Cromoterapia: así es como el color puede hacer que te sientas mejor

No es ningún secreto: los colores pueden hacernos sentir bien. Estratégicamente presentado, el color es una potente herramienta para mejorar nuestro estado de ánimo y, en consecuencia, nuestra salud.

Pero la cromoterapia o terapia del color no es una técnica moderna, sino que se ha practicado desde la antigüedad. Se trabaja sobre la teoría de que tenemos centros de energía o chakras a lo largo de nuestro cuerpo y que los colores se activan para reequilibrar nuestro sistema energético.

Cuando nos bañamos en los colores del espectro de luz, que pueden ser reforzados por el agua y la luz, nos sentimos mejor. Esta idea, simple pero poderosa, es la que está detrás de la cromoterapia.

Los colores y los Chakras

colores-chakrasSe considera que los colores de los colores empleados en cromoterapia se corresponde a uno de los siete chakras principales del cuerpo.

El primer chakra

Se relaciona con el elemento de la tierra, y se encuentra en la base de la columna vertebral. Tiene que ver con los asuntos terrenales, como nuestro cuerpo, la salud, la supervivencia, la existencia material y monetaria y nuestra capacidad de satisfacer nuestras necesidades. Está asociado con la solidez y está representado por el color rojo.

El segundo chakra

Está relacionado con el elemento del agua y se encuentra en la parte inferior del abdomen. Es el centro de la sexualidad, las emociones, las sensaciones, el placer, el movimiento y la crianza. Está asociado al cambio y está representado por el color amarillo.

El tercer chakra

Se relaciona con el elemento del fuego y se encuentra en la zona de nuestro ombligo en nuestro plexo solar. Psicológicamente, se relaciona con el poder personal o la voluntad, e implica el ámbito de la acción. Se asocia con la transformación y está representado por el color naranja.

chakrasEl cuarto chakra

Está relacionado con el elemento aire y está situado en el corazón. Es el centro del sistema de chakras, el centro de energía que une a todas las otras fuerzas dentro y fuera, arriba y abajo, y su esencia es el amor de la aceptación gozosa. Representa la totalidad y está representado por el color verde.

El quinto chakra

Se relaciona con el elemento de sonido y está situado en la garganta. Es el centro de la auto-expresión y está en el ámbito de la conciencia que controla, crea transmite y recibe la comunicación. Se representa por el color azul brillante.

El sexto chakra

Está relacionado con el elemento de la luz y se asocia con el “tercer ojo”. Se refiere a ver, incluyendo el ser dotado de percepción psíquica. Se representa por el color añil.

El séptimo charka

Se relaciona con el elemento del pensamiento y se sienta como halo en la parte superior de la cabeza. Representa nuestros pensamientos conscientes e inconscientes, nuestro sistema de creencias. Se asocia con la conciencia cósmica y está representado por el color violeta.

Los baños en los colores pueden fortalecer los chakras donde son más débiles o proporcionar un equilibrio general de los chakras. También se puede practicar cromoterapia con el uso de ciertos colores o piedras preciosas, para fortalecer un chakra en particular.

Si te interesa produndizar en la cromoterapia, puedes informarte sobre nuestro curso de Terapia bioenergética de Chakras.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…