Drenaje linfático: ese gran olvidado
Drenaje a una alumna de CIM Formación

Drenaje linfático: ese gran olvidado

En 1930, Emil Vodder, describió y puso en práctica un tipo de terapia manual que actuaba sobre el sistema linfático del organismo (método Vodder).

Más del 60% del cuerpo humano es de naturaleza líquida. El líquido intersticial, que rodea las células de nuestros tejidos, hace posible que estas se alimenten y eliminen sus sustancias de desecho y toxinas en él.

En caso de no funcionar correctamente el sistema linfático, el líquido intersticial, no hace su función, y puede aparecer encharcamiento, hinchazón y formación de edemas en el cuerpo.

Base científica del drenaje linfático

Desgraciadamente, el sistema linfático es el gran olvidado de la medicina e incluso poco estudiado por el colectivo médico. Esto hace que muchos médicos y personal sanitario, se muestren escépticos al oír hablar de una terapia manual que actúa sobre el sistema linfático vascular: el drenaje linfático

Esta terapia, hoy en día, tiene una base científica que consiste en la activación manual del drenaje del líquido intersticial y de la linfa (la llamada sangre blanca), produciendo una gran limpieza de los tejidos. Por ejemplo, en la mastectomía de mama y sus ganglios axilares, observamos que a los dos años se puede producir un edema en esa zona, y la única forma no cruenta de resolverla, es aplicando D.L.M.

Otras indicaciones terapéuticas en las que es efectivo el D.L.M. son:

  • Estreñimiento
  • Dolores menstruales
  • Edemas venosos en el embarazo
  • Estrés
  • Insomnio
  • Cirugía maxilofacial
  • Quemaduras
  • Traumatismos
  • Elefantiasis
  • Post-cirugía
  • Post-radioterapia

En Alemania, este tratamiento lo cubre la seguridad social. El D.L.M., no solo es un método utilizado en problemas puramente médicos. De hecho, hoy en día, es prácticamente el método manual por excelencia en el tratamiento de la celulitis y reducción de exceso de volumen corporal.

Complemento de otras terapias

  • Quiromasaje
  • Reflexología podal
  • Quiropraxia
  • Masaje del tejido conjuntivo
  • Tratamiento de las fascias, etc.

Para aprender esta técnica, no es necesario poseer formación sanitaria ni conocimiento de otras terapias manuales. Es una técnica que, con las enseñanzas de profesionales expertos en ella, es relativamente fácil de aprender. Implica una cierta formación teórica del cuerpo humano y una gran dosis de formación eminentemente práctica.

Desintoxicación del organismo

La capacidad del cuerpo para desintoxicarse comienza en el sistema linfático. A diferencia del sistema circulatorio, que utiliza el corazón para bombear la sangre a través de las arterias y venas, el sistema linfático no tiene una bomba central, sino que se activa con el ejercicio, la respiración diafragmática o la contracción abdominal, entre otras formas. Estos movimiento empujan la linfa a través del cuerpo. El drenaje linfático también actúa como una bomba para estimular el sistema linfático y así facilita, entre otras cosas, la desintoxicación celular

Durante  la sesión de drenaje linfático se utilizan movimientos repetitivos para estimular el líquido linfático y que este fluya a través del sistema. La técnica propicia la eliminación de los residuos y la toxicidad y proporciona sustancias nutritivas y hormonas al cuerpo.

Al promover el flujo linfático, la filtración y la purificación se produce la mejora de la función hepática, el fortalecimiento del sistema inmune y el aumento del movimiento del fluido hacia y desde los órganos y tejidos.

La respuesta de cada persona frente al drenaje linfático difiere dependiendo de los niveles de toxicidad individuales del cuerpo. Algunas personas sienten una profunda sensación de relajación, mientras que otros experimentan una explosión de energía. Sin embargo también hay quienes pueden experimentar fatiga o síntomas gripales leves.

Estas son respuestas normales que pueden durar hasta dos días. En todos los casos, es aconsejable beber mucha agua tras un drenaje linfático, ya que esto puede ayudar a eliminar toxinas y limpiar el sistema.

Conceptos físicos aplicados en el drenaje linfático

El especialista en drenaje linfático manual debe estar familiarizado con una serie de conceptos para el desarrollo de su práctica.

Filtración

Los líquidos penetran al sistema linfático a través de la parte de capilares linfáticos emerge la linfa que se transporta hacia los conductos linfáticos. Las interconexiones de estos, con el tiempo, se vacían en uno de los vasos principales: el conducto toráxico y el conducto linfático derecho. Estos conductores drenan la linfa en la vena subclavia izquierda y la subclavia derecha respectivamente.

A diferencia del sistema cardiovascular, el sistema linfático no es un sistema cerrado. El sistema circulatorio humano procesa un promedio de 20 litros de sangre por día a través de la filtración capilar, que elimina el plasma de la sangre. Aproximadamente 17 litros del plasma filtrado se reabsorben directamente en los vasos sanguíneos, mientras que los tres litros restantes permanecen en el líquido intersticial.

El líquido de la sangre circulante se filtra a los tejidos del cuerpo por acción capilar, transportando nutrientes a las células. El líquido baña los tejidos como líquido intersticial, recolectando productos de desecho, bacterias y células dañadas, y luego drena como linfa hacia los capilares linfáticos y los vasos linfáticos. Estos vasos transportan la linfa por todo el cuerpo, pasando por numerosos ganglios linfáticos que filtran materiales no deseados, como bacterias y células dañadas. Luego, la linfa pasa a vasos linfáticos mucho más grandes conocidos como conductos linfáticos .

Absorción

Los capilares linfáticos son los principales responsables de la absorción de líquido intersticial de los tejidos, mientras que los vasos linfáticos impulsan el líquido absorbido hacia los conductos colectores más grandes, donde finalmente regresa al torrente sanguíneo a través de una de las venas subclavias.

En esta función cabe destacar el quilo. El quilo es un tipo especial de linfa, ya que se forma por la reabsorción de la mucosa intestinal, que luego pasa al conducto quilífero de las vellosidades intestinales, donde se puede apreciar una gran concentración de grasa, agua, proteínas y macromoléculas.

El quilo juega un papel fundamental en la función inmunológica, transportando inmunoglobulinas y linfocitos T por todo el cuerpo. Sin embargo, su función principal es nutricional. Las grasas y la linfa ingeridas del estómago, el páncreas y el intestino son absorbidas por los linfáticos peritoneales y transportadas, en la cisterna del quilo. Este es un depósito de quilo formado por la coalescencia de múltiples vasos linfáticos abdominales justo debajo del diafragma, posterior a la aorta.

Desde aquí, el conducto torácico atraviesa el diafragma y sube por el tórax, adyacente a la aorta a la derecha de las vértebras torácicas. Al nivel aproximado de T5 , el conducto cruza hacia la izquierda y continúa atravesando el mediastino posterior, detrás del arco aórtico y el esófago. El conducto torácico sale del tórax a través de la entrada torácica y termina drenando hacia la circulación sistémica en la unión de las venas subclavia izquierda y yugular interna. De esta manera, las grasas y proteínas de la dieta se transportan desde el tracto gastrointestinal a la circulación sistémica.

Ósmosis

La ósmosis es el paso de moléculas del disolvente de una disolución más diluida a otra más concentrada a través de una membrana semipermeable. La presión osmótica es la fuerza que debería ejercerse para interrumpir este proceso. La presión osmótica es superior en el interior del capilar sanguíneo que en el medio intersticial.

Las proteínas están situadas tanto en el interior del capilar como en el exterior. La presión nicótica es la presión osmótica ejercida en una disolución coloidal. En esta disolución, el soluto son macromoléculas (proteínas plasmáticas). Estas, debido a su elevada concentración, ejercen una fuerte presión oncótica y atraen el agua del medio intersticial. Cuando falla esta fuerza se facilita el encharcamiento de los tejidos (falla la reabsorción).

Equilibrio de Starling

El equilibrio de Starling se refiere a que el volumen de líquido filtrado es igual al volumen reabsorbido. Dicho equilibrio está basado en las presiones anteriormente comentadas. Pero el equilibrio de Starling no es perfecto porque las fuerzas de filtración son superiores a las de reabsorción. Este exceso es el que irá eliminando por vía linfática, equilibrando el tejido.

Cuando este equilibrio se rompe aparece el edema. La cantidad de líquido que se filtra por los capilares arteriales el 90 % es reabsorbida vía venosa y el 10 % vía linfática. Esta microcirculación facilita el aporte de nutrientes a las células y la salida de deshechos y residuos celulares. La vía linfática es una vía supletoria, sobre todo de productos que no pueden ser eliminados vía venosa, rico en proteínas y macromoléculas.

Medidas de higiene y desinfección

En la práctica del drenaje linfático es muy importante contar con medidas de higiene y desinfección muy concretas, tanto en la sala como en los instrumentos que se utilizan. Esto permitirá un práctica segura, sin riesgo de infecciones.

Estas medidas de higiene y desinfección relacionadas con la práctica del drenaje linfático deben tener en cuenta lo siguiente:

  • Aplicación de técnicas de higiene, desinfección y esterilización.
  • Limpieza, desinfección, esterilización y antisepsia.
  • Métodos de esterilización: métodos físicos y métodos químicos.
  • Métodos de desinfección.
  • Agentes desinfectantes, esterilizadores y antisépticos.
  • Métodos de limpieza: métodos físicos y químicos, en forma separada o en combinación.

Preparación del profesional

El profesional, cuando se prepara para un masaje de drenaje linfática, debe tener en cuenta, además de su higiene personal y su higiene manos, cuestiones como ropa y calzado de trabajo, cumpliendo las condiciones higiénicas sanitarias y de higiene postural que permiten prevenir enfermedades profesionales.

Por otra parte, el profesional debe acomodar al cliente en la camilla o sillón en función de la zona de tratamiento, del masaje y la técnica seleccionada, dirigiéndole en la aplicación de técnicas de relajación, respiratorias y estiramientos complementarios al masaje.

Cabina y equipo

En cuanto a los equipos y accesorios para la aplicación de drenaje linfático mecánico, es importante comprobar que que estén en perfectas condiciones de uso. Una vez hecha la comprobación, estos se preparan siguiendo los protocolo de seguridad e higiene establecidos.

Además, en relación a esto, es necesario seleccionar previamente a la sesión los cosméticos, dosis y preparación en función del diagnóstico estético, para su uso en recipientes individuales y manipulándolos en las condiciones de higiene. También hay que revisar y prepara los medios técnicos, lencería, mobiliario, accesorios, etc, comprobando que se encuentran en las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas para su uso.

Por otra parte, si el drenaje linfático se realiza asociado a otro tratamiento estético, los productos que se seleccionan   se preparan para su uso en recipientes individuales,

Otras cuestiones que hay que tener en cuenta son las siguientes:

  • Es recomendable que todos los materiales y productos de desecho se coloquen en contenedores específicos para su posterior eliminación.
  • Finalizado el tratamiento hay que  comprobar  que el material utilizado quede limpio, desinfectado y/o esterilizado y ordenado para un nuevo uso.
  • La cabina de masaje se prepara en condiciones de seguridad e higiene óptimas, adaptando las condiciones de ventilación, temperatura, iluminación y sonido.
  • Las técnicas de aromaterapia, cromoterapia, musicoterapia, u otras, que complementan el tratamiento, se adaptan en función de los efectos que se pretenden conseguir, para su aplicación individual o en combinación con técnicas de masaje.

Todas las manipulaciones, indicaciones y aplicaciones del drenaje las estudiamos en nuestro curso de drenaje linfático manual.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario

Añadir comentario
  • Esta tecnica es muy buena y se acopla a las demas para complementar un mejor trabajo y resultados exelentes, es verdad que a este tema lo ha tenido apartado pero ahora es el momento de complementar en nuestras terapias esta gran ayuda para ser mas profesionales y dar un jemor servicio a nuestros pacientes