Cómo desintoxicar el cuerpo y la piel
Mujer desintoxicando la piel de la cara
Foto: Curology en Unsplash

Cómo desintoxicar el cuerpo y la piel

Para una piel sana y radiante es necesario cuidar el cuerpo. La desintoxicación de la piel es esencial para el proceso de recuperación. En este artículo explicamos la importancia de hacer una desintoxicación como parte importante del cuidado de la piel.

¿Qué significa desintoxicar el cuerpo y la piel?

El órgano más grande de tu cuerpo es la piel. Tiene numerosas funciones vitales que ayudan a proteger el cuerpo contra la pérdida excesiva de agua y las infecciones. También juega un papel fundamental en la regulación de la temperatura corporal, la sensación, el aislamiento y la producción de vitamina D.

Los productos químicos en el agua, la suciedad, el maquillaje, la contaminación, los trastornos hormonales y una dieta poco saludable contribuyen a la acumulación de sustancias tóxicas en el interior del cuerpo y la piel.

Con el tiempo, los radicales libres y otras toxinas se acumulan en su cuerpo y piel. Pueden provenir de la contaminación del aire, la exposición a productos químicos nocivos, el humo del tabaco, los alimentos poco saludables y varias otras fuentes.

Las toxinas pueden dañar seriamente las células de la piel. De hecho, los radicales libres alteran negativamente los lípidos, las proteínas y el ADN y desencadenan una serie de enfermedades. Por eso es tan importante realizar periódicamente una desintoxicación de la piel. Una desintoxicación de la piel no solo eliminará las toxinas y los radicales libres de la piel, sino que también  dará a los poros una limpieza profunda y eliminará las impurezas de las células de la piel.

¿Cómo hacer una desintoxicación de la piel?

Estos son algunas de las acciones que pueden llevar a cabo para desintoxicar el cuerpo y la piel:

  • Alimentación. Elimina el exceso de azúcares y los alimentos fritos y alegra tus comidas con frutas y vegetales de colores variados. Son especialmente interesantes el brócoli, los plátanos, la col rizada, las nueces, las peras, los aguacates y la sandía te darán un brillo.
  • Ejercicio. El ejercicio es una parte integral de la desintoxicación de la piel. Cuando haces ejercicio, tu piel transpira y tu corazón se acelera. Ayuda a eliminar los desechos no deseados, las toxinas y las impurezas.
  • Tratamientos faciales. Los tratamientos faciales son una excelente manera de estimular la desintoxicación. Un tratamiento facial adecuado puede limpiar los poros.
  • Limpieza. La limpieza debe ser parte de tu rutina diaria, con un pre-limpiador y un limpiador. Un pre-limpiador elimina los contaminantes que se acumulan a lo largo del día y facilita el trabajo del limpiador. Usa productos adecuados a tu tipo de piel.  Se recomienda utilizar un limpiador de aceite por la mañana y un limpiador de espuma por la noche, si tienes la piel seca. Las personas con piel grasa o propensa al acné deben emplear un gel limpiador a base de agua.
  •  Exfoliación.  Un exfoliante suave es vital en la desintoxicación de la piel para devolverle la piel suave como la de un bebé. Un exfoliante ayuda a eliminar las células escamosas de la piel y elimina la piel muerta, dejándolo con una piel más clara. Si tienes la piel irritada, evita los exfoliantes duros y granulados, ya que empeorará la irritación.
  • Tónico. La tonificación es un paso esencial de cualquier régimen de cuidado de la piel. Los tónicos ayudan a equilibrar la piel después de la limpieza, lo que reduce el nivel de pH y elimina cualquier exceso de aceite que se le haya escapado al limpiador. También es una excelente manera de preparar la piel para los productos posteriores, como sueros o humectantes.
  • Hidrata adecuadamente tu piel.  Asegúrate de hidratar tu piel adecuadamente con cosméticos adecuados.
  • Bebe mucha agua. Beber agua es la mejor desintoxicación para tu piel. Las bebidas como el alcohol, el café y los jugos azucarados son líquidos deshidratantes. Elimina estas bebidas para una desintoxicación eficiente. Al despertar, comienza el día con fuerza bebiendo un vaso de agua con zumo de limón. Esto ayuda a la digestión y pone al hígado en modo de desintoxicación para eliminar las toxinas acumuladas.
  • Nada de tabaco ni alcohol. El alcohol deshidrata el cuerpo y la piel y los deja con un aspecto cansado y viejo. Del mismo modo, fumar acelera el envejecimiento al mismo tiempo que daña el colágeno y la elastina.

La desintoxicación de la piel no solo nos permite tener mejor aspecto, sino que nos ayuda a sentirnos saludable de adentro hacia afuera. La eliminación de toxinas dañinas ofrece excelentes resultados y puede hacer que nuestra piel se vea fresca, flexible y suave.

Ver todos los artículos de Estética y Belleza

Deja un comentario