicioso de sedentarismo, lo cual no hace sino empeorar la situación.

Las piernas cansadas pueden deberse a multitud de razones, desde una mala alimentación o dieta inadecuada o la falta de ejercicio físico hasta alteraciones vasculares, insuficiencia venosa, problemas con la menstruación, embarazo, sedentarismo e inmovilidad, trastornos de la glándula tiroidea, alergias, insuficiencia hepática o cardíaca, entre otros.

Aliviar las piernas cansadas

drenaje-linfatico-piernas-cansadasEl masaje puede aliviar algunos de los síntomas de las piernas cansadas gracias a la activación de la circulación. Para ello, el masaje debe ser poco incisivo y no doloroso.

Un masaje demasiado intenso puede hacer que los músculos se defiendan contracturándose aún más. Es eficaz  utilizar maniobras más globales, es decir, actuar sobre el músculo de una forma global. Por otra parte, los movimientos deben ser siempre hacia arriba, lo cual favorece el retorno venoso y linfático.

Otros remedios

Además del masaje, es muy recomendable realizar estiramientos para aliviar los síntomas de las piernas cansadas, mucho mejor si se hacen con ayuda.

Un estiramiento de forma adecuada puede mejorar el tono muscular, lo cual facilita la eliminación de la sensación de cansancio.

Para activar la circulación de las piernas también son muy convenientes los contrastes frío-calor, que pueden hacerse con agua fácilmente. La alternancia entre el agua fría y caliente ejerce un efecto masaje que ayuda a dilatar y contraer los vasos sanguíneos, aliviando el dolor y estimulando la circulación.

Otra solución para mejorar la circulación en las piernas es hacer ejercicio. El ejercicio, además de aumentar la circulación, también ayuda a eliminar toxinas y el exceso de líquidos acumulados.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…