Cómo ayudar a las personas con EPOC con masajes
Cómo ayudar a las personas con EPOC con masajes 1

Cómo ayudar a las personas con EPOC con masajes

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, conocida por acrónimo EPOC, es un grupo de enfermedades progresivas que causan obstrucción del flujo de aire y enfermedades relacionadas con la respiración.

64 millones de personas en todo el mundo tienen EPOC. Cada año se diagnostican 3 millones de casos nuevos con mujeres diagnosticadas con bronquitis crónica, dos veces más que los hombres. La incidencia en mujeres está en aumento, pero en declive en hombres.

El humo del tabaco es la causa número 1 de EPOC, pero también es causada por contaminantes del aire, especialmente contaminantes químicos. La genética y las infecciones respiratorias también pueden contribuir factores. El tratamiento médico puede ayudar a controlar los síntomas, pero no hay cura. El ejercicio puede ayudar a mejorar la fuerza física y la resistencia, pero no puede revertir el daño. En el lado contrario, la falta de actividad física puede exacerbar la falta de aliento.

La EPOC conduce a limitaciones de actividad, como dificultad para caminar y subir escaleras. Además, los síntomas incluyen dificultad para respirar, fatiga, sibilancias y tos que producen moco, flema y, a veces, sangre. La opresión en el pecho también es una queja habitual entre los afectados.

El tratamiento efectivo puede aliviar la gravedad, disminuir la frecuencia de los síntomas y retrasar la progresión de esta enfermedad. La rehabilitación pulmonar puede ser muy beneficiosa. Aprender ejercicios de respiración y estrategias para lidiar con sus síntomas puede ayudarlo a controlarlos mejor. Un programa de ejercicios centrado en la fuerza y ​​la resistencia muscular también es beneficioso. Es por esto que el Pilates es un ejercicio perfecto para personas con EPOC, especialmente en lo que se refiere a la realización de ejercicio de respiración.

Pilates para personas con EPOC

Hacer ejercicio puede parecer un desafío cuando tiene problemas para respirar por EPOC. Sin embargo, la actividad física regular en realidad puede fortalecer los músculos respiratorios, mejorar la circulación, facilitar el uso más eficiente del oxígeno y disminuir los síntomas.

Pilates es un programa de ejercicios de bajo impacto que se enfoca en el fortalecimiento del núcleo, la respiración y el movimiento de calidad. El transverso es el músculo abdominal más profundo. Es un estabilizador local para la columna lumbar, pero también es un músculo de la respiración.

Cuando exhalamos tal y como se hace en la práctica del método Pilates se activa el abdomen transverso, lo que fortalece el núcleo, pero también nos obliga a exhalar más completamente. Cuando exhalamos de manera más eficiente, podemos inhalar más aire, proporcionando más oxígeno al corazón y otros músculos y órganos. Esto también ayuda a fortalecer el diafragma y a mejorar la capacidad pulmonar.

Al centrarnos en la calidad de cada inhalación y exhalación, tal y como lo hacemos durante los ejercicio del método Pilates, también aprendemos a controlar nuestra respiración y podemos usarla cuando los síntomas se exacerban y nos permiten controlar mejor la respiración.

Por otra parte, los implementos utilizados en Pilates también pueden ayudar a fortalecer los músculos abdominales y respiratorios. Por esta razón, Pilates puede ser una parte integral de la rehabilitación para alguien que sufre de EPOC. El ejercicio mejorará la fuerza general y la resistencia, además de fortalecer los músculos que usa para respirar.

El ejercicio en general mejora la circulación y ayuda al cuerpo a utilizar mejor el oxígeno. También fomenta la obtención de niveles de energía para que pueda hacer más sin cansarse o quedarse sin aliento, fortalece el corazón y el sistema cardiovascular y reduce la presión arterial y aumenta su resistencia.

No obstante, es necesario hablar con el médico antes de realizar cualquier tipo de ejercicio cuando se padece EPOC o cualquier otra enfermedad crónica.  Pilates puede ser una parte integral de la rehabilitación para alguien que sufre de EPOC, pero siempre debe hacerse con el consentimiento y conocimiento del médico.

Masaje contra el EPOC

Es muy importante tener presente que el quiromasaje está contraindicado para las personas que padecen enfisema y bornquiectasias. Sin embargo, las personas que sufren asma o bronquitis crónica se puede beneficiar del quiromasaje como complemento de su tratamiento.

Asímismo, hay que tener presente que las técnicas de quiromasaje empleadas en el tratamiento de la EPOC deben ser siempre utilizadas como paliativos, siempre bajo supervisión médica.

Objetivos

Sin perder de vista que no todas las personas con EPOC pueden recibir quiromasaje, para aquellas que el médico haya autorizado o recomendado este tipo de terapia, los objetivos que se buscan son los siguientes:

  • En primer lugar, colaborar con la optimización de la capacidad pulmonar del paciente.
  • También se busca aumentar la disponibilidad de oxígeno en sangre para aumentar y mejorar la circulación.
  • El tercer objetivo que se pretende alcanzar es mejorar la permeabilidad aérea con la movilización de mucopurulencias
  • Por último, el quiromasaje también pretende relajar y flexibilizar la musculatura acortada a consecuencia de la EPOC.

Técnicas de quiromasaje para el tratamiento de la EPOC

El sujeto se colocará en posición decúbito supino, decúbito lateral, decúbito prono o sedente, en función de la situación de cada uno.

La primera fase del masaje es un masaje de relación en la que se aplican las siguientes técnicas:

  • Pases magnéticos sedantes sobre el tórax y el cuello para crear sensación de relajación y buscando influir en el ritmo respiratorio para hacerlo continuo y fluido.
  • Vaciado venoso en cada hemitórax en dirección centrípeta.
  • Amasamiento palmodigital en la zona cervical y en la línea de trapecios.
  • Amasamiento digital en la zona cervical específica, de forma suave, siguiendo las fibras musculares, pasando por esternocleidomastoideo y escalenos.
  • Amasamiento digital en el tórax por las clavículas y, bajando por los laterales, volver a subir.
  • Vaciado venoso.
  • Fricción.
  • Roce profundo.

En una segunda fase de drenaje se aplican las siguientes técnicas:

  • Clapp a 3×3. El clapping, cuyo objetivo es dar una dirección al flujo de secreciones. Según la posición el objetivo será diferentes, ya que se movilizarán las secreciones de manera diferente. En el caso del quiromasaje para EPOC se realización 3 en dirección central y tres en dirección cefálica u oblícua.
  • Repetir clapp 3×3 en posición decúbito lateral, dibujar una línea por cada hemitórax, en parte lateral y en parte medial.
  • En sedestación, clapp bilateral 3×3.

En la tercera y última fase, de expectoración, se aplican estas técnicas:

  • Vibraciones y presione expectorantes bajo las clavículas y en las costillas inferiores.
  • Pases magnéticos sedantes para devolver al sujeto a su estado basal, con una respiración fluida y normal.

Maniobras contraindicadas

Es importante tener en cuenta que las palmadas cóncavas estás contraindicadas en casos de neumotórax no drenado, osteoporosis avanzada broncoespasmo, derrame pleural, fracturas costales y enfisema subcutáneo, así como en casos de  infecciones agudas y procesos tumorales que presenten metástasis en el tórax.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario