Factores que influyen en el envejecimiento de la piel
envejecimiento-de-la-piel-progresivo|envejecimiento-de-la-piel

Factores que influyen en el envejecimiento de la piel

El envejecimiento de la piel es un fenómeno complejo que se manifiesta tanto a nivel celular como en las capas profundas de la piel. El cambio más evidente y visible es la pérdida de elasticidad de la piel y la aparición de arrugas y manchas.

La piel pierde tonicidad con el paso del tiempo

Con el paso del tiempo, la piel pierde elasticidad y tonicidad debido a la reducción de la cantidad de glucógeno que de manera natural se encuentra en la piel. Cuanto menos colágeno hay, menos fibras elásticas hay en la piel, lo que produce esa pérdida de tonicidad y, con ello, aparece el relajamiento de los tejidos. La pérdida de ácido hialurónico, también presente de forma natural en la piel, provoca también pérdida de tonicidad, ya que la piel pierde con ello su capacidad para retener agua.

Por otra parte, la renovación de las células de la epidermis se reduce cerca del 50%, lo que reduce el espesor de la piel, lo que favorece que las glándulas sebáceas se atrofien y, por lo tanto, disminuya la capacidad de la piel de hidratarse naturalmente.

envejecimiento de la piel progresivo

Envejecimiento de la piel prematuro

Aunque el envejecimiento de la piel es un proceso natural, ciertos factores pueden acelerarlo. La buena noticia es que, conociendo estos factores, es más fácil ponerle remedio atancando su origen, en vez de sus consecuencias.

Los factores más destacables que afectan al envejecimiento prematuro de la piel son:

  1. Una alimentación pobre en antioxidantes y ácidos grasos esenciales. Una dieta sana, rica en frutas, verduras y legumbres, asegura una ingestión de los antioxidantes que pueden ayudar a limitar los efectos dañinos de los radicales libres sobre la piel.
  2. El humo del tabaco es rico en sustancias nocivas para la piel y hace que esta se vuelva gris y apagada.
  3. La exposición solar prolongada no es buena para la piel. Los rayos UVB causan enrojecimiento de la piel y hacen que la epidermis (capa superficial) se vuelva más frágil. Por su parte, los rayos UVA provocan daños más en profundidad, en la dermis (donde se encuentran el colágeno y la elastina). Dejar de fumar contribuye a mejorar el aspecto de la piel al excluir los productos químicos y la nicotina presentes en los cigarrillos.
  4. Las modificaciones hormonales, especialmente la menopausia.

Cuidado de la piel

La piel cambia en cada etapa de la vida. En cualquier caso, no hay que alarmarse, ya que como vemos en nuestro curso de estética y belleza, existen muchos cuidados y diversas técnicas para que la piel presente siempre su mejor aspecto. La forma de cuidarla debe reflejar sus necesidades en cada momento, sin olvidar que es tan importante cuidarse por dentro como por fuera.

envejecimiento de la piel

Ver todos los artículos de Estética y Belleza

Comentanos