Papel de los antioxidantes en el envejecimiento de la piel

Para muchas personas, la disminución de la salud de la piel es uno de los efectos más desagradables del proceso de envejecimiento. El estrés oxidativo fomenta el envejecimiento de la piel, que se caracteriza por las arrugas y la pigmentación atípica. A medida que envejecemos, nuestra piel pierde su elasticidad, se vuelve más fina y seca, y su capacidad para repararse disminuye.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Maryland y publicado en 2017 en la revista Scientific Reports encontró un antioxidante que podría retrasar el envejecimiento de la piel. Este trabajo sugiere que un químico común, barato y seguro podría retardar el envejecimiento de la piel humana. Los investigadores encontraron evidencia de que la sustancia química, un antioxidante llamado azul de metileno, podría ralentizar o revertir varios signos conocidos del envejecimiento cuando se analiza en células de piel humana cultivadas y en tejido cutáneo simulado.

Diferencia de piel al envejecer

Dicen los investigadores que este trabajo sugiere que el azul de metileno podría ser un poderoso antioxidante para el uso en productos para el cuidado de la piel. “Los efectos que estamos viendo no son temporales”, explican. Y añaden: “El azul de metileno parece hacer cambios fundamentales a largo plazo en las células de la piel”.

El azul de metileno y el envejecimiento de la piel

Para probar su teoría, los investigadores probaron el azul de metileno y otros tres antioxidantes, N-Acetil-L-Cisteína, MitoQ y MitoTEMPO, en fibroblastos de la piel. Estas son células en la capa cutánea dérmica que producen colágeno, la proteína estructural primaria de la piel.

Los fibroblastos de la piel se derivaron de adultos sanos de mediana edad y de mayor edad, así como de individuos con progeria, una afección caracterizada por un envejecimiento acelerado.

Después de tratar los fibroblastos con azul de metileno durante 4 semanas, los investigadores identificaron una disminución en las especies reactivas de oxígeno, que se sabe que causan daño en las células de la piel. El tratamiento con azul de metileno también dio lugar a una reducción en los marcadores de senescencia celular. El compuesto aumenta la división celular y reduce la muerte celular.

En los fibroblastos derivados de adultos mayores, que tenían 80 años o más, los investigadores encontraron que 4 semanas de tratamiento con azul de metileno llevaron a numerosas mejoras. Estos incluyeron una reducción en la expresión de los genes beta-galactosidasa y p16, que son marcadores del envejecimiento celular.

Según los investigadores, el azul de metileno ha demostrado un gran potencial para retrasar el envejecimiento de la piel en todas las edades. El equipo observa que el azul de metileno dio mejores resultados a la hora de reducir los signos de envejecimiento en los fibroblastos de la piel que los otros tres antioxidantes probados.

Mayor retención de agua y grosor de la piel

A continuación, los investigadores probaron el azul de metileno en un modelo 3-D de piel humana, utilizando células de piel humana vivas. Explican que este sistema les permitió probar una serie de síntomas de envejecimiento que no podemos replicar solo en células cultivadas.

El equipo encontró que el modelo de piel no solo retenía más agua cuando se trataba con azul de metileno, sino que también aumentaba su grosor. Respecto a esto, los investigadores dicen que tanto la mayor retención de agua como el mayor grosor de la piel son características típicas de la piel más joven.

Además, los investigadores descubrieron que el azul de metileno provocaba poca o ninguna irritación de la piel, lo que aumenta aún más la viabilidad del compuesto como un producto eficaz contra el envejecimiento.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…