Cómo hacer masajes en los pies
Masajista realiza un masaje de pies
Foto: Mike Harrington en Getty

Cómo hacer masajes en los pies

Ya sea caminando o corriendo, muchas veces sobrecargamos demasiado nuestros pies. Hay que tener cuidado ya que los pies son una de las partes del cuerpo a la que prestamos menos atención. A veces utilizamos zapatos muy cerrados o apretados, sin ventilación y que nos duelen o nos molestan.

Además de ser la base sobre la que nos apoyamos, nuestros pies juegan un papel fundamental en nuestra salud. Nuestros pies tienen una especie de mapa con ciertos puntos reflejos que, cuando un terapeuta manual los activa, consigue mejorar la circulación y estimular al organismo para enfrentarse a desequilibrios del cuerpo o enfermedades.

Sin embargo, no sólo el profesional puede hacer un masaje en los pies, ya que en casa también puedes seguir los siguientes pasos para relajar esta parte del cuerpo.

Masajes de pie paso a paso

Sabiendo que el masaje es capaz de estimular la circulación sanguínea, nos centraremos en maniobras que nutrirán y fortalecerán la musculatura de los pies, proporcionando una sensación de bienestar.

Os lo explicamos paso a paso para que podáis hacer de manera sencilla incluso en casa, a un familiar, un amigo o vuestra pareja. Hay que realizar las maniobras descritas abajo en cada pie.

como hacer masaje en los pies

Paso 1. En primer lugar, sitúa a la persona que vas a realizar el masaje en un sofá o en una silla. También puede hacerse en la cama o en una camilla, pero la persona debe estar semi incorporada y en posición decúbito supino (boca arriba).

Paso 2. Comienza limpiando los pies con toallitas húmedas o una toalla previamente mojada con agua caliente. Durante la limpieza, envuelve el pie con una mano mientras la otra realiza la limpieza.

Paso 3. Abraza los pies de la otra persona haciendo pequeños amasamientos con la palma de las manos. Ni muy fuerte, ni muy flojo. Este es un primer contacto antes de comenzar las maniobras. Debes hacerlo en cada pie.

Paso 4. A partir de este paso, te centrarás sólo en un pie. Cuando realices todos los pasos del masaje de pies, empezarás con el otro. Realiza la rotación del tobillo en el sentido de las agujas del reloj y en sentido contrario. 5 veces para cada lado. La velocidad no debe ser ni muy rápida ni muy lenta. Hay que hacerlo con sentido común.

Paso 5. Con la palma de la mano, presiona los dedos del pie hacia atrás y mantenlos así durante unos 10 segundos. La otra mano se debe apoyar en el otro pie, sujetándolo.

Paso 6. Realiza una rotación de los dedos en sentido horario y en sentido antihorario. 3 veces en cada dedo.

Paso 7. Coloca en tus manos una cantidad, aproximadamente, como una cucharadita o una nuez de aceite para masaje o una crema de masaje neutra, y extiéndela por el pie de la persona. Nunca eches el aceite o la crema directamente sobre el pie, siempre antes sobre tu mano.

Paso 8. Desliza tus manos por todo el pie para esparcir el aceite (o crema). Siente todas las articulaciones de los huesos y cuál es el límite del dolor o de cosquilleo de la persona. En cuanto percibas esto, serás capaz de identificar la presión necesaria para hacer las siguientes maniobras.

Paso 9. Con los pulgares, haz movimientos circulares en toda la planta del pie (de arriba a abajo y de abajo hacia arriba). Repite 3 veces.

Paso 10. Una mano debe sostener el pie de la persona cerca del tobillo y con la otra mano cerrada, girarla haciendo presión con tus dedos en la planta del pie.

Paso 11. Ahora haz movimientos circulares con los pulgares por todo el empeine.

Paso 12. Desliza las dos manos sobre el empeine y la planta del pie (una mano en la planta y la otra en el empeine).

Paso 13. Después de esto, cierra una de las manos y, por tu lado del dedo meñique, da unos pequeños golpecitos en la planta del pie.

Paso 14. Para terminar, friega tus manos para producir calor y cubre el pie con ambas manos, haciendo una especie de sándwich con el pie (una mano en la planta y la otra en el empeine). Quédate así con las manos durante unos 20 segundos.

Paso 15. Ahora repite todos los pasos desde el punto 4 en el otro pie.

Cuando termines todos los pasos en los dos pies, haz deslizamientos hacia los gemelos (con una mano en cada pie). Y desciende masajeando todas las partes de los pies. Para finalizar el masaje en los pies, mantén los dedos de cada pie abrazados durante unos 10 segundos.

Es útil que cualquier persona sepa cómo hacer un masaje en los pies, no sólo para el caso en que alguien sufra dolores o calambres en los pies. El masaje relajante en los pies genera una maravillosa sensación de bienestar en quien lo recibe.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario