Los beneficios de hacer Pilates

La sociedad en general desconoce de los muchos beneficios que aporta la práctica de Pilates de manera regular, beneficios que pueden variar desde beneficios para la salud como beneficios a nivel estético. Esta disciplina, la cual fue creada por el alemán Joseph H. Pilates, es realmente popular entre grandes y reconocidas famosas y artistas como Madonna, Cameron Díaz o Jennifer Aniston.

Los seguidores del método Pilates crecen día a día, en todos los grupos de edad de ambos sexos. No es de extrañar que este método sea cada vez más popular, dado su enfoque en la conexión de la mente y el cuerpo y en la construcción de una base fuerte.

Fuerza y flexibilidad con Pilates

El método Pilates tiene muchos beneficios, entre ellos, los siguientes:

  • Mejora la alineación del cuerpo.
  • Fortalece los músculos abdominales, los músculos de la espalda y los músculos estabilizadores.
  • Estira, fortalece y relaja el cuerpo.
  • Mejora la fuerza, la flexibilidad, el acondicionamiento cardiovascular.
  • Ayuda a prevenir lesiones y a mejorar el rendimiento de un deporte.

Pero muchas personas aún creen que el Pilates es una especie de versión del yoga. Sin embargo, ambas disciplinas son diferentes. El pilates está más centrado en estabilizar y fortalecer el suelo pélvico, así como fortalecer el núcleo. En muchos movimientos, se mantiene el torso en su lugar mientras se mueven las extremidades en diferentes direcciones, lo que desafía el equilibrio, la fuerza de la base, la estabilidad y la flexibilidad.

Los grandes beneficios del Pilates

Se encarga de trabajar sobre el estado anímico de la persona así como el sistema inmunológico. Los beneficios que aporta sobre la salud resultan verdaderamente sorprendentes, ya que a diferencia de otras actividades físicas te garantiza belleza y bienestar tanto corporal como mental. Uno de los principales beneficios que ofrece la práctica de Pilates es que ayuda a mejorar la concentración y a disminuir el estrés que se acumula en el organismo.

Y es que la práctica de Pilates requiere de mucha concentración, ya que durante la práctica de estos ejercicios no se debe pensar en otra cosa que no sea el cuerpo y los ejercicios, dejando de lado cualquier otro tipo de pensamiento.

Otro de los beneficios que brinda el Pilates es que ayuda a mejorar la respiración y favorece la relajación corporal así como mental. La perfecta combinación entre la respiración y estos ejercicios logra una mejora en la capacidad respiratoria de la persona, ideal para quienes sufren de problemas de tipo respiratorio.

Estos ejercicios son muy controlados, por lo que no existe el riesgo de lesión o fractura, de modo que se presenta como una estupenda alternativa para personas que padecen osteoporosis, logrando favorecer la recuperación ósea.

El Pilates mejora la fuerza base

Todos necesitamos desarrollar la fuerza, más allá de nuestras metas deportivas o de nuestros gustos estéticos. Y no es solo una cuestión de  es “cuánto peso puedo levantar” o “hasta dónde puedo correr”.

El método Pilates te puede ayudar a desarrollar la fuerza que necesitas no solo para desarrollar tus actividades cotidianas, sino también para ser más eficiente tanto en el trabajo como en tu actividad deportiva.

Un elemento clave del método Pilates es mantener el cuerpo en posiciones que son muy naturales. Curiosamente, esto el cuerpo y la mente lo encuentran poco natural,  no porque el cuerpo no pueda hacer este movimiento, sino porque no son posiciones que normalmente mantengamos durante el día.

Al hacer esto, estamos activando combinaciones de músculos y articulaciones que probablemente no se haya empleado recientemente, puede que nunca. Esto nos  permite ser aún más fuertes en todo el cuerpo en lugar de solo en los músculos que se usan habitualmente.

El método Pilates es un ejercicio de bajo impacto. Esto significa que no importa cuál sea tu nivel de condición física o tus circunstancias, ya que en cualquier caso puedes aumentar la fuerza.

Como método de recuperación

La fuerza es importante para todos. Aunque es particularmente importante para quienes se recuperar después de una lesión o similar (una enfermedad, un parto, un largo periodo de sedentarismo…). Si estas personas no se toman el tiempo para recuperar su fuerza después de una lesión, es más probable que vuelvan a lesionarse la misma área o que no recuperen su capacidad anterior.

Pilates ayuda a la recuperación manteniendo las partes sanas del cuerpo en movimiento y permitiendo que el área dañada se cure lentamente. También puede ayudar a romper el tejido cicatricial que se crea durante el proceso de curación, lo que puede aumentar el rango de movimiento y la fuerza más rápido que si estuviera totalmente inactivo.

Hot Pilates

Pilates para mejorar la resistencia muscular

En un estudio realizado en 2010 quiso determinar los efectos del ejercicio de Pilates en la resistencia abdominal, la flexibilidad de los isquiotibiales, la resistencia muscular superior del cuerpo, la postura y el equilibrio. Cincuenta sujetos fueron reclutados para participar en una clase de Pilates durante 12 semanas de duración, durante 1 hora 2 veces por semana.

Los sujetos fueron asignados al azar al grupo experimental o al grupo de control. Tras 12 semanas, el grupo que hizo Pilates mostró un nivel significativo de mejora en todas las variables, excepto la postura y el equilibrio.

Este estudio demostró que en los hombres y las mujeres activos de mediana edad, la exposición a los ejercicios de Pilates durante 12 semanas, durante dos sesiones de 60 minutos por semana, era suficiente para promover aumentos estadísticamente significativos en la resistencia abdominal, flexibilidad de los isquiotibiales y la resistencia muscular superior del cuerpo. Los participantes no demostraron mejoras en la postura o el equilibrio en comparación con el grupo de control.

Este estudio sugiere que las personas pueden mejorar su resistencia muscular y flexibilidad usando los ejercicios de Pilates de relativamente baja intensidad que no requieran de equipo o un alto grado de habilidad.

Postura corporal

Además, ayuda a corregir la postura corporal, refuerza los músculos del abdomen y de la pelvis, y ayuda a prevenir las lesiones en articulaciones. En el caso de las personas mayores, permite adquirir una mayor agilidad y flexibilidad en los movimientos, además de ayudar a mejorar el equilibrio.

En cuanto a la estética se refiere, la práctica de Pilates logra estilizar la figura, moldearla, además de fortalecer la musculatura. A pesar de que se trata de un ejercicio que quema pocas calorías en relación de otros ejercicios o actividades físicas, hay que señalar que el Pilates consigue moldear la figura gracias a tratarse de ejercicios sumamente precisos. Cualquier persona es apta para poder practicar Pilates. Revitalizar cuerpo y mente nunca ha sido tan fácil, una actividad que te permitirá alcanzar la máxima plenitud y bienestar.

Para mejorar la flexibilidad

Hay gente que piensa que como no es muy flexible no puede hacer pilates, pero no es así. No necesitas ser flexible para empezar a practicarlo. Y lo que es seguro es que poco a poco irás ganando flexibilidad, aunque necesites adaptar los ejercicios a tus necesidades personales.

En este sentido, diversos estudios han demostrado que practicar el método Pilates mejora la flexibilidad. Por ejemplo, un estudio sobre los efectos del entrenamiento en la estabilidad y flexibilidad lumbo-pélvica publicado en el Asian Journal of Sports Medicine en 2011, encontró que el grupo de entrenamiento de pilates mejoró significativamente la flexibilidad  durante intervalos de tiempo.

Este efecto también fue significativamente mayor que el grupo de control durante las 4 semanas y las 8 semanas del período de entrenamiento. Además, entre 65% y el 85% de los sujetos del grupo pilates pasaron la prueba de estabilidad lumbo-pélvica a las 4 y 8 semanas de los períodos de entrenamiento, respectivamente. Ningún sujeto del grupo de control no pasó la prueba en ninguna etapa.

Según los autores de este estudio, el método Pilates puede usarse como un programa de ejercicios complementarios para mejorar la flexibilidad, mejorar el control y la movilidad de los segmentos del tronco y la pelvis. También puede prevenir y atenuar la predisposición a lesiones musculoesqueléticas axiales.

Otro estudio sobre la efectividad del método para reducir el grado de escoliosis no estructural y mejorar la flexibilidad y el dolor realizado en estudiantes universitarias, encontró que el método Pilates producía una reducción en el grado de escoliosis no estructural, aumento de la flexibilidad y disminución del dolor respecto al grupo de control. El estudio fue publicado en 2012 en el Journal of Bodywork and Movement Therapies. 

Mejoras en trastornos y enfermedades

Beneficios para autistas

La conexión mente-cuerpo es uno de los beneficios más valorados por las personas que practican Pilates. Y no se trata de nada relacionado con la meditación, sino con la relación mente-músculo.

En las personas autistas o con algún otro TEA, las conexiones entre el cuerpo y el cerebro pueden no estar bien creadas, y los mensajes que recibe su sistema nervioso no siempre están en sintonía. Estos mensajes están sujetos a errores en algunos puntos clave en el viaje a través del cuerpo, surgiendo algunos fallos de funcionamiento en la señal que ocurren en las sinapsis neuronales.

En una sesión típica de Pilates, los movimientos se ejecutan inicialmente por medio de órdenes verbales. Los practicantes deben convertir esas palabras y señales visuales en movimiento físico. Si esto puede ser un reto para cualquier persona, las personas con TEA podrían enfrentarse a un reto que inicialmente se antoja insuperable. Curiosamente, los resultados sugieren lo contrario.

En varios estudios de casos que informaron sobre el uso de Pilates como una modalidad terapéutica auxiliar en tratamientos de pacientes con TEA, los participantes demostraron una notable mejora en la marcha, en el sueño e incluso un aumento en el habla. Para los adultos autistas con problemas posturales y patrones respiratorios deteriorados, el fortalecimiento del centro y las técnicas de respiración empleados en una lección de Pilates puede tener efectos dramáticos que se extienden mucho más allá de la sesión.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…