¿Una vacuna contra el acné?

Sería fantástico poder tener una vacuna que impidiera que saliera acné. Pues tal vez sea posible. Un nuevo estudio informa los importantes pasos que se han tomado para el desarrollo de una vacuna contra el acné.

Los investigadores demostraron por primera vez que los anticuerpos contra una toxina secretada por bacterias en el acné vulgar pueden reducir la inflamación en las lesiones del acné humano. El estudio fue publicado en el Journal of Investigative Dermatology a finales de agosto de 2018.

Una vacuna contra el acné

Dicen los investigadores que, una vez que se haya validado por un ensayo clínico a gran escala, el impacto potencial de estos hallazgos será enorme para los cientos de millones de personas que sufren de acné. Dicen que las opciones de tratamiento actuales a menudo no son efectivas o tolerables para la mayoría de adolescentes y adultos que padecen esta afección inflamatoria cutánea. “Se necesitan terapias nuevas, seguras y eficientes”, afirman.

Vacuna contra el acné

Aunque el acné no es una enfermedad que amenaza la vida, su carga psicológica es alta. Es difícil de ocultar y con frecuencia afecta la autoestima de las personas afectadas, especialmente durante la adolescencia, un período de importante desarrollo físico, emocional y social.

Las lesiones y/o cicatrices del acné pueden persistir en adultos. Los medicamentos actuales a menudo son insuficientes y pueden causar efectos secundarios difíciles de tolerar que van desde sequedad e irritación de la piel hasta depresión, pensamientos suicidas y mayores tasas de defectos de nacimiento.

Una vacuna contra el acné podría evitar los efectos adversos potenciales de los retinoides tópicos o sistémicos y los antibióticos, las opciones de tratamiento actuales.

Esta vacuna sería la primera en atacar a las bacterias que ya están en la piel humana, en lugar de los patógenos invasores. Después de demostrar por primera vez que el factor Christie-Atkins-Munch-Peterson (CAMP), una toxina secretada por la bacteria Propionibacterium acnes (P. acnes), puede inducir respuestas inflamatorias, los investigadores exploraron en ratones y ex vivo en células de la piel humana si podían inhibe la inflamación empleando anticuerpos para neutralizar este factor de virulencia.

Sus hallazgos muestran que la aplicación de anticuerpos monoclonales al factor CAMP 2 efectivamente disminuyó la respuesta inflamatoria.

Autor: Eva María Rodríguez

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…