Consejos para el cuidado de la piel (II): a partir de los 30

Anteriormente hablamos de cómo cuidar la piel a partir de los 20 años. En esta ocasión vamos a seguir avanzando en el tiempo y vamos a ver qué cuidados específicos requiere la piel a partir de los 30 años. Porque, aunque a todos nos gustaría seguir teniendo la piel como en la veintena, lo cierto es que a partir de la tercera década son necesarios algunos cuidados de la piel específicos para poder seguir luciendo joven y saludable. De hecho, es el momento de comenzar con las rutinas antienvejecimiento, incluso aunque todavía no hayan aparecido signos visibles, como líneas de expresión o pequeñas arrugas.

Cambios en la piel a partir de los 30

Cambios en la piel a partir de los 30

Si te has cuidado bien la piel es probable que no notes grandes cambios cuando llegues a los 30. Sin embargo, bajo la superficie van disminuyendo las reservas de grasa, lo que hace que la cara se vea más delgada y menos redondeada. Las fibras de colágeno y elastina comienzan a descomponerse y se reduce la producción de  melanocitos, que son las células que se encargan de la producción de melanina, fundamental en la protección contra los rayos solares.

A partir de los los 30 años, es posible empezar a notar un tono amarillento y opaco en el tono de tu piel, a medida que la velocidad de rotación de las células disminuye. Llegados a la mitad de la treintena comenzarán a aparecer líneas finas, especialmente alrededor del área del ojo.

La rosácea también aparece comúnmente a esta edad y puede confundirse con el acné en adultos. Sin embargo, con la rosácea (una enfermedad inflamatoria y crónica de la piel de la cara), el enrojecimiento aparece y desaparece, especialmente al tomar comidas picantes o bebidas calientes.

Cuidados de la piel a partir de los 30

El retinol es el mejor anti-edad disponible en el mercado. El retinol ayuda a aumentar la producción de colágeno, acelera el recambio celular y hace que la piel se vea más brillante. También puede ayudar a evitar los signos del envejecimiento. Por eso es importante buscar cosméticos que incluyan retinol.

Además, es importante empezar a usar una crema específica para el contorno de ojos, si es que no se ha hecho ya. La piel alrededor de los ojos, más delgada, es la primera en mostrar signos de envejecimiento. También es más propensa a secarse.

También es importante prestar atención a la piel de cuello. La piel del cuello es la siguiente en mostrar signos de envejecimiento. Pero la piel del cuello no es tan fina como la del contorno de ojos. Simplemente es necesario aplicar en esta zona los mismos productos que se empleen en la cara.

Cuidados de la piel a partir de los 30

Pero no todos los cuidados de la piel vienen desde fuera. La alimentación también juega un papel fundamental en el cuidado de la piel. Comer frutas y verduras, tanto cocinadas como crudas, ayuda a combatir el envejecimiento desde el interior. Por ejemplo, los carotenoides son responsables de dar a las frutas y verduras sus magníficos colores, pero también le dan a la piel un color brillante y saludable.

Por otra parte, aquellas personas que no hacen ejercicio deberían plantearse incluirlo en su rutina diaria. Por diversas razones, a medida que pasan los años se reduce la actividad física diaria y el tiempo dedicado al ejercicio. Pero no hay que olvidar su importancia. El ejercicio, además de favorecer la salud física y mental, ayuda a tener la piel más saludable y bonita, ya que ayuda a aumentar la circulación también en el rostro, lo que le da mucho mejor aspecto.

Autor: Eva María Rodríguez

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…