Tipos de barriga y cómo hacerlas desaparecer
Mujer midiéndose la barriga

Tipos de barriga y cómo hacerlas desaparecer

Cuando llega el buen tiempo, llega también la época del estrés y las ganas de ponernos en forma. Y una de las zonas más problemáticas para adelgazar siempre suele ser la barriga.

Lo primero que nos pasa por la mente es hacer miles de abdominales para conseguir la famosa “tableta” o al menos dejar de ver tanta barriga. Pero, aunque suene increíble, hincharse a realizar abdominales no es la solución para rebajar la panza en la mayoría de los casos, ya que existen varios tipos de barriga y cada una tiene su explicación.

Tipos de barriga

La deseada tableta no se consigue en 1 o 2 meses y para que esté definida es muy importante eliminar la grasa depositada. Así que el primer trabajo es reducir la grasa, pero primero debes saber qué tipos de barriga existen.

Barriga caída o flácida

Es el tipo de barriga “doble”, flácida y caída. Se debe a llevar una vida excesivamente sedentaria. En estos casos es fácil observar que la piel ha perdido toda la firmeza que tenía. De ahí ese aspecto de descolgamiento. Aparte, también se debe al consumo continuo de alimentos azucarados o de comer muchos hidratos de carbono y poco ejercicio.

La barriga flácida puede aparecer en cualquier momento de nuestra vida. Lamentablemente, la mayoría de las personas sólo necesitan “dejarse” unos meses para que aparezca.

Por suerte, este tipo de barriga flácida es la más fácil de eliminar. Solo debemos realizar ejercicio cardiovascular (correr) y bajar la cantidad de carbohidratos refinados en la alimentación diaria.

Barriga por estrés o hinchada

Éste tipo de barriga se da en personas con problemas de síndrome del intestino irritable o por intolerancia alimenticia. Destaca de las demás por ser una vientre hinchado, que se agrava después de comer o de tomar determinados alimentos.

También es destacable que al tocar el vientre se note bastante duro y no maleable como el anterior tipo de barriga. Aunque no parezca creíble, una barriga hinchada puede incrementar el volumen en hasta 5 centímetros.

Para contratacar éste tipo de barriga debemos llevar buenos hábitos alimentarios y descubrir qué alimento o alimentos nos sienta mal. Además, es muy importante que eliminemos el exceso de cafeína y las comidas que producen gases e intolerancias.

Un gran truco es llevar una vida sin estrés y aumentar el magnesio para calmar el vientre estresado. Puedes utilizar alimentos ricos en magnesio o un suplemento mineral.

Tipo de barriga pequeña baja

El típico tipo de barriga que por mucho que hagamos ejercicios y llevemos una alimentación sana sigue estando ahí. Probablemente es el tipo de panza más difícil de eliminar, porque es provocado por un desarrollo excesivo del vientre en la parte baja.

Lo más importante es cambiar la alimentación y seguir llevando una buena nutrición. Pero añadiendo mucha fibra para combatir la inflamación, hinchazón y estreñimiento.

En este caso, los ejercicios de abdominales no son los más recomendables, ya que al desarrollar la musculatura de los oblicuos podemos acentuar el efecto de vientre hinchado y bajo. Lo ideal es combinar o realizar ejercicios con ayuda de pesas, que quemarán más cantidad de grasa en un corto período de tiempo.

Tipo de barriga de embarazada

Barriga de una mujer embarazada

Este tipo de barriga se da en la mayoría de mujeres que han dado a luz y no se han cuidado después del embarazo, pues después de un parto el útero se cae y si no lo devolvemos a su sitio quedará un vientre amplio e hinchado.

Lo más básico para reducir éste tipo de barriga es entrenar de nuevo el suelo pélvico e intentar fortalecer los músculos. Para impedir que ocurra debemos realizar ejercicios pélvicos después de unos dos o tres meses del parto. Actualmente existen grupos de entrenamiento específicos para mujeres que acaban de ser madres, en los que se incide en los ejercicios hipopresivos, que rehabilitan el suelo pélvico y mejoran la diástasis abdominal. Recuerda que no es aconsejable realizar abdominales u otro deporte sin haber tratado la diástasis.

Lo ideal es tomar suplementos de Omega 3, eliminar el exceso de grasas animales o trans y mantener una buena alimentación.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario