Tres ejercicios de Pilates para aliviar el estrés
Posicion de reposo en Pilates|piernas elevadas apoydas en la pared|postura del bebe feliz

Tres ejercicios de Pilates para aliviar el estrés

Practicar Pilates tiene multitud de beneficios físicos, y su práctica regular también tiene efectos muy positivos para regular el estrés. Gracias a la aplicación de algunos sencillos fáciles de Pilates, cualquier persona puede conseguir un alivio rápido del estrés.

En un estudio reciente sobre cómo afecta el estrés, la depresión y otros estados mentales al cerebro, se ha encontrado que determinados tipos de ejercicios, como el Pilates, ayudan a regular las reacciones del cuerpo ante estos estados de crisis. 

ejercicio contra el estrés

Neurólogos del Instituto del Cerebro de la Universidad de Pittsburgh han identificado las redes neuronales que conectan la corteza cerebral a la médula suprarrenal, que es la responsable de la rápida respuesta del organismo en situaciones de estrés. Estos resultados proporcionan evidencia de la base neural de una conexión mente-cuerpo. En concreto, los resultados arrojan nueva luz sobre cómo el estrés, la depresión y otros estados mentales pueden alterar la función del órgano, y muestran que existe una verdadera base anatómica de la enfermedad psicosomática.

La investigación también ha descubierto un sustrato neuronal concreto que puede ayudar a explicar por qué la meditación y ciertos ejercicios como el yoga y el Pilates puede ser  útiles en la modulación de las respuestas del cuerpo al estrés físico, mental y emocional.

Para conseguir los máximos beneficios de estos ejercicios es importante aplicar la respiración profunda y buscar la postura neutra de la columna vertebral. piernas elevadas apoydas en la paredVamos a ver tres ejercicios uno a uno, de manera independiente. Puedes hacer los que quieras, encadenándolos a tu gusto. Dependiendo de la circunstancia -tiempo, lugar, atuendo, etc.-, tal vez solo puedas hacer uno o dos.

Ejercicios de Pilates contra el estrés

Eleva los pies

Túmbate y apoya las piernas contra la pared, respirando profundamente, con los brazos a los largo del cuerpo. Relaja los hombros. Cierra los ojos. Intenta que tus piernas se coloquen a 90 grados respecto a tu torso. En esta postura se descarga la tensión de las piernas.

Para levantarte, flexiona las piernas colocando las rodillas sobre tu pecho y rueda un lado sobre ti mismo despacio hasta colocarte en cuadrupedia. Desde esa postura podrás levantarte pasando por la posición se sentado sobre los talones o elevar la cadera y caminar hacia atrás con tus manos y, cuando llegues a los pies, terminar de estirar la columna articulando una a una las vértebras hasta quedar completamente de pie.

Posición de reposo constructivoPosicion de reposo en Pilates

Colócate tumbado hacia arriba, con las piernas flexionadas ligeramente abiertas y los brazos a lo largo del cuerpo ligeramente separados del tronco.

Recuerda no forzar la espalda, relajar los brazos y mantener la columna en posición neutra. Respira profundamente y cierra los ojos. Esta postura te ayudará a sincronizar mente y cuerpo y liberar la tensión.

Para levantarte, sigue las instrucciones indicadas en el ejercicio 1.

Postura del bebé feliz

Esta es una postura con la que se consigue una gran liberación del estrés.postura del bebe feliz

Para empezar, túmbate en el suelo mirando hacia arriba con las piernas flexionadas y abiertas y los pies apoyados. Luego lleva las rodillas al pecho y abrázalas. A continuación, abre las rodillas y coge los tobillos con tus manos por la parte interior de las piernas, manteniendo los pies flexionados. En esta posición, balancea suavemente de derecha a izquierda. Si no puedes o te sientes incómodo, mantén la postura anterior. No olvides respirar profundamente.

Para levantarte, sigue las instrucciones indicadas en el ejercicio 1.

Pilates y otros, como respuesta al estrés

Otro resultado sorprendente fue que las áreas motoras de la corteza cerebral, que participan en la planificación y ejecución de movimiento, proporcionan un aporte sustancial a la médula suprarrenal. Una de estas áreas es una parte de la corteza motora primaria que se ocupa del control del movimiento del cuerpo axial y la postura.

Esta entrada a la médula suprarrenal puede explicar por qué los ejercicios corporales básicos son tan útiles en la modulación de las respuestas al estrés. Ejercicios tranquilizantes como el Pilates, el yoga, el tai chi e incluso el abile requieren una correcta alineación del esqueleto, así como coordinación y flexibilidad.

En general, estos resultados indican que existen circuitos para vincular el movimiento y la cognición y afectan tanto a la función de la médula suprarrenal como al control de la tensión. Este circuito puede mediar los efectos de los estados internos como el estrés crónico y la depresión en la función del órgano y, por tanto, proporcionar un sustrato neural concreto por alguna enfermedad psicosomática.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario