¿Es posible eliminar la grasa localizada o zonal?
grasa zonal

¿Es posible eliminar la grasa localizada o zonal?

Muchos deseamos que la respuesta a tal pregunta sea afirmativa. Ya que, hay zonas donde la grasa se queda retenida y es muy difícil eliminar. Los odiosos michelines, por ejemplo.

Aunque llevemos una dieta saludable y mantengamos una rutina de deporte diaria, en ocasiones no logramos reducir una determinada zona con grasa como la que rodea la barriga, cartucheras o piernas. ¿Pero por qué? ¿A qué se debe esto?

Lo primero que tenemos que saber, es que la grasa es fundamental para nuestro organismo y que no está ahí para fastidiarnos los días. Además, podemos encontrar diferentes tipos de grasas y cada una de ellas nos aporta un beneficio diferente a nuestro organismo. Es más, incluso nos pueden ayudar a adelgazar más rápido. Sólo es cuestión de conocer los diferentes tipos de grasas que existen y mantener un equilibrio entre ellos con algo de dieta y ejercicio.

Los tipos de grasas
  • La grasa subcutánea

Como su nombre indica, es la grasa que se encuentra debajo de nuestra piel. Este tipo de grasas se encarga de aportar energía y relleno para dar consistencia al organismo.

Cuando empezamos a hacer dietas, la primera grasa que quemaremos será la grasa subcutánea. De ahí que si no nos ayudamos con ejercicio en la pérdida de kilos, nuestra piel perderá consistencia y firmeza. Dando un aspecto de flacidez por todo el cuerpo.

  • La grasa marrón

Este tipo de grasa es la más beneficiosa para nuestro organismo y sobre todo para la pérdida de kilos. La grasa marrón se activa con el metabolismo corporal cuando sentimos frío, así calienta nuestro cuerpo. Con ello consumiremos energía que es derivada de la grasa almacenada.

Cundo la temperatura corporal baja y empezamos a tener frío, la grasa marrón se activa para conseguir energía y así mantener una temperatura más elevada en todo el organismo. El efecto es igual a pasar una hora de ejercicio moderado.

  • La grasa visceral

Por último, el tipo de grasa visceral. Es la grasa que podemos encontrar en las capas más internas y la encargada de rellenar los espacios que se encuentran entre víscera y órgano. Este tipo de grasa no suele ser la causante del exceso de peso, aunque se suelen dar casos de un nivel elevado de este tipo de grasas.

Para poder quemar la grasa visceral es necesario atacar desde el interior. Es decir, llevando una dieta saludable baja en grasas y rica en frutas y verduras. Además de un ejercicio diario.

Después de conocer los diferentes tipos de grasas que tenemos en nuestro organismo y para qué sirven cada una, es hora de saber mantener el equilibrio entre ambas con ayuda de una dieta sana y de ejercicios diario. Con estas pautas conseguiremos reducir centímetros de las zonas más problemáticas, como por ejemplo, el abdomen y las cartucheras.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Ver todos los artículos de Estética y Belleza

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Comentanos