Pilates para el dolor de espalda
prevencion lumbalgia|Columna vertebral|dolor de espalda

Pilates para el dolor de espalda

Es muy común que los profesionales recomienden los ejercicios de Pilates para prevenir tratar dolores de espalda. ¿Qué es lo que tiene el Pilates que funciona tan bien para aliviar el dolor de espalda?

Lo que hace al Pilates tan efectivo es que aborda los desequilibrios estructurales subyacentes en el cuerpo que provocan el dolor de espalda. La inestabilidad pélvica, los desequilibrios musculares, las malas posturas o la falta de conocimiento del cuerpo son algunos de los problemas que afectan a la salud de la espalda.

Muchas personas que se acercan al Pilates lo hacen porque tienen dolor de espalda, incluso algún tipo de lesión. Cada vez más lo hacen para prevenir este tipo de problemas. Y tienen razón: el Pilates es un ejercicio muy bueno para la espalda. Por eso el instructor de Pilates debe conocer bien una serie de conceptos relacionados con la columna vertebral.

La columna es el eje central del cuerpo. La columna se eleva desde la pelvis y tiene una gran importancia para la salud de la espalda. Una espalda sana es una espalda fuerte, flexible e indolora.

La columna vertebral

Está compuesta de veintiséis vértebras, las cuales  están alineadas y conectadas por un sistema de articulaciones, ligamentos y músculos que proporcionan movimiento y estabilidad.

Cada vértebra consta de dos partes: el cuerpo y el arco vertebral. El cuerpo es la sección anterior grande, y el arco vertebral es la porción posterior.

Hay tres elementos más que completan las vértebras:

  • Las protuberancias espinosas son marcas corporales visibles en la parte central de la espalda.
  • Las protuberancias transversales son proyecciones huesudas que se extienden ligeramente hacia los lados.
  •  El foramen de las vértebras es la abertura entre el cuerpo de la vértebra y el arco en el que se aloja la médula espinal.

Entre las vértebras están los discos intervertebrales. Estos discos están compuestos de un tipo especial de cartílago formado cartílago y tejido fibroso. El extremo exterior consta de anillos tejidos de fibrocartílagos. El centro está formado por una sustancia gelatinosa y suave.

Uno de los grandes problemas de espalda son las hernias discales. La hernia se produce cuando un disco se rompe por el anillo exterior y permite que la gelatina interior emerja. En casos extremos, esta aparición duele cuando la gelatina presiona contra los nervios espinales.

Los discos se nutren mediante un proceso llamado imbibición. Sin aporte sanguíneo propio, los discos dependen de una acción de esponja para atraer y absorber los nutrientes del tejido  adyacente. Durante los períodos en los que no soportan peso (mientras dormimos) los discos se expanden y absorben fluido. Como resultado  se alarga la columna. Durante la actividad en la que soportan peso, el movimiento presiona el fluido hasta recolocarlo en los tejidos adyacentes y en las vértebras. El fluido vuelve a sustituirse por fluido fresco durante el siguiente período de descanso.

La falta de actividad física hace decrecer la imbibición, mientras que el movimiento, como el que proporciona Pilates, la incentiva.

Musculatura espinal

El torso es la base desde la que operan los brazos y las piernas. Si no está bien estabilizado, el cuerpo tenderá a hacerse daño. El powerhouse es similar a sus conceptos equivalentes en otros ejercicios y rehabilitación como centro o unidad interna.

Consta de los músculos profundos y de las zonas abdominal y espinal, así como de los músculos del suelo pelviano. Esta zona de sinergia funciona para estabilizar el torso de modo que el movimiento pueda ocurrir sin peligro.

No hay que olvidar que sin los músculos que la rodean, la columna sería muy inestable.

Por qué el Pilates es bueno para la espaldadolor de espalda

A menudo, en el fitness tradicional, el recto del abdomen superficial recibe muchísima atención, y se realizan diversos ejercicios que fuerzan la flexión espinal. Sin embargo, hay otros músculos en la zona abdominal que desempeñan un papel más importante en la estabilidad.

Dichos músculos no se adhieren al músculo sino a las aponeurosis (fascia) que rodea la zona del recto del abdomen. Incluyen los abdominales inferiores y los oblicuos internos y externos.

Los músculos oblicuos conjugados contribuyen al efecto de nudo o abrazo compacto de la zona, creando un efecto cruzado. Como la mayoría de las personas tienen abdominales débiles o poco trabajados en comparación con la fuerza de la espalda, el trabajo abdominal que proporciona Pilates es recomendable para casi todo el mundo, ya que no solo ofrece un trabajo adecuado, sino que también lo hace protegiendo la columna vertebral.

Uno de los grandes beneficios del método de ejercicio Pilates es que está diseñado para promover una columna vertebral sana, fuerte y flexible. En Pilates, los músculos centrales de la espalda y el abdomen están entrenados para proporcionar fuerza y ​​flexibilidad a la columna vertebral.

Hay ejercicios que estimulan la columna vertebral y un enfoque general en el desarrollo muscular equilibrado y la alineación esquelética que ayuda a mantener la columna vertebral larga, descomprimida y protegida.

El método Pilates es bueno para la espalda por los siguientes motivos:

Ayuda a conseguir una postura correcta

El método Pilates presta mucha atención a la forma en que las diferentes partes del cuerpo están alineados en relación con las demás. Se pensar en la alineación como la postura, pero una buena postura es un proceso dinámico, que depende de la capacidad del cuerpo para alinear sus partes en función de cómo haya que colocarse para realizar movimientos.

Cuando un cuerpo no está alineado se producen tensiones desiguales, especialmente en la columna vertebral. Los ejercicios de Pilares prestan especialmente atención a la alineación del cuerpo, produciendo un desarrollo muscular uniforme, permitiendo que el movimiento fluya de manera natural.

El Pilates también aumenta la conciencia de la colocación correcta de la columna vertebral y la pelvis, y crea la fuerza interior necesaria r para apoyarse en las curvas naturales de la columna. Esto se llama tener una columna en posición neutra y es la clave para mejorar la espalda para muchas personas.

Pilates desarrolla fuerza de la base

Una buena postura va más allá de estar alineados, y requiere la fuerza de la base. Tener fuerza de la base significa que todos los músculos del tronco son fuertes y flexibles, y que trabajan juntos para apoyar y estabilizar la columna vertebral.

La fuerza de la base requiere más que los grandes músculos superficiales que estamos acostumbrados a pensar que forman el tronco del cuerpo, como el recto abdominal , el six pack (la famosa “tableta de chocolate”) o los grandes músculos de la espalda, ya que los músculos de la base son los músculos que están por debajo de la musculatura superficial.

De este modo, Pilates entrena el cuerpo para que todos los músculos de la base puedan trabajar juntos para apoyar y estabilizar la espalda. Parte del desarrollo de la fuerza de la base efectiva consiste en entrenar el cuerpo para saber cuándo liberar y  activar los músculos de la base. Así, mientras que la fuerza central es el término general, podríamos decir que la coherencia central que enseña Pilates es esencial para la salud de la espalda.

Promueve la flexibilidad

Una columna vertebral sana puede moverse y flexionarse hacia adelante y hacia atrás, girar y moverse de lado a lado, y hacerlo de una manera que utiliza todas las articulaciones que las vértebras.

Conforme se desarrolla la fuerza central, los músculos de la espalda aprenden a trabajar en armonía con los músculos abdominales, formando un soporte protector para la columna vertebral que aumentan el rango potencial de movimiento de la columna vertebral. Los ejercicios de Pilates son fáciles de modificar para que podamos desarrollar la flexibilidad de la columna adaptándose a los ritmos propios individuales.

Pilates aumenta la conciencia corporal

El dolor de espalda nos envía el mensaje de que tenemos que prestar más atención a la forma en que movemos y utilizamos nuestros cuerpos. El método Pilates es un ejercicio de total atención.

No se puede hacer Pilates sin llegar a ser muy consciente de la alineación y la energía que traen al movimiento.Este tipo de práctica consciente es muy potente para las personas con dolor de espalda, ya que no solo les ayuda a mejorar el funcionamiento físico, sino que, a medida que aumenta la conciencia corporal, sus movimientos implican tanto aspectos físicos como mentales.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Comentanos