Las zapatillas de deporte y el problema de la evolución del pie
corredora-frente-guepardos-min|correr-descalzo-o-con-zapatillas-1-CIM-Formacion|correr-descalzo-o-con-zapatillas-2-CIM-Formacion|correr-descalzo-o-con-zapatillas-4|correr-descalzo-o-con-zapatillas-5

Las zapatillas de deporte y el problema de la evolución del pie

El Homo Sapiens y sus antepasados corren desde que descendieron de los árboles, abandonaron el hábito de caminar a cuatro patas y adoptaron la postura erecta.

En los últimos 4 millones de años se han producido dos cambios importantes en la forma en que corremos. El primero fue alrededor de hace 2 millones de años, en la transición entre nuestro antepasado, el Australopithecus Afarensis (la famosa Lucy), y el hombre moderno. Los huesos de nuestras piernas fueron rediseñados por la evolución. Las piernas se volvieron más largas y rectas, la longitud de los dedos disminuyó y la planta del pie se arqueó.

Muchos antropólogos creen que este cambio anatómico fue el que nos hizo capaces de correr largas distancias.

Correr con zapatillas

El segundo cambio se produjo en 1970, cuando aparecieron las zapatillas de deporte con sofisticada amortiguación en el talón.

En los últimos años se ha descubierto que este segundo cambio, no introducido por la selección natural darwiniana sino por la creatividad humana, probablemente fue un error. Este descubrimiento irá cambiando el diseño de las zapatillas de deporte que encontraremos en las tiendas en los próximos años.

Los científicos han estudiado el modo en que cinco grupos de corredores de larga distancia pisan en el suelo al correr. Los dos primeros grupos eran corredores estadounidenses, uno que corre con zapatillas y otro descalzo.

Los otros tres grupos pertenecen a los famosos corredores de larga distancia de Kenia, y se dividen en: adolescentes que siempre han corrido descalzos, adolescentes que siempre corren con zapatillas de deporte y adultos que han comenzado a correr con zapatillas de deporte recientemente.

Pisada de talón

Una decena de corredores de cada grupo fueron grabados mientras corrían en pistas con sensores de presión. De esa manera fue posible analizar exactamente cómo se comportan las piernas durante los pasos y cuál es la presión que hace el pie sobre la pista en cada instante.

Lo que se descubrió es que entre los corredores que habitualmente corren con zapatillas, la primera parte del pie que toca el suelo es el talón. Esto hace que la presión sobre la pista (y de la pista sobre el pie) aumente de 0 a 2,4 veces el peso del corredor en menos de una centésima de segundo.

En un corredor que pesa 70 kg, la presión en el talón pasa de 0 a 168 kg. Cuando el pie gira y la planta toca el suelo, la presión cae rápidamente y se eleva de nuevo cuando el peso se desplaza a la parte delantera del pie.

En estos corredores, que “se posan” en la pista con el talón, en cada paso la presión sube y baja dos veces bruscamente. Las zapatillas de deporte modernas atenúan el efecto, pero el efecto de subida y descenso continúa presente.

Correr descalzo

Por el contrario, los corredores descalzos, sean kenianos o estadounidenses, no se posan en la pista con el talón, sino con toda la planta del pie o incluso con la parte anterior. El efecto de eso sobre la presión es impresionante.

correr-descalzo-o-con-zapatillas-1-CIM-Formacion

La primera diferencia es que la presión aumenta diez veces más lentamente, llegando a 2,4 veces el mismo peso en una décima de segundo (en lugar de en una centésima de segundo). El segundo efecto es que la curva de presión de cada paso deja de tener dos picos y se convierte en una curva simétrica con un solo pico.

Menor presión y sufrimiento

Basándose en estos datos, los científicos pudieron calcular las presiones y tracciones sufridas por cada articulación y huesos de la pierna. La conclusión es que la pierna de los corredores que tocan el suelo con el talón sufre mucho más, aunque esté protegida por una zapatilla de deporte moderna, lo que tal vez explique porqué el 75% de los corredores de larga distancia que usan zapatillas sufren lesiones.

correr-descalzo-o-con-zapatillas-2-CIM-Formacion

La conclusión es que el uso de zapatillas acolchadas maleducan a los corredores, induciendo a posarse sobre el talón, lo cual facilita las lesiones. Para un darwinista, no es ninguna sorpresa. La sorpresa sería si un grupo de ingenieros en una fábrica de zapatos hubiese logrado desarrollar en 30 años una solución mejor que la obtenida por el proceso de selección natural durante más de 4 millones de años.

Después de todo, la capacidad de correr largas distancias fue seleccionada debido a que aumentó la eficiencia con la que nuestros antepasados conseguían cazar y escapar de los depredadores. Hasta hace poco, muchas tribus seguían persiguiendo cuadrúpedos durante días, comiendo durante la carrera, hasta que la presa, hambrienta y exhausta, era abatida.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario

Añadir comentario