¿Puede ayudar el masaje a aliviar el trastorno de pánico?

Mediante los masajes los profesionales no solo pretenden ofrecer soluciones a problemas y dolencias de tipo físico, sino que también pueden ofrecer ayuda complementaria en el tratamiento de problemas mentales y emocionales como el estrés, la ansiedad e incluso la depresión.

En relación a los trastornos de pánico, en la medida en que el masaje puede ayudar a reducir la tensión y provocar sensación de calma y relajación profunda, es un opción muy interesante para mejorar esta condición. El masaje puede ayudar a frenar los sentimientos de miedo y nerviosismo y ayudar a gestionar otros síntomas del trastorno de pánico.

Trastorno de pánico

Aliviar los trastornos de pánico

El masaje aporta muchos beneficios al cuerpo, tanto fisiológicos como psicológicos, pero sobre todo ayuda al cuerpo a relajarse. Esto es fundamental para que los pensamientos de ansiedad y temor que caracterizan este trastorno de pánico se disipen. Además, el masaje puede aliviar el dolor muscular y la tensión, mejorar la circulación y aumentar la flexibilidad. Esto ayuda a que los síntomas físicos sean más fáciles de sobrellevar y, por lo tanto, el ataque de pánico deje menos dolor.

Como técnica de relajación, el masaje puede ayudar a manejar la respuesta de lucha o huida, que es la reacción que caracteriza el estrés, y que es normalmente hiperactiva entre las personas con trastornos de ansiedad.

Esta reacción de lucha o huida es responsable de causar pensamientos y reacciones temerosas que a menudo superan cualquier amenaza real en el medio ambiente. Esta reacción suele provocar síntomas físicos incómodos, como falta de aliento, ritmo cardíaco acelerado, sudoración excesiva y dolor en el pecho.

Sin embargo, el masaje puede tener un efecto opuesto en el cuerpo al obtener la respuesta de relajación, reducir la tensión, bajar la frecuencia cardíaca y, en general, hacer que una persona se sienta más tranquila.

Masaje de relajación para el trastorno de pánico

¿Es seguro?

Los estudios han apoyado la seguridad y la eficacia de utilizar el masaje para aliviar el estrés, la ansiedad y la depresión. Sin embargo, pueden existir contraindicaciones, dependiendo de la técnica que se vaya a emplear. Además, puede tener algunos efectos secundarios, una vez más, dependiendo de la técnica empleada y también de la condición de la persona tratada.

Por eso es muy importante consultar previamente al médico y exponer el caso concreto al terapeuta para que valore qué tipo de técnica es la más adecuada en caso de trastorno de pánico.

Autor: Eva R.

Compartir

Un comentario en “¿Puede ayudar el masaje a aliviar el trastorno de pánico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…