¿Qué es una prueba de esfuerzo?
prueba-esfuerzo

¿Qué es una prueba de esfuerzo?

Realizar una prueba de esfuerzo es algo fundamental que el entrenador personal debe solicitar a la hora de realizar la valoración de la condición física de un cliente. Estas pruebas son tests físicos estandarizados que ofrecen mucha información útil para el entrenamiento y para saber cuál es el nivel físico de los clientes.

Seguro que has visto a deportistas realizando esta prueba, por ejemplo cuando fichan por algún club nuevo o antes de comenzar la pretemporada. Son habituales en la élite deportiva ya aportan seguridad. Son recomendables antes de afrontar cualquier prueba de resistencia, como por ejemplo maratones o triatlones de larga distancia.

¿Qué es una prueba de esfuerzo? 1

Una prueba de esfuerzo es un procedimiento para valorar la condición física del deportista, donde se le lleva a realizar un esfuerzo considerable. Aunque hay varios tipos de pruebas de esfuerzo, una de las más utilizadas es un test progresivo en bicicleta estática o en cinta de correr.

Para realizar esta prueba, comenzamos corriendo o pedaleando a un ritmo cómodo y cada minuto se subirá un peldaño de intensidad, llegando un momento en el que no podamos seguir la prueba debido al agotamiento.

Las pruebas de esfuerzo no son pruebas de mucha duración (como mucho suelen durar 15 minutos). Para obtener los datos útiles de la prueba se hace un electrocardiograma y un análisis
de gases. De este modo se podrá analizar más adelante a qué velocidad ocurren cambios significativos en el corazón del deportista o cómo varía el consumo de oxígeno y dióxido de carbono durante la prueba.

Datos que aporta una prueba de esfuerzo

El primer dato – y más importante- que aporta una prueba de esfuerzo es  descartar que haya algún problema que nos impida seguir entrenando. Las pruebas de esfuerzo son realizadas por médicos deportivos, que analizarán los resultados y el comportamiento de nuestro corazón y podrán ver si hay algo que falla.

Una vez descartado cualquier problema de salud de tipo cardiovascular, en una prueba de esfuerzo el entrenador personal va a sacar muchos datos útiles para la planificación del entrenamiento, como por ejemplo:

  • Frecuencia cardíaca máxima: una cosa es nuestra frecuencia cardíaca máxima teórica (FCMax.) y otra la práctica, que es la que vamos a obtener en esta prueba. Con este dato podemos calcular en porcentaje de pulsaciones las cargas del entrenamiento o saber a qué velocidad de carrera alcanzaremos el límite de nuestro corazón.
  • VO2max: es el consumo máximo de oxígeno que el cuerpo puede procesar. A mayor volumen, mayor resistencia, ya que podemos obtener más energía en los procesos de quema de hidratos de carbono y grasas. Este dato será útil para saber cuál es el nivel de resistencia.
  • Umbral aeróbico (VT1): se refiera a cuántas pulsaciones y a qué velocidad se está utilizando de forma mayoritaria el metabolismo aeróbico. Esto servirá al entrenador personal para establecer la intensidad de nuestros rodajes en los entrenamientos, esa velocidad con la que el deportista se siente cómodo entrenando y con la que puede aguantar mucho tiempo. Entrenar por debajo de este umbral no   proporcionará muchos beneficios a nivel de rendimiento.
  • Umbral anaeróbico (VT2): es el punto de transición entre el uso mayoritario del metabolismo aeróbico y anaeróbico. Ese punto en el cual se empieza a acumular más fatiga y ácido láctico. Sabiendo las pulsaciones y velocidad del umbral anaeróbico se puede hacer una aproximación sobre a qué velocidad máxima puede correr el deportista sin acumular fatiga. Este dato también sirve para calcular la velocidad de las series en el entrenamiento.

Preparación para una prueba de esfuerzo

Por lo general, se recomienda no comer, beber o fumar durante al menos dos horas antes de la prueba. El médico también puede pedir  evitar la cafeína durante 24 horas antes de la prueba. Además, hay que usar ropa y zapatos adecuados.

Por otra parte, hay que evitar usar polvos o lociones en la zona pectoral el día de la prueba. En esta zona se colocan los cables de monitorización  y estas sustancias pueden interferir con la señal.

Además, algunos medicamentos cardíacos pueden interferir con los resultados de una prueba de esfuerzo. Por lo tanto, las personas que tomen algún medicamento deben comunicarlo con anterioridad.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario