Hidrata correctamente tu piel después del verano
hidratar-piel-invierno-verano-2|hidratar-piel-invierno-verano-1|hidratar-piel-invierno-verano-3|hidratar-piel-invierno-verano-4

Hidrata correctamente tu piel después del verano

¿Sabías que la piel, después del verano, se encuentra muy desprotegida para el nuevo comienzo de la temporada de frio? No sólo en verano debemos hidratar perfectamente nuestra piel, el invierno es una época fría y seca y la elasticidad de la piel lo nota.

Para tener una piel saludable y bonita es muy importante mantenerla muy bien hidratada, sobre todo cuando se inician cambios de estación tan bruscos como es el verano e invierno.

Una piel hidratada no solo se consigue con el uso de cremas hidratantes o productos específicos para pieles secas, es necesario ayudarla a través de nuestro interior. Es decir, ingiriendo líquidos.

Si la mantenemos bien hidratada se volverá más elástica, protegida y más preparada para cualquier cambio de temperatura o agresión externa. Es muy fácil mantener unos pequeños hábitos saludables para conseguir una piel sana y bella por dentro y por fuera.

Desde CIM te daremos varios consejos para que empieces a llevarlos en práctica y así lucir una piel llena de vida y joven.

  • hidratar-piel-invierno-verano-3Olvídate de la comida basura, del tabaco y del alcohol. Todos esos hábitos no son nada saludables y no te aportan ningún beneficio para ti y para tu organismo. Hoy es el día de cambiar y apostar por unas costumbres más sanas.
  • Beber mucha agua: sí, estamos cansados de decirlo, pero es totalmente cierto. Nuestro organismo se compone en un 70% de agua y es muy necesaria para activar la función de desintoxicación y mantener un nivel de humedad correcto.
  • Acuérdate que las infusiones y las frutas también contienen agua. Si no eres de los que bebes continuamente, añade a tu dieta una infusión a media mañana o una fruta fresca como la sandía.
  • Las verduras y las hortalizas también son tus aliadas. Estos alimentos son ricos en fibras y contienen agua.
  • hidratar-piel-invierno-verano-4Evitar las excesivas exposiciones al sol. No sólo dañaras tu piel, si no que puedes deshidratarte.
  • Utiliza aceites corporales: los aceites corporales son más humectantes que las cremas hidratantes. Un buen aceite corporal es el aceite de almendras.
  • Duchas frías o templadas: evita las duchas de agua muy caliente. Las duchas de agua fría te ayudan a activar la circulación, oxigena los tejidos y el colágeno de la piel.
  • Protegerse del frio: al igual que hay que evitar las excesivas horas de exposiciones al sol, también debemos protegernos del frío con ropa de abrigo, bufanda, guantes, etc. Con ello, la piel no se resecará tanto.

Ver todos los artículos de Estética y Belleza

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Comentanos