El ejercicio mejora la memoria en mujeres que han sufrido cáncer de mama

Se sabe que las supervivientes de cáncer de mama pueden experimentar problemas con ciertas capacidades mentales, independientemente de si fueron tratadas con quimioterapia más radioterapia o solo radioterapia, incluso hasta varios años después del tratamiento.

Un nuevo estudio ha encontrado que la actividad física de moderada a vigorosa se relaciona con la mejora de la memoria subjetiva en estas pacientes en lo que se refiere a los problemas de memoria, es decir, que hacer ejercicio mejora la memoria en mujeres que han sufrido cáncer de mama.

El ejercicio mejora la memoria en mujeres que han sufrido cáncer de mama

Problemas de memoria tras un cáncer de mama

Los problemas de memoria en la mujeres supervivientes de cáncer de mama parecen estar relacionados con el elevado estrés que les genera la carga de la experiencia vivida, y pueden no ser específicos para los tratamientos de quimioterapia o radiación.

Al parecer, la mejora experimentada se debe a que la actividad física alivia el estrés y beneficia a las mujeres psicológicamente, lo que a su vez ayuda a su memoria.

Los investigadores de la Universidad del Noroeste (en Illinois, EEUU) que han llevado a cabo el estudio, explican que los resultados de su investigación sugieren que los problemas de memoria reportados por las pacientes parecen estar relacionados con factores emocionales, que incluyen estrés, baja confianza en sí mismas y cansancio, entre otros.

El ejercicio mejora la memoria

En el estudio, más actividad física se asoció con mayores niveles de confianza en una misma, menos angustia y menos fatiga, que a su vez se asocia con niveles más bajos de deterioro de la memoria percibida. Los investigadores encontraron que las suprevivientes de cáncer de mama que tenían niveles más altos de actividad física moderada y vigorosa, como caminar a paso ligero, montar en bicicleta, trotar o ejercicios en grupo, tenían menos problemas de memoria subjetiva.

Los investigadores examinaron la memoria y el ejercicio realizado en en mujeres que han sufrido cáncer de mama en las dos ramas del estudio: uno en la percepción subjetiva de los datos de 1.477 mujeres en todo el país; el otro en acelerómetros usados ​​por 362 mujeres. Los hallazgos muestran que la mejora de la memoria a los niveles más altos de actividad física fueron consistentes entre los dos grupos de estudio.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…