Seis razones para contratar un entrenador personal

Hacer ejercicio está de moda. La gente está cada vez más concienciada de que se tiene que cuidar. Y esta tendencia irá en aumento. Este aumento de la demanda ha hecho que la oferta de centros deportivos y de actividades crezca. Sin embargo, esto no es suficiente para mucha gente.

Es más, mucha gente se animaría a hacer más ejercicio si contara con asesoramiento personal. Pero muchos ven a los entrenadores personales como profesionales enfocados a un tipo de público muy específico, cuando la realidad es bien distinta.

Contratar a un entrenador personal

Personas que empiezan, que no ven resultados, que tienen necesidades específicas o que necesitan un extra de motivación son algunos de los perfiles que pueden demandar los servicios de un entrenador personal, entre otros. Vamos a verlo con más detalle.

El entrenamiento no está dando resultado

Tal vez porque no han seleccionado el tipo de entrenamiento adecuado, tal vez porque no lo estén haciendo bien o tal vez porque su dieta no se ajusta a sus necesidades reales… Un entrenador personal puede ajustar el programa, revisar la dieta y hacer las recomendaciones necesarias para que cualquiera, persiga el objetivo que persiga, pueda mejorar. También puede ayudar a establecer objetivos realistas y adaptados a las necesidades de cada persona.

Quiero empezar pero no sé por dónde 

Hay gente que tiene más o menos claro el objetivo que quiere conseguir, pero no sabe por dónde empezar ni cómo planificarse para alcanzarlo. Aquí el entrenador personal tiene mucho que decir, ya que puede establecer un programa y las fases del mismo en caso necesario, así como dar orientaciones sobre nutrición adaptadas a los objetivos.

Te aburres de hacer lo de siempre

Las personas que entrenan para competir en un deporte o que trabajan sobre todo en la sala de musculación, pueden terminar aburriéndose de hacer lo de siempre. Un entrenador personal les puede ofrecer un programa diferente, con nuevos equipos, incluso más creativo, para motivar a esas personas a seguir con sus entrenamientos.

Necesitas motivación

Hay muchas personas que saben que deben hacer ejercicio y/o que quieren ejercitarse. Pero les falta la motivación para mantener su compromiso. Estas personas necesitan que alguien se haga responsable de ellas, que les guíe, que les impulse, que les exija.

En este caso es una buena opción contratar un entrenador personal, pues es la persona idónea para ello porque, además, puede adaptar el entrenamiento a las necesidades de esa persona y crear un plan que le ayude a mantener un alto grado de motivación.

Lesiones o condiciones de salud específicas

Las personas que tienen alguna lesión concreta, que se están recuperando tras hacer rehabilitación o que tienen una condición de salud concreta (temporal o no) pueden beneficiarse de los servicios de un entrenador personal para mejorar su condición y entrenar de manera segura.

Para entrenar para un evento deportivo

En estos casos, el entrenador no solo puede ocuparse de trazar un plan de entrenamiento adaptado al deportista, sino que puede hacer mucho más, como asesorarle nutricionalmente o mantenerle motivado para que saque el máximo partido a su entrenamiento y a sus posibilidades físicas.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…