Manicura de uñas de gel: ventajas e inconvenientes

Las uñas de gel están ganando terreno en el campo de la manicura. Además de ofrecer una solución estética eficaz y duradera, sus posibilidades en el campo de la creatividad son espectaculares. Aunque estas no son sus únicas ventajas, cabe destacar que también tienen algunos inconvenientes.

En qué consiste la manicura de uñas de gel

Las uñas de gel se hacen aplicando sobre la uña natural un material acrílico que se adhiere con un poco de pegamento especial que permite que puedan ser retiradas sin dolor. Una vez colocada la uña de gel, se puede limar y cortar a medida, así como elegir entre varios acabados o decorar al gusto. En cualquier caso, cuando se ha terminado de decorar o esmaltar, es necesario aplicar una capa o dos de gel fijador que, además, aporta brillo. Para un acabado aún más profesional, se suele emplear un spray activador o una lámpara para sellar el gel.

La aplicación de gel podría durar para siempre, pero la uña crece y, por lo tanto, van quedando huecos en la zona de la cutícula que pueden ser rellenados para igualar las uñas.

manicura con uñas de gel

Ventajas de las uñas de gel

Las uñas de gel proporcionan no solo una forma de llevar siempre unas uñas bonitas y bien cuidadas sino que, al durar mucho tiempo, protegen la uña natural. Esto es especialmente interesante en casos de uñas frágiles o si presentan algún tipo de alteración. También son una buena opción para quienes se muerden las uñas y protección extra a quienes expongan mucho sus manos. De hecho, se puede hacer una manicura de gel discreta, sin color ni decoración.

Otra de las ventajas de las uñas de gel es que están hechas de un material muy ligero, por lo que son muy cómodas y agradables. Este mismo material es muy resistentes a los golpes, por lo que no resultan fáciles de estropear o romper.

Inconvenientes de las uñas de gel

Hay que tener mucho cuidado a la hora de retirar las uñas de gel, concretamente con la utilización de acetona para ablandarlas. Muchas marcas de prestigio desaconsejan empapar la manos con acetona para dejar las uñas en remojo. También hay que tener cuidado con el pulido final tras retirar la uña, puesto que si se pule en exceso la uña natural ésta puede quedar demasiado fina y desprotegida.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…