Hipermovilidad articular: definición, causas y tratamiento
medico-hipermovilidad-articular-min

Hipermovilidad articular: definición, causas y tratamiento

La hipermovilidad articular ocurre cuando una persona tiene un rango de movimiento mayor de lo normal en una o más articulaciones. La persona nace con diferentes tejidos conectivos donde el colágeno es más flexible. Estoy permite un movimiento sin dolor más allá del alcance de las articulaciones de la mayoría de las personas.

Aunque puede parecer algo raro, en realidad entre el 20 a 30% de la población que tiene algún grado de hipermovilidad en una articulación aislada o en todo el cuerpo. La hipermovilidad es más frecuente en los jóvenes, las mujeres y ciertos grupos étnicos (como los asiáticos y los afrocaribeños).

En cualquier caso, la hipermovilidad articular no causa necesariamente problemas.De hecho, en deportes como la gimnasia y el baile, donde se requieren altos grados de movilidad, puede suponer una ventaja. Sin embargo, en el extremo de la hipermovilidad, algunas personas experimentan mucho dolor o lesiones en múltiples articulaciones.

Hipermovilidad articular: definición, causas y tratamiento 1

Se clasifica en una escala que mide cuántas articulaciones están involucradas: la llamada escala Beighton. Aunque esta escala es solo un indicador de hipermovilidad generalizada. En las personas con hipermovilidad en todo el cuerpo, las rodillas, los pulgares o los codos pueden doblarse en la dirección opuesta y pueden doblar las caderas y poner las manos en el suelo con las piernas rectas. En aquellos que tienen una o algunas articulaciones hipermóviles puede que no haya signos visibles de que son hipermóviles.

Debido a la flexibilidad adicional en las articulaciones, el cerebro puede malinterpretar dónde está la articulación en el espacio, lo que da lugar a movimientos torpes. También hay más presión y tensión en los músculos alrededor de las articulaciones, ya que intentan apoyar y controlar el movimiento adicional de las articulaciones hipermóviles, lo que puede provocar una sensación de rigidez corporal.

Características del síndrome de hipermovilidad articular

El síndrome de hipermovilidad articular se caracteriza por:

  • dolor.
  • predisposición a los efectos del trauma debido a la fragilidad del tejido conectivo.
  • tiempos de curación de cualquier lesión más lentos.
  • mayor tiempo de rehabilitación.
  • aumento de la prevalencia de fibromialgia y síndrome de dolor crónico.
  • reducción de la propiocepción articular (conciencia de dónde está la articulación en el espacio).

Además, existe una asociación entre la hipermovilidad y el aumento de los estados de ansiedad y ataques de pánico. Por otra parte, la parte autónoma (involuntaria) del sistema nervioso con frecuencia es disfuncional, lo que da lugar palpitaciones, mareos o desmayos.

Tratamiento y consejos

El tratamiento del síndrome de hipermovilidad articular se centra en mejorar el equilibrio, la propiocepción (conciencia de las articulaciones), el control de las articulaciones y en el fomento de la estabilidad y la fuerza de las articulaciones a través de su rango de movimiento.

Las actividades como el pilates y la natación son muy útiles, ya que ayudan a activar los músculos de todo el cuerpo para apoyar todas las articulaciones, en lugar de simplemente aislar una articulación o movimiento en particular.

Es importante que las personas con hipermovilidad no intenten empujar sus articulaciones a través de su rango de movimiento adicional, ya que intentan fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones hipermóviles.

Los estiramientos estáticos y los movimientos que estresan las articulaciones a través de su rango hipermóvil generalmente deben evitarse. Hacer ejercicio mirándose en un espejo puede ayudar a controlar el movimiento.

Osteopatía y síndrome de hipermovilidad articular

La osteopatía puede ayudar a tratar eficazmente tanto a personas que tienen cuerpos muy rígidos hasta aquellos quu son súper flexibles, usando la técnicas adecuadas para aliviar los síntomas, según corresponda.

En el caso de la hipermovilididad articular, los osteópatas pueden poner el énfasis en alentar el desarrollo de la fuerza central y la mayor estabilidad de los músculos y articulaciones a través del ejercicio, así como ayudar en el entrenamiento de la conciencia postural.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el hecho de que tener articulaciones hipermóviles no significa que sentirse flexibles todo el tiempo. El tratamiento osteopático puede ayudar a mejorar el rango de movimiento en áreas que se sienten restringidas para ayudarlo a regresar a un rango de movimiento normal.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario