Beneficios del masaje en verano

Con el calor del verano viene un aumento de las actividades al aire libre y nuestro cuerpo se activa después de muchos meses de actividades sedentarias en interiores. Nos dedicamos a cortar plantas, barrer los patios, caminar más e incluso nos animamos con algunas actividades deportivas: piscina, correr, tenis, bicicleta, jugar a la pelota con los niños, o simplemente lanzando el frisbee en la playa.

Con estas nuevas actividades, también aparecen nuevos dolores en músculos y articulaciones que no hemos utilizado en todos estos meses.

Masaje en verano en la orilla del mar

Laas agujetas

Muchos conocéis e incluso habéis vivido las consecuencias de la acumulación de ácido láctico, comúnmente conocida como “agujetas“. Cuando trabajamos o hacemos ejercicio físico intenso, los músculos acumulan ácido láctico. Esto es normal, pero a menudo pueden llegar a producirse calambres, espasmos o tensiones cuando se acumulan en las fibras de los músculos. Esto crea los “nudos” dolorosos que experimentamos, y que también pueden acortar nuestra amplitud de movimiento.

Un quiromasajista profesional aplicará las técnicas adecuadas para liberar estas tensiones, calambres, espasmos y constricción de los nódulos de fibra. Esto es importante, porque si no se tratan estas bolsas de ácido láctico, pueden ser más tóxicas para el organismo y provocar una respuesta inflamatoria por el sistema inmunológico, que aumenta el nivel de dolor.

Para evitar esta situación a menudo sólo se requiere un masaje zonal, es decir, trabajar hombros, cuello, brazos, espalda o piernas, en lugar de un masaje de todo el cuerpo. Estas sesiones más cortas, eficaces, y también serán más asequibles para nuestros clientes.

De esta manera se devolverá a los músculos a su capacidad óptima de funcionamiento, se mejorará el rango de movimiento y aumentará la flexibilidad y el tono muscular.

Beneficios del masaje en verano

  • Aliviar el estrés, la ansiedad inducida por el dolor y la congestión muscular.
  • Mejorar los patrones de sueño.
  • Mejora de la eliminación de desechos metabólicos y el fortalecimiento de la función inmunitaria.
  • Mejora el estado de atención y concentración mediante la reducción de la fatiga.
  • Reducción de la hinchazón. El masaje y el drenaje linfático también pueden ayudar a sentirse bien en un clima caliente, que habitualmente hace que nos sintamos más lentos. Esto suelen notarlo mucho las mujeres, pero los hombres también sufren de ello.
    El calor afecta a nuestro sistema linfático y provoca la hinchazón en las piernas (linfedema). El masaje puede ayudar a reducir la inflamación y ayudar a que nos sintamos menos lentos y aliviar esa sensación de pesadez.
  • Aliviar los dolores de cabeza tensionales.
  • Proporcionar una sensación de bienestar.
  • Reducción de la fatiga.
  • Ayuda a la proliferación de glóbulos blancos que ayuda a nuestro sistema inmunológico.
  • Mejora de estados de decaimiento y depresión. El masaje también libera dos potentes sustancias químicas que se encuentran de forma natural en el cuerpo: endorfinas y la dopamina. Estas ayudan a tener una mejor sensación de bienestar, lo que para algunas personas puede ser esencial, especialmente si sufren depresión o estados de decaimiento.

Por tanto, este es un momento ideal para aconsejar a vuestros clientes que prevengan todas estas situaciones regalándose regularmente algunas sesiones de masaje durante el verano.

Autor: CIM Formación

Compartir

Un comentario en “Beneficios del masaje en verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…