El futuro del entrenamiento personal

La figura del entrenador personal ha evolucionado mucho desde que, en sus inicios, comenzaron a aparecer los primeros centros deportivos y es, a día, de hoy, un figura importante que ofrece un servicio muy demandado. Sin embargo, la pregunta de hasta dónde llegará el fenómeno del entrenador personal está en el aire.

En realidad, no parece que haya indicios de que este fenómeno empiece a agotarse. Al contrario, tiene por delante interesantes expectativas de desarrollo y continuidad.

Máquina de entrenamiento
Foto: Victor Freitas en Unsplash

Ahora bien,  parece que la evolución del entrenador personal dependerá de un único factor clave: la disponibilidad de profesionales cualificados. De hecho, para poder desarrollar este servicio de forma adecuada y constituir un mercado estable y próspero es necesario disponer de entrenadores personales cualificados.

Entrenadores profesionales cualificados

La cualificación profesional del entrenador personal tiene que ver fundamentalmente con tres aspectos: la formación, los conocimientos específicos, y los recursos para atender las necesidades de los clientes. Vemos cada uno de estos aspectos con más detalle.

Formación del entrenador personal

La formación y el reciclaje continuo del entrenador personal debe ser uno de los principales elementos diferenciales de esta profesión. En general, está bastante extendida la idea de que un profesional especializado debe reinvertir en formación al menos entre un 25% del total de su facturación anual. Solo así podrá seguir innovando con sus clientes.

Sin embargo, la formación especializada en entrenamiento personal está actualmente poco definida en nuestro país. Esto puede suponer un importante freno al desarrollo de este nuevo
mercado. No obstante, existen diferentes iniciativas orientadas a atender las necesidades de formación especializada para estos profesionales, que reflejan la falta de madurez general del sector.

Conocimientos del entrenador personal

La de entrenador personal es un profesión que necesite una revisión constante de sus conocimientos y muchas horas de dedicación y estudio. De hecho, dar credibilidad y valor a este trabajo pasa por dominar múltiples contenidos y variables que afectarán al entrenamiento, y por tanto, a los resultados de cada programa. Es más, saber cómo actuar en cada caso requiere sólidos recursos.

Recursos del entrenador personal

Por otra parte, un entrenador personal debe conocer y controlar múltiples herramientas y recursos para alcanzar sus objetivos y potenciar el grado de adherencia de sus clientes al programa de
actividad física.

El ser humano vive absolutamente influido y mediatizado por la presencia, utilización y aprovechamiento de lo que hemos denominado como tecnología. Esta situación ha cambiado en los últimos años la forma de relacionarnos con los demás y con nuestro entorno.

Esta revolución ha afectado especialmente a los sectores sociales con mayor poder adquisitivo y mayor formación, que han podido disponer de grandes novedades. El principal grupo de clientes del entrenador personal se encontrará en los próximos años en este sector de mayores recursos socioeconómicos, que es también el más avanzado tecnológicamente.

Por lo tanto, para posicionarse en este nuevo mercado es necesario conocer, aplicar y potenciar el uso de nuevas tecnologías, ya que serán, en gran parte, también responsables del éxito.

No obstante, aunque exista la necesidad de conocer y dominar las nuevas tecnologías de aplicación en el entrenamiento deportivo, no hay que olvidar la importancia de los recursos didácticos y metodológicos a la hora de plantear las actividades a desarrollar con los clientes.

Además, estos recursos no se limitan tan solo a los materiales. El entrenador personal debe disponer también de recursos de comunicación, de inteligencia emocional, de carisma personal, en  definitiva, de recursos para atender adecuadamente a sus clientes.

Nuevas tecnologías

Aunque, de momento, es un tema menor, está por ver cómo afecta la introducción de tecnología en el trabajo del entrenador personal. Además de poder monitorizar la actividad de los clientes, en unos años será posible entrenar a distancia pero con el entrenador enfrente, gracias a la realidad virtual y a los hologramas.

El entrenador personal del futuro deberá trabajar constantemente en su formación, deberá desarrollar sus habilidades de comunicación y venta, deberá disponer de unos sólidos conocimientos y, por último, deberá estar dispuesto a seguir aprendiendo siempre.

Lejos de convertirse en una figura pasajera, el entrenador personal cambiará la forma en la que ahora se entiendo el proceso de entrenamiento con la población genera  y, en los próximos años, se constituirá como un valor de referencia en el ámbito de la actividad física y el deporte.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…