Qué es la respiración lateral y su importancia en el método Pilates

Para practicar el método Pilates es necesario aprender varias técnicas de respiración. Una de ellas es la respiración profunda, de la que ya hemos hablado con anterioridad. Otra es la respiración lateral.

Cuando practicamos Pilates necesitamos respirar completamente, aprovechando cada ciclo de respiración para inhalar mucho aire limpio y, posteriormente, eliminar todas las toxinas posible. El objetivo es oxigenar la sangre, aumentar la circulación general y experimentar la sensación de rejuvenecimiento que ofrece una respiración profunda.

Cabe recordar que la respiración es una de las bases del movimiento de Pilates. Con frecuencia coordinamos nuestros ejercicios con el patrón de inhalación y exhalación, y usamos la respiración para iniciar y desarrollar el movimiento. Como vemos en nuestro Curso de Instructor de Pilates, aplicar la técnica de respiración lateral mejorará los resultados de los ejercicios, ya que permite activar el abdomen de forma más eficaz.

Respiración lateral en el método Pilates

Respiración lateral: tomando aire con las costillas

La respiración lateral consiste en tomar aire a la altura de las costillas, es decir, dejando que las costillas se expandan, sin que el abdomen se vea afectado por la toma de aire. Eso permite mantener los músculos abdominales hacia dentro y hacia arriba.

Para realizar la respiración lateral hay que tener en cuenta que no es una respiración normal y natural, por lo que necesita un entrenamiento específico. Para comprobar que se realiza correctamente, coloca una mano en la parte baja del abdomen y otra a la altura de las costillas. Al respirar hondo debes notar que las costillas se expanden, pero no hay movimiento en el abdomen. De hecho, podrás mantener la contracción del abdomen sin que esta acción se vea interrumpida por la respiración. Al inhalar las costillas se cierran, por lo que podrás hacer aún más fuerza con los músculos abdominales.

La respiración lateral en el método Pilates ayuda a desarrollar la fuerza de la base, ya que implica a los músculos abdominales y a los de la parte posterior. Controlando esta respiración se pueden realizar todos los ejercicios del método con mayor facilidad.

Este tipo de respiración no se aplica solo a los ejercicios de Pilates. La respiración diafragmática, con una extensión natural del vientre en la inhalación, sigue siendo la forma más saludable de respirar en nuestro día a día y a la hora de realizar ejercicio. No obstante, usar respiración lateral de Pilates junto con la respiración diafragmática aumentará la capacidad respiratoria total.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…