Tratamientos de spa contra la celulitis
Chica relajada en un spa
Foto: Haley Phelps en Unsplash

Tratamientos de spa contra la celulitis

La celulitis es un trastorno del tejido conjuntivo adiposo celular especialmente abundante en el tejido subcutáneo que puede afectar tanto a hombres como a mujeres, pero es más común en las mujeres debido a las diferentes distribuciones de grasa, músculo y tejido conectivo.

Se desconoce la causa exacta de la celulitis, pero parece ser el resultado de una interacción entre el tejido conectivo de la capa dermatológica que se encuentra debajo de la superficie de la piel y la capa de grasa que está justo debajo de ella.

Por qué aparece la celulitis

En las mujeres, las células grasas y el tejido conectivo de esta capa están dispuestos verticalmente. Si las células grasas sobresalen hacia la capa de la piel, esto da la apariencia de celulitis.

En los hombres, el tejido tiene una estructura entrecruzada, lo que puede explicar por qué son menos propensos a tener celulitis que las mujeres.

Sin embargo, sí que se pueden referir diversas circunstancias asociadas a la aparición de celulitis, como factores de tipo endocrino, factores vasculares y factores neurovegetitvis y psicológicos, así como factores genéticos y factores dietéticos y de forma de vida.

Las células por debajo de la superficie de la piel reciben sangre fresca libre de toxinas y desechos procedente de los vasos sanguíneos. El sistema linfático es responsable de la desintoxicación de la sangre antes de que pase a través de varias células en el cuerpo. Cuando un nodo linfático específico se bloquea, las toxinas y desechos que se encuentran en su camino hacia la expulsión fuera del cuerpo pueden quedar atrapadas en ciertas áreas, y comenzar a acumularse.

En las áreas que son propensas a la celulitis ocurre esto. Así, la cantidad de oxígeno y nutrientes que fluyen hacia el tejido conectivo que mantiene las células de grasa hacia abajo se agotará en paralelo a una mala circulación de la sangre.

Esto dará lugar al endurecimiento y engrosamiento del tejido conectivo que provoca la tirantez localizada del tejido o de la piel, mientras que la grasa, las toxinas y el fluido acumulado debajo empuja hacia arriba. El resultado agregado de todos ellos es lo que conocemos como piel de naranja.

Tratamiento de la celulitis en un spa

Los spas y centros termales pueden ser grandes aliados para la lucha contra la antiestética (y a veces dolorosa) celulitis. De todas las opciones disponibles, elegimos dos que utilizan el agua, como son la hidroterapia y la termogénesis. Y el quiromasaje apoyado en el drenaje linfático.

Además, el tratamiento de la celulitis debe incluir evitar cambios bruscos de peso, seguir un dieta equilibrada, evitar el estreñimiento y el sendentarismo y descansar lo suficiente. Además, es importante buscar formas de favorecer la circulación de retorno.

Hidroterapia

La hidroterapia incluye varias acciones, siendo el más demandado el aqua-drenaje linfático, gracias a los grandes resultados que aporta (a tener en cuenta siempre: el grado de celulitis y el tiempo que lleva “instalada” en nuestro cuerpo determinará unos resultados más positivos que otros).

Se trata de una serie de ejercicios gimnásticos que se realizan dentro del agua, consiguiendo el refuerzo de los músculos posturales, cuyo poder sobre los retornos venosos es hasta cuatro veces mayor a la de los músculos superficiales.

Además, en el Spa podrás aprovecharte de los baños de hidromasaje y las duchas de chorros localizadas, que mejoran la circulación sanguínea y el retorno venoso y linfático. Cuentas también con los chorros submarinos, que nos ofrecen un drenaje más profundo y potente que el manual, gracias a la fuerza del agua que masajea el cuerpo.

Termogénesis

La termogénesis consiste en la inmersión en un cubículo o tina de agua muy fría, durante un período no inferior a los 30 minutos. El agua casi helada activará la circulación sanguínea, favoreciendo el retorno venoso.

Aún mejor es combinar inmersiones en agua fría y caliente, sobre todo si realizamos esto último en la zona de jacuzzi para aprovechar mejor el efecto beneficioso de los chorros de agua ya mencionados. En su conjunto y realizado de forma habitual, mejorará el aspecto de la piel afectado por la celulitis.

El agua es un gran aliado de nuestro cuerpo, hidrata nuestra piel, elimina toxinas (lo que favorece la eliminación de la celulitis) y mejora el aspecto de nuestra piel.

Bebe abundante agua y toma alimentos diuréticos, además de seguir las técnicas descritas a realizar en un Spa y ayúdate con masajes manuales que potencien aún más los efectos del agua.

Drenaje linfático

A través del drenaje linfático mejora el flujo sanguíneo en las zonas con celulitis, de manera que los desechos acumulados y las toxinas se excretan naturalmente. Esta expulsión ayudará al ablandamiento del tejido conectivo y, en última instancia, a deshacerse de la celulitis visible en la superficie de la piel.

Aunque hay que tener en cuenta que a veces no basta solo con someterse al drenaje linfático para reducir la celulitis. De hecho, es muy conveniente apoyar la eliminación de toxinas con otros métodos, como con la incorporación de alimentos frescos y crudos en la dieta, el aprendizaje de técnicas de respiración profunda, hacer ejercicio regularmente, beber la cantidad adecuada de agua, evitar la ropa demasiado apretada que restrinja el flujo de sangre, etc.

Quiromasaje

Los objetivos del quiromasaje para la celulitis tienen como finalidad  prevenir su progresión a la vez que se estimula  el drenaje. Para ello, es importante que el masaje se haga a una intensidad profunda, pero empezando lentamente y aumentando el ritmo poco a poco, según el grado de dolor del sujeto.

Las técnicas de quiromasaje que se utilizan para el tratamiento de la celulitis son las siguientes:

  1. Pases magnéticos sedantes para preparar la zona, realizados desde la raíz hasta los extremos de las extremidades, en dirección centrífuga.
  2. Vaciado venoso para colaborar con el sistema venoso en la remoción de sustancias citotóxicas que se remueven durante el quiromasaje.
  3. Amasamiento digital y palmodigital para aumentar el riego sanguíneo y proveer a la zona de  riego sanguíneo arterial y su correspondiente retorno venoso.
  4. Fricción con arrastre.
  5. Vaciado venoso
  6. Pellizco de oleaje para producir hiperemia.
  7. Palmada digital con fricción y palmar para generar hiperemia y provocar el arrastre de la hiperemia y producir la remoción de sustancias.
  8. Vibraciones para calmar es sistema nervioso y descontracturar la musculatura.
  9. Picoteos y tecleteos para estimular los receptores internos y producir relajación.
  10. Pases magnéticos sedantes

La lucha contra la celulitis es dura, pero no imposible. Además, puedes combinar estos tratamientos con los masajes reductores, que te ayudarán a liberar líquidos.

Consejos para evitar la celulitis

La celulitis es, sin duda alguna, uno de los principales problemas que afectan a la mujer a lo largo de su vida, y ello lo demuestra el hecho de que un 90% de ellas la padecen a partir de la post-adolescencia en adelante.

  1. Tomar abundante agua, ya que ésta elimina las toxinas en el organismo. La cantidad de agua que debe consumirse varia de persona a persona pero los expertos recomiendan unos 8 vasos al día o equivalentemente unos dos litros aproximadamente.
  2. Evitar el abuso de la sal, ya que contribuye a la retención de líquidos en el cuerpo. En este sentido es recomendable tratar de consumirla con moderación. Recordar que las carnes conservadas, los quesos y algunas otras comidas preparadas como los consomés en polvo o lata tienen mucha sal. Como alternativa se aconseja sazonar con hierbas aromáticas (tomillo, salvia, albahaca, mejoraba, perejil, etc.) y evitar el uso de condimentos artificiales.
  3. La fibra natural en los alimentos ayuda a que nuestro sistema digestivo funcionen bien y eliminen sin problema todos los residuos. Por tanto es aconsejable comer vegetales frescos, hojas verdes como la espinaca y evitar las harinas y azucares refinados.
  4. Las grasas también contribuyen a la acumulación de toxinas y son altamente engordantes, especialmente las grasas saturadas como la margarina o manteca de cerdo, por ello es fundamental evitarlas. En consecuencia se deberá usar poca grasa al cocinar y, si se hace, son preferibles los aceites polisaturados ricos en omega 3. Sin embargo, el uso de aceites no debe eliminarse por completo ya que se ha demostrado científicamente que el uso moderado de aceites es no solo recomendable, sino, además, necesario para el organismo. En cualquier caso es conveniente evitar alimentos fritos, mayonesas y otras salsas de aderezo. La mayonesa esta compuesta de aceite y yema de huevo ambas muy ricas en colesterol.
  5. Tener cuidado con el abuso de las especias. Las especias consumidas con moderación son saludables pero el abuso de ciertas especias como la pimienta y otras, además de irritar el estomago, contribuyen a la acumulación de toxinas en el organismo.
  6. Evitar las bebidas carbonatadas o sodas. Las bebidas carbonatadas están llenas de ingredientes artificiales, azúcares y carecen de nutrientes.
  7. Evitar las harinas refinadas. Las pastas, repostería y panes blancos son ejemplos de estas calorías vacías. No comerlas frecuentemente.
  8. Algunos productos farmacológicos ayudan a quemar la grasa más eficientemente y a mejorar la celulitis, aunque no debemos abusar de ellos puesto que pueden generar problemas en nuestro organismo y, en cualquier caso, es recomendable que sean prescritos por nuestro médico.
  9. Los masajes diarios realizados de una manera enérgica ayudan a mejorar la apariencia de la celulitis. Estos masajes son más efectivos si se usan aceites especiales que contengan principios activos que activen la circulación y ayuden a eliminar toxinas, especialmente si su aplicación se realiza mediante un cepillado de todo el cuerpo.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario