Razones por las que la gente abandona el ciclo indoor

El ciclo indoor es una de las disciplinas del fitness que más éxito tiene entre los socios de los gimnasios. También es una de las que más fidelidad cosecha entre los participantes. Es una actividad fácilmente adaptable a todos los niveles físicos, es muy fácil de hacer y se consiguen grandes mejoras en muy poco tiempo. Sin embargo, también hay mucha gente que abandona el ciclo indoor en las primeras semanas.

En realidad, la mayoría de la gente que abandona el ciclo indoor lo hace por las mismas razones que se abandonan otras prácticas: aburrimiento, incapacidad o no cumplimiento de los objetivos.

Razones por las que la gente abandona el ciclo indoor

Motivos para abandonar el Ciclo Indoor

Abandono por aburrimiento

La primera razón, el aburrimiento, solo debería ser considerada importante si la tasa de abandono por este motivo es alta. Pero puede pasar que, de vez en cuando, surja alguien que se aburra con esta actividad (no te preocupes, nosotros tampoco entendemos cómo a alguien le puede resultar aburrido el ciclo indoor, pero es lo que hay.

Abandono por incapacidad

Otro motivo muy habitual para abandonar la práctica del ciclo indoor es que el participante se siente incapaz para realizar el entrenamiento. Sin embargo, un buen asesoramiento puede acabar con este problema. En realidad, la adaptación para este tipo de entrenamiento es muy rápida, pero hay que pasar por ella.

Los participantes tienes que saberlo y hay que animarlos. En los casos en los que haya un problema real es importante asesorar al cliente sobre lo que más le conviene. Por ejemplo, hay mucha gente cuyo problema es muscular y que necesitan tonificar.

Por no alcanzar los objetivos

El tercer motivo que hemos mencionado es que mucha gente no ve cumplidos sus objetivos y por eso lo dejan. El problema real en la mayoría de ocasiones es que los objetivos no estaban bien definidos o el participante no estaba bien asesorado. En este sentido, mucha gente hace ciclo indoor para bajar de peso o para ganar musculatura en las piernas, por ejemplo.

Pero esto no es así de simple, no funciona así, y menos en unas pocas semanas. Por eso es muy importante ser realistas, para que la gente no se lleve a engaños.

Detalle de pedal de ciclo indoor

Otras razones por las que la gente abandona el ciclo indoor

Otras razones por las que la gente abandona la práctica del ciclo indoor, y que merece la pena analizar, son, entre otras, las siguientes:

  • Se percibe la actividad como demasiado cara
  • Mal ambiente entre los participantes (algún miembro molesta con su actitud)
  • Condiciones ambientales desfavorables (temperatura, humedad, sonido…)
  • Incomodidad (bicicletas en mal estado, bicicletas demasiado juntas…)
  • Se percibe falta de profesionalidad en el monitor.

Sea cual sea el motivo por el que la gente abandona la práctica del ciclo indoor, es importante que el monitor o el centro deportivo sepan por qué la gente abandona la actividad para poder mejorar y ofrecer a la gente el servicio que busca, en la medida de lo posible.

Consejos para que nadie falte a clase

Mantener motivada a la gente para que siga asistiendo a la clase de ciclo indoor no siempre es fácil. Hay muchas personas disciplinadas que son capaces de motivarse a sí mismas, pero también hay muchas que necesitan una pequeña ayuda para mantener la rutina y que no falte a la clase de ciclo indoor.

Hay que contar con que mucha gente se rinde a la tentación y se queda en casa. Por eso, el trabajo hay que hacerlo antes. No asisten a clase porque no le guste, sino porque simplemente les vence la pereza o el cansancio.

Por eso, una cuestión en la que hay que insistir para ayudar a mantener la motivación alta es en lo bien que se siente uno tras el entrenamiento, en el “subidón” de adrenalina, en la satisfacción que se siente por los retos superados. Felicita a los asistentes al final de la sesión de ciclo indoor recordando todos estos puntos, y también cada vez que se supere un reto.

Motivar y subir el ánimo

Si tienes mucha gente a la que le cuesta ir al gimnasio, insiste en que lo recuerden la próxima vez que la tentación les pese. Un buen aplauso final por parte de todos los participantes, junto con la felicitación y el agradecimiento del monitor de ciclo indoor ayuda a subir el ánimo y a irse con las pilas cargadas.

Otra forma de animar a la gente a que no falte a la clase de ciclo indoor es crear expectativas de cara a la siguiente sesión, así como variar con frecuencia el tipo de entrenamiento, tanto el tipo de entrenamiento en sí como la música empleada en las clases. Intercalar entrenamientos de potencia con otros más aeróbicos y también sesiones de intervalos ayudará a que la gente no se aburra de hacer siempre lo mismo.

Lo mismo ocurre con la música. La propuesta musical ayuda mucho a mantener a la gente motivada en ciclo indoor. De vez en cuando puedes probar con sesiones temáticas (estilos, grupos, bandas sonoras, épocas, etc.). Reconocer la música hace el entrenamiento más llevadero.

Comentábamos al principio la estrategia de crear visión de equipo. En realidad, no necesitamos a nadie para pedalear, pero estar en grupo ayuda mucho a mantener la motivación y a hacer el entrenamiento más entretenido. Como miembros de un equipo no solo nos motivamos apoyándonos en los demás, sino que también podemos sentirnos en parte responsables del rendimiento general y de los resultados finales.

Para muchos, el sentirse parte de un equipo es la excusa para seguir adelante (si otro puede tú también). En cualquier caso, sentirse parte de algo, se mire como se mire, ayuda a estar motivado y a querer seguir participando, y más en una sociedad tan individualista como es esta en la que vivimos hoy.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…